Será mejor que respires profundo y olvides el estrés para no provocar que te salgan más canas. Recientemente, un grupo de científicos confirmó  la relación directa entre el estrés y la aparición de canas. El mito quedó atrás, y todo gracias a los análisis de pigmento en las células.

celulas-cabello

Un estudio publicado en la revista Nature confirmó que el estrés afecta particularmente la piel y el cabello. Se rumoraba que estos tejidos externos podían relacionarse con el estrés, de forma que se producían cambios en su composición.

“La pigmentación del cabello es un sistema tan accesible y manejable, y además, teníamos mucha curiosidad por ver si el estrés realmente conduce al cabello canoso”. – Ya-Chieh Hsu, autora principal del estudio

El proceso inició al identificar el sistema corporal que conecta el estrés con el cabello. Ahí fue donde los científicos encontraron que el sistema nervioso simpático era responsable de producir respuestas de tensión en el cuerpo. De acuerdo con el estudio, los nervios se ramifican y adhieren a los folículos pilosos de la piel generando cambios. 

Una vez que localizaron los nervios, la respuesta era bastante simple. Resultó que los nervios liberan el químico norepinefrina dentro del folículo. Una vez ahí, el químico es absorbido por las células madre regeneradoras de pigmento que se encuentren cerca.

canas
Jill Ferry vía Getty Images

 

¿Por son importantes las células madre para las canas?

Estas células funcionan como productores de pigmento, se van reservando durante varios años en el cuerpo, y únicamente actúan cuando el cabello se regenera. Sin embargo, si los nervios simpáticos provocan una activación excesiva de las células madre, éstas se quedarán sin reservas de pigmento.

A partir de este momento, ya no hay vuelta atrás. Si las células madre pierden toda la capacidad de teñir el cabello, éste se vuelve blanco.

Con este análisis ahora se sabe que las neuronas periféricas del cerebro son capaces de controlar las células la madre y su comportamiento, tanto que se descubrió la forma en que interactúan con el estrés. Esto puede dar una pauta para analizar los efectos del estrés en otros órganos, de manera que se pueda detener o revertir su impacto en el cuerpo.

 

Sigue leyendo: 4 causas de las canas prematuras y alimentos que ayudan a prevenirlas