Tu guía para una vida sostenible y medio ambiente

Después del choque con DART

Después del choque con DART, el asteroide Dimorphos brilla como un cometa

Una cola de escombros ha revelado la ubicación del asteroide Dimorphos a unos días de que la NASA lo impactara contra DART.

Tras varios días del primer ejercicio de Defensa Planetaria, la NASA capturó los brillantes escombros del asteroide Dimorphos. La imagen revela el resultado de la primera misión de desvío de un asteroide, la cual fue todo un éxito y brinda mayor tranquilidad en caso del acercamiento de cualquier objeto potencialmente peligroso.

Justo después de que DART perdiera la señal por el impacto con Dimorphos, la agencia espacial estadounidense debía esperar a recalcular la ruta del asteroide para corroborar si la colisión había logrado su objetivo.

Después del choque con DART, el asteroide Dimorphos brilla como un cometa

Se esperaba que Dimorphos saliera de su orbita y tomara otra dirección, no que volara en pedazos. Aunque, según las nuevas imágenes de la NASA, el asteroide se ha fragmentado tanto desde el choque que ha desarrollado un nuevo fenómeno bastante curioso.

La cola de escombros de Dimorphos

A unos días del impacto se pudo observar que Dimorphos ahora contaba con una cola de escombros. Los astrónomos Teddy Kareta del Observatorio Lowell y Matthew Knight de la Academia Naval de E.U. fueron los primeros en fotografiar la cola de Dimorphos a través del Telescopio de Investigación Astrofísica del Sur (SOAR).

“Es sorprendente cuán claramente pudimos capturar la estructura y el alcance de las secuelas en los días posteriores al impacto”, aseguró Teddy Kareta en un comunicado.

Después del choque con DART, el asteroide Dimorphos brilla como un cometa

Imagen: NASA

Cuando Dart golpeó a Dimorphos se formó una nube alrededor de este último. Sin embargo, la cola se originó cuando la presión de la radiación del Sol empujó los escombros en la nube lejos del cuerpo del mismo asteroide.

Expertos calcularon que ahora la cola de Dimorphos es de unos 10,000 kilómetros de largo y habrá que seguir monitoreando su comportamiento. Mientras tanto parece que Dimorphos se convirtió en una especie de cometa visible en el espacio.

Después del choque…

Cuando se trata de desviar asteroides potencialmente peligrosos para la Tierra, el ejercicio de la NASA no solo incluye desviar su trayectoria. Dimorphos es un buen ejercicio para medir las implicaciones incluso después de la colisión, eso significa medir el material expulsado, estudiar su naturaleza y garantizar que todo alrededor del asteroide esté bajo control.

Después del choque con DART, el asteroide Dimorphos brilla como un cometa

Imagen: NASA

La agencia espacial deberá medir la velocidad con la que se lanzó el material expulsado por Dimorphos y DART, así como la naturaleza de ese material; composición y estructura. Esto no solo ayudará a alejar asteroides, sino que acercará a los expertos a un mejor modelaje de los ejercicios de defensa planetaria y sus resultados.

Es muy valioso considerar que los asteroides no desaparecerán después de un impacto. Como todo en el espacio, la materia se transforma y saber cómo acabarán los asteroides que sean potencialmente peligrosos para la Tierra también es parte de la seguridad cósmica.

Total
0
Share