Las posibilidades de comunicación entre mujeres, hombres y naturaleza son infinitas. Este es básicamente el mensaje que personajes como Jane Goodall trasmitieron a través de historias épicas en armonía con el entorno salvaje

Recientemente National Geographic lanzó un documental de la vida de esta mujer, quien vivió durante 40 años en compañía de chimpancés en África. El documental incluye más de 100 horas de grabación de los primeros viajes de Jane en esta región del planeta. 

National Geographic (NG) contactó al director de cine Brett Morgen para realizar un documental sobre la extraordinaria historia de Jane Goodall, una concervacionista que vivió durante 40 años con chimpancés, en una época en la que las mujeres apenas comenzaban a abrirse paso en el mundo de la ciencia.

Para Brett Morgen fue una sorpresa ser convocado, porque sus protagonistas anteriores habían sido Kurt Cobain (Cobain: Montage of Heck), el productor de cine Robert Evans (The Kid Stays in the Picture), The Police (Can’t Stand Losing You: Surviving the Police) y los Rolling Stones (Crossfire Hurricane), nunca una científica notable con un pasado extraordinario en Tanzania.

Con música original de Philip Glass, este es el largometraje más íntimo que se ha hecho sobre esta mujer que a los 26 años salió de Reino Unido con unos binoculares, gran dedicación, afinado olfato y conocimiento empírico.

El primer descubrimiento que hizo Jane en los años 60 fue documentar y probar que los chimpancés podían usar herramientas para lograr sus objetivos, algo que no se sabía entonces, y así continuaría como mujer pionera en expediciones de la vida salvaje.

Los seres humanos y los animales viven en comunicación; los exploradores se adentran en estas posibilidades infinitas de diálogo más allá de las palabras.