¿Por qué tener bambú en tu casa puede no ser una buena idea?

En apariencia puede parecer una buena opción tener una planta de bambú en casa, pero hay razones por las que es preferible optar por otro tipo de vegetación hogareña.

Gracias a sus distintas aplicaciones, el bambú es quizá la planta predilecta en la construcción sustentable. Por su rigidez y maleabilidad, resulta una excelente opción para reemplazar a algunos productos contaminantes, pero, ¿qué tan adecuada es su uso en jardines y espacios domésticos? ¿Es realmente una buena opción? En Ecoosfera te decimos 5 buenas razones por las que deberías considerar o restringir su uso:

  • 1. Podría invadir a tus vecinos

Muchas personas forman vallas a fin de proteger su privacidad, pero Ted Jordan Meredith, autor de “El bambú para los jardines”, señala que algunas especies de esta planta llegan a crecer más de tres metros por día, por lo que es muy probable que en algún momento terminen por invadir el jardín de tu vecino.

Algunas especies incluso se clasifican como maleza nociva, es decir, un vecino, por la vía legal, podría obligarte a retirar todo el bambú que lo esté invadiendo.

  • 2. Amenaza a la biodiversidad

El bambú que se propaga y escapa de tu jardín puede causar problemas ecológicos por desplazar a las especies originarias del lugar en el que se plante.

La mejor manera de contener su rápido crecimiento es mediante diversos métodos que resultan muy costosos y que a la larga no servirán de mucho, y que no inhiben su crecimiento, sino que sólo lo controlan mediante la poda.

  • 3. Deshacerse de él puede tardar años

Resulta muy difícil exterminar, literal, de raíz al bambú. La rápida propagación subterránea hace que tiempo después rebrote la planta. No importa lo mucho que excaves, los brotes regresan.

  • 4. Deshacerse del bambú requiere  bastantes aplicaciones de herbicida

Una sola aplicación no basta, es necesario poner continuamente a las plantas que se pretenden eliminar. Se recomienda el uso de Quick Kill Hierba y otros herbicidas con glifosfato. Este agente de amplio espectro no resulta contaminante y no es nocivo para la salud .

  • 5. Puede resultar difícil elegir un buen bambú

Para saber cuál te conviene y cuál no, se necesita saber cómo agruparlo de acuerdo a su especie, y esto requiere tiempo que quizá no tengas.

El bambú puede parecer una opción bastante atractiva pero, a largo plazo, sólo te traerá problemas si decides plantarlo en tu jardín.

[MNN]


6 mitos sobre el cuidado de las plantas de interiores

Los cuidados de las plantas requieren más atención que tan sólo regarlas y ponerlas al sol… Y estos son algunos de los mitos que podrán afectar nuestros cuidados.

Mito 1. Las plantas de interiores necesitan la luz directa del sol.

Sólo algunas de las plantas de interiores se benefician de la luz solar. De hecho, la mayoría de las plantas de interiores tienden a tener manchas de quemaduras por recibir directamente los rayos solares. Hay plantas que necesitan mucha luz, eso no significa que necesiten estar bajo los rayos del sol. 

Mito 2. Las hojas amarillas o cafés significa que tienen exceso de agua. 

Estos síntomas pueden tener otras causas; tales como ausencia de agua, luz inadecuada, exceso de fertilizante, agua muy ácida o una tierra de baja calidad. 

Mito 3. Las plantas crecerán más grandes si se transplantan a lugares más grandes. 

Con frecuencia, las plantas que se transplantan ponen mucha de su energía en hacer crecer sus raíces, a expensas de las hojas y flores. Además, las plantas con macetas muy grandes tienden a sufrir de raíces podridas. 

cómo cuidar plantas, remedios para plantas, plantas de interiores

Mito 4. Las plantas enfermas se curarán con fertilizantes. 

Los fertilizantes no son medicina, sólo son nutrientes que facilitan el crecimiento vigoroso. No puedes forzar a las plantas a usar más nutrientes de los que realmente necesita. El exceso de nutrientes acumulados en la tierra tiende a quemar las raíces, causando la descoloración de las hojas. Las plantas enfermas absorben menos nutrientes que las plantas saludables. 

Mito 5. Las plantas de interiores necesitan grandes cantidades de humedad. 

La mayoría de las plantas de interiores tienen la capacidad de adaptarse a un medio ambiente seco. Aunque la mayoría de ellas –salvo las suculentas– provienen de hábitats naturales más húmedos, pueden sobrevivir con niveles bajos de humedad siempre y cuando reciban la humedad necesaria a través de sus raíces. 

Mito 6. Los pesticidas químicos son la única manera efectiva para eliminar pestes. 

No, existen maneras más saludables y efectivas para tratar pestes en las plantas. Dale click aquí para conocer estos remedios. 

 



7 plantas que los niños podrán sembrar de manera sencilla

Plantar flores y otras hierbas no sólo permite traer a consciencia la importancia de las plantas para el ecosistema planetario, también provee herramientas acerca de cómo generar actos de cuidado hacia otro ser vivo

La educación ambiental es una de las principales bases del porvenir del planeta y sus habitantes. Sin embargo hay ocasiones en que parece una meta casi imposible que cada vez más personas se involucren y experimenten esta precaución por la naturaleza. Por ello, ¿qué tal apoyar a los más pequeños en este proceso cuidando al medio ambiente?

Plantar flores y otras hierbas no sólo permite traer a consciencia la importancia de las plantas para el ecosistema planetario, también provee herramientas acerca de cómo generar actos de cuidado hacia otro ser vivo –en otras palabras, sobre la empatía–.

En las escuelas siempre se realiza el experimento del frijol, en donde los niños siembran una semilla de frijol para conocer el proceso de crecimiento de las plantas. Para darle continuidad a esta dinámica, te compartimos una serie de flores y hierbas fáciles de plantar para que tus niños tengan también un acercamiento hacia el cuidado del planeta:

Girasoles
Girasoles
Amapola de California
Amapola de California
Caléndula
Caléndula
Chícharos
Chícharos
Jitomates cherry
Jitomates cherry
Fresas
Fresas
Papas
Papas