Diciembre es el mes de las transformaciones. El aire se enfría, el año concluye y las festividades están a la vuelta de la esquina. La sensación de que estamos ante el principio del fin imbuye nuestras conciencias, y la luna inunda el cielo con su máximo brillo.

La última luna llena del año ocurrirá el sábado 22 de diciembre a las 11:48pm en el horario de México, según el portal Time and Date. Su nombre, “luna fría”, es un vestigio milenario de los humanos que nos precedieron en el tiempo y que marcaban el cambio de estaciones volteando a mirar el cielo. 

Disfrutar de esta luna unos cuantos días antes de Navidad es una oportunidad imperdible. Aquí te ofrecemos algunos planes para admirarla en la noche más oscura del invierno.

 

Busca el cielo más oscuro

Si cuentas con un telescopio propio, es la ocasión ideal para admirar cada uno de sus cráteres. De no ser así, hay varios centros en la Ciudad de México que tienen observatorios abiertos al público, entre ellos el Centro Astronómico Clavius.

Otra gran opción es hacer de este evento una oportunidad de viaje y alejarse lo más posible de las luces de la ciudad.  

 

Toma la fotografía perfecta

¿Por qué no congelar en el tiempo esta visión única? Después de contemplar su brillo con el ojo desnudo, es buena idea eternizarla en una fotografía. Aunque los astros no suelen reflejarse bien en las pantallas de los celulares, capturar un retrato nítido y detallado de la luna es posible. Aquí encontrarás algunos hacks para lograrlo.

 

Medita

La luna nos recuerda que somos seres universales. No importa de dónde provengamos, atestiguar su rostro inabarcable trae a la mente la grandeza del cosmos y nuestro lugar en él. Es un momento ideal para reflexionar en la oscuridad y conectarse, a través de la mirada y la respiración, con esa conciencia interior que está unida a todo. Estar en contacto con la naturaleza tanto como sea posible mejora la salud y mantiene la alegría.

 

Comienza a planear

La luna en la noche más larga del año anuncia el solsticio de invierno, trayendo a la mente los ciclos vitales de crecimiento y cosecha. ¿Qué has conseguido hasta ahora? ¿Qué está por venir? A veces, los techos bajo los que transcurre nuestra acelerada vida pueden limitar nuestra visión. Disfrutar de esta luna puede, como en los tiempos antiguos, marcar el inicio de una etapa nueva en nuestras vidas.