Astrofísicos de la Universidad de Standford comprueban las sospechas de Albert Einstein sobre los rayos X que emanan los agujeros negros, así lo informaron en una investigación publicada en la revista Nature. Por primera vez se observó luz detrás del lado más lejano de un agujero negro, lo que confirma nuevamente la Teoría de la Relatividad General.

Dan Wilkins, astrofísico de la Universidad de Standford, notó un patrón intrigante proveniente de una galaxia lejana a 800 millones de años luz. Observó una serie de destellos brillantes de rayos X, pero en un giro inesperado la situación se volvió más intrigante todavía. Los telescopios registraron destellos adicionales de rayos X, aunque estos eran más pequeños y de diferentes ‘colores’ que los primeros destellos registrados por Wilkins.

rayos X agujero negro

Según la teoría, estas luces o destellos eran consistentes con los rayos X reflejados desde detrás de un agujero negro. No obstante, según lo que sabemos nada que entre en un objeto de este tipo puede escapar, ni siquiera la luz. Por lo que la comprensión del fenómeno se volvió un reto. Según el propio Wilkins “cualquier luz que entra en ese agujero negro no sale, por lo que no deberíamos poder ver nada que esté detrás del agujero negro”. No obstante, hay otra explicación para este fenómeno. “La razón por la que podemos ver eso es porque ese agujero negro está deformando el espacio, doblando la luz y retorciendo los campos magnéticos alrededor de sí mismo”.

Esta es la primera vez que se observa luz directa detrás de un agujero negro y aunque puede parecer imposible en la lógica básica del Universo, en realidad fue un escenario predicho por el mismo Albert Einstein en la Teoría General de la Relatividad. Aunque hasta ahora no había podido ser confirmado por las observaciones astronómicas.

¿Por qué el lado más lejano de los agujeros negros emana rayos X?

Hay que decir que la motivación principal de Wilkins y su equipo para realizar esta investigación, justamente es aprender más sobre una característica misteriosa de los agujeros negros llamada corona. El material que se desliza dentro de un agujero negro supermasivo, alimenta las fuentes continuas de luz más brillantes del Universo, y en ese proceso, se forma una corona alrededor de él. Esta luz, que es luz de rayos X, se puede analizar para mapear y entender la estructura de un agujero negro.

rayos x agujeros negros

Según la teoría más aceptada hasta ahora, la corona de los agujeros negros comienza a formarse con el gas que se desliza hacia su interior. Este gas alcanza millones de grados y se sobrecaliente a temperaturas inimaginables, lo que a su vez genera plasma magnetizado. Atrapado en el poderoso giro del agujero negro, el campo magnético se arquea tan alto por encima de él y gira sobre sí mismo. Tanta fuerza ocasiona que este eventualmente se rompa por completo, una situación muy similar a la que ocurre alrededor de nuestro Sol. Y justamente de aquí se tomó el nombre de corona, por la similitud de comportamiento con la superficie de nuestro Astro Mayor.

“Este campo magnético que se atasca y luego se acerca al agujero negro calienta todo a su alrededor y produce estos electrones de alta energía que luego producen los rayos X”, dijo Wilkins.

Pero, ¿de dónde provinieron los otros destellos pequeños de diferente ‘color’? Según los investigadores, estos son los mismos destellos de rayos X pero reflejados en la parte posterior del disco. Lo que significa que este es el primer vistazo al lado más alejado de un agujero negro que se haya tenido jamás.

Referencias: 
Wilkins, D. Gallo, L. Costantini, E. (2021). Light bending and X-ray echoes from behind a supermassive black hole. Nature 595, 657–660 (2021). DOI