Close

10 hacks naturales para prevenir la gripe y el resfriado

Fotografía principal: http://www.ct.gov/

La gripa y el resfriado son las infecciones respiratorias más comunes que habita en el planeta. De hecho, en algún punto de nuestra vida hemos pasado por esa incómoda congestión o escurrimiento nasal, constantes estornudos, garganta irritada, tos, cuerpo cortado, dolor de cabeza, disminución del apetito, fiebre, etcétera. En especial por estas fechas, durante otoño e invierno, cuando hay una mayor tendencia a contagio en el momento en que se inhalan gotitas provenientes de tos o estornudos con el virus, o se toca algo que contenga el virus y luego se toca la boca, nariz u ojos. 

Si bien el resfriado y la gripa tienen síntomas similares, la diferencia es que la mayoría de las personas sufre un resfriado varias veces cada año y gripa sólo una vez en varios años. Hay veces que el virus de la gripa puede provocar vómitos o diarrea, denominándose como gastroenteritis viral –o gripe estomacal–. Ambos pueden duran entre 7 a 10 días, después de un proceso de incubación de entre 24 y 72 horas. 

 

 Para prevenir que este tipo de virus se incube en nuestro cuerpo, necesitamos fortalecer el sistema inmunitario. A continuación te compartimos una lista de hacks para prevenir la gripa o el resfriado: 

Haz ejercicio regularmente. El ejercicio aeróbico contribuye a generar resistencia a las infecciones y a mejorar la adaptación a los cambios de clima y temperatura. Es recomendable practicar 30 minutos, 3 veces por semana. 

Combate el estrés. El descanso y la meditación pueden fortalecer el sistema inmune, combatiendo principalmente los síntomas de fatiga, irritabilidad, desgaste de vitalidad, inflamación crónica, etcétera. 

Evita el tabaco, bebidas alcohólicas, refrescos y exceso de azúcar. La combinación de cansancio, cafeína, azúcar, tabaco y bebidas alcohólicas pueden resultar en un resfriado seguro. Por otro lado, la mejor manera de combatir el cansancio, el insomnio y  es hacer ejercicio y una dieta saludable que aumente las reservas de micronutrientes y de vitamina C. 

 

Retoma una dieta equilibrada, baja en azúcares y harinas blancas que aportan muchas calorías  y pocos nutientes; y alta en consumo de frutas y vegetales, principalmente cítricos como naranja y limón. 

Reduce el consumo de leche de vaca en todas sus formas, ya que incrementa la producción de flemas y reacciones inflamatorias. En su lugar, consume yogurt natural –sin azúcar, para fortalecer la flora intestinal y así prevenir infecciones. 

Come más piloncillo, miel de abeja, miel de maguey o stevia. 

estos-son-los-mejores-y-peores-alimentos-para-antes-de-dormir

–  Alga spirulina, ya que es fuente de proteínas y carbohidratos, vitaminas, minerales y oligoelementos. Ayuda a destoxificar el organismo, mejorando la digestibilidad y fortaleciendo el sistema inmunológico. Adultos: consumir 3 a 5 tab. 3 veces por día, niños 1 o 2 tab 3 veces por día.

 

 

 

Realiza un baño de frotación. Aplícalo todas las mañanas, tallando toda la piel con una toallita de algodón empapada con agua fría, hasta lograr que la piel se ponga roja y caliente. Fricciona de abajo hacia arriba en el frente del cuerpo y de arriba hacia abajo en la parte posterior. Después acuéstate y cobíjate para asegurar la reacción de calor. Esto ayudará a la circulación e irrigación sanguínea, tonificando los pulmones, confiriendo la resistencia en las infecciones de vías respiratorias y produciendo una sensación de relajación y desestrés. 

Evita los pies fríos. Aplica baños calientes a tus pies todas las noches: hervir 1 L de agua, cuando esté hirviendo añadir 2 cdas. Sop. de jengibre fresco rallado , tapar apagar y reposar 10 min. Poner este té colado en un recipiente y añadir 1 L más de agua caliente. Sumergir los pies en el agua lo más caliente que se tolere durante 20 min.

Té de pimienta negra y miel. La pimienta estimula la circulación y el flujo de flemas, y la miel es un alivio natural de la tos. Utiliza una cucharadita de pimienta fresca y dos cucharadas de miel en una taza, y luego llénala con agua hirviendo. Tapa y deja remojando por 15 minutos, cuela y bebe. (Ojo, para las personas que sufren de gastritis no se recomiendo ingerir pimienta de ningún tipo).

 

Más en Ecoosfera

Enférmate menos: 6 alimentos que fortalecen tu sistema inmunológico

10 remedios naturales y caseros para la tos

 

Ver Más
Close