Andrés es un pequeño de 12 años que decidió separarse de su perro para darle una mejor vida. Esta historia ha recorrido todas las redes sociales y nos enseña que el amor es capaz de proteger a cualquiera. 

En la carta que encontraron los encargados de un refugio de animales, Andrés explicaba el motivo de esta difícil decisión:

“Me llamo Andrés y tengo 12 años. Entre mi mami y yo decidimos dejarlo en manos de ustedes a escondidas de mi papá, quien pensaba venderlo. Pero lo maltrata y lo patea. Una vez lo pateó tan duro que le lastimó su colita. Espero que puedan ayudarlo y lo cuiden. Le dejé un peluche para no que no me olvide”.

El refugio Amigos de Lucho compartió la carta del niño y algunas imágenes del adorable cachorro, las cuales llegaron a miles de usuarios en las redes sociales en cuestión de minutos. Los encargados aseguran que el cachorro es atendido por distintas lesiones y una vez que esté en excelentes condiciones, se buscará un hogar para él.

perro-adoptacion-maltrato

Tal vez Andrés sepa que su historia ya la conocen miles de personas y es por esto que queremos reconocer la valentía que tuvo al desprenderse de su perro y mejor amigo para poder salvarle la vida. Desconocemos el nombre del perrito, pero la realidad es que la inocencia y ganas de proteger a un ser querido permanece en lo más puro de nuestra esencia, y estamos seguros de que esta mascota recordará con amor a Andrés a través de su peluche.

El maltrato animal es de lo más común en la sociedad mexicana. Pero actos como este nos recuerdan que cuando amamos a un ser vivo somos capaces de protegerlo e incluso desprendernos de él para que viva algo mejor. 

Aquí puedes checar algunos centros de adopción de perritos. 

 

Sigue leyendo: Por qué algunos amamos a las mascotas (y otros no)