PUBLICIDAD

MEDIO AMBIENTE

Los 7 cuidados básicos de los anturios

Estas flores destacan de entre las plantas más hermosas que podemos tener en el hogar, por ello cuando se tiene la información necesaria que nos enseñe cómo cuidar de los anturios, podemos mantenerlas sanas y por lo tanto, en su máximo esplendor. Además se trata de una planta que no requiere cuidados tan especializados, por lo que es ideal para aquellos que no son expertos en jardinería, pero que desean una flor hermosa en casa.

Pese a que es una planta de gran belleza con colores y texturas muy brillantes, tiene apenas unas pocas décadas que se le cultiva como una flor de interior. Su nombre científico es Anthurium y es originaria de América del Sur, principalmente de Colombia, Venezuela y Perú.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Es una planta sumamente valiosa para los amantes de la botánica, pues tiene características exóticas que la vuelven muy visible. Sus hojas son de un verde vibrante que llaman la atención, además tienen forma de corazón por lo que se les valora en gran medida. Sus flores son parecidas a las de un alcatraz aunque con sus claras diferencias, pues son más pequeñas y tienen una textura mucho más vibrante.

Aunque el color más conocido de las flores de anturio es el rojo, hay que saber que no es el único. También las hay en colores amarillo y en tonalidades que van desde el anaranjado, pasando por el rosa y hasta el blanco. La belleza de los anthurios es incuestionable, es por ello que muchos han decidido incorporarlas a sus plantas de interior, aunque para ello es imprescindible conocer los cuidados necesarios para mantener a los anturios sanos y relucientes.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Cómo cuidar una planta de anturio?

  1. Iluminación: El anturio procede de biomas selváticos por lo que la iluminación es importante, con que se le coloque al lado de una ventana y reciba luz indirecta de sol, será suficiente para que floreé. Nunca la coloque directamente a los rayos del sol, pues sus hojas podrían quemarse.
  2. Riego: Aunque se trata de una flor tropical, no soporta el exceso de riego ni tampoco le agradan los sustratos que mantengan demasiada humedad. Por ello es importante saber cómo y cuándo regar un anturio, la recomendación se limita a un riego a la semana durante el invierno y entre dos o tres veces por semana en las épocas más calurosas.
  3. Humedad ambiental: Cabe decir que no es lo mismo el riego que la cantidad de humedad en el ambiente, si bien los anturios no soportan sustratos que retengan demasiada agua, sí les gusta que el ambiente sea húmedo. Es por esto que antes de decidir adquirir una flor de este tipo, primero debe evaluar si el lugar que le tiene destinado cumple con este requisito.
  4. Clima: Esta flor no soporta los fríos pues su ecosistema natural ronda entre los 20ºC y 25ºC. Si la temperatura del hogar desciende a más de este rango, las hojas se secarán y por el contrario, si aumenta, se debe mantener la humedad de la planta para que no resienta las altas temperaturas.
  5. Abono: Un poco de ayuda con un buen fertilizante será agradecido por su anturio, no obstante, este sólo debe colocarse durante la primavera o verano para ayudar a las flores a mantener su brillo y belleza.
  6. Limpieza: Dentro de los cuidados del anturios la limpieza es básica para que puedan lograr adecuadamente su fotosíntesis. Limpiar el polvo de sus hojas es una tarea importante, hágalo con agua no calcárea.
  7. Trasplante: Los anturios anuncian claramente cuando requieren un hogar más amplio, sus hojas comienzan a reducir su tamaño y las brácteas de las flores, que son la base de color verde que las sostiene, comenzarán a crecer en mayor medida. Cuando esto sucede, es momento de cambiar de maceta por una más grande para que pueda continuar floreciendo.
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD