En las últimas horas del domingo, buzos de la guardia costera de Sorrento, al sur de Italia, ubicaron la presencia de una curiosa cría de ballena. Al exponer la localización del cetáceo, los guardacostas reconocieron que la cría posiblemente alertaba la presencia de su madre; una ballena de 70 toneladas que yacía sin vida.

Una vez que ubicaron al cetáceo, la operación para recuperar y trasladar el cadáver requirió de grandes esfuerzos. Después de un día de trabajo, biólogos marinos trasladaron a la ballena a Nápoles donde será analizada para determinar la causa de muerte.

Este acercamiento natural con este ser permitirá que los expertos analicen a profundidad la vida de las ballenas en la zona. Además de descartar alguna intervención humana en la pérdida de este magnífico animal.

ballena-cadaver-cria-ballenato-animales-marinos
AFP PHOTO / GUARDIA COSTIERA / ITALIAN COAST GUARDS CORPS

La desaparición de la cría de la ballena en Italia

De acuerdo con el reporte de las autoridades en Sorrento, la guardia costera fue guiada por un ballenato hasta el lugar de fallecimiento. Una vez que recuperaron a la ballena, la cría desapareció en las profundidades del mediterráneo.

Como una especie de llamada de auxilio, la cría pareció advertir el fatal destino de la ballena. Sin embargo, después de guiar a otros seres hasta ella, decidió desaparecer sin más. Aunque las autoridades siguen en la búsqueda de la cría, como un proceso natural deberá entenderse que tomar distancia será el mejor camino.

Al día de hoy seguimos sin comprender a profundidad las implicaciones de transformar el hábitat de otros seres. Se espera que la muerte de esta ballena no haya sido causa de un acto humano. Sin embargo, permitir que el camino de su cría continúe es parte de reestructurar nuestra conexión con el planeta.

ballena-animales-marinos-cadaver-italia
AFP PHOTO / GUARDIA COSTIERA / ITALIAN COAST GUARDS CORPS

Sigue leyendo: El rescate de más de 100 ballenas de las playas de Tasmania