Lecciones de vida que nos dejan los presos que formaron un equipo de americano y triunfaron

Una organización delictiva disfrazada de un equipo de fútbol americano. En un lugar donde el balón puede ser tu libertad o la bala que acabe con tu vida, la victoria de un juego no importa. Algunas lecciones de los presos de Santa Martha Acatitla.

Que un reo nos de lecciones de vida podría sonar paradójico para muchos. Pero tal vez no existan lecciones más carnales que las extraídas de esos hombres y mujeres que viven cada día como si fuera el último; cuyo error les costó la libertad, y ahora aprenden a vivir en comunidad esquivando numerosos peligros. El equipo de fútbol americano Los Perros de Santa Martha, del penal de la Ciudad de México, es un ejemplo de esto. 

A finales de la década de los años 70 y principios de los 80 del siglo XX, el abuso de poder y la violencia caracterizaron al jefe de la policía capitalina, el famoso Arturo “El Negro” Durazo (a cargo de la Dirección General de Policía y Tránsito). Se cuenta que incluso organizó un grupo de delincuentes, especialistas en robar coches, que durante el día permanecían encerrados en el penal de Santa Martha Acatitla, mientras que en las noches tenían licencia para salir de la prisión y robar gran cantidad de autos (y entregar el botín al Negro y sus cómplices).  

Ellos eran la 4ª Compañía, protagonistas de una historia verídica que se documenta en la película del mismo nombre, la cual se estrena el próximo jueves 5 de abril en salas de Cinépolis.  

 

 

Basada en hechos reales, la película narra cómo la 4ª Compañía tenía su equipo de fútbol americano como parte de un programa de reinserción social del reclusorio. Con un récord de ocho partidos invictos, los llamados Perros de Santa Martha se hicieron populares en este deporte y lograron su aparente libertad. 

Con una remarcada denuncia y critica a la corrupción y al sistema penitenciario mexicano (a través de los ojos de un reo que no es una mente criminal, pero que se corrompe dentro del penal), La 4ª Compañía es una película mexicana que se quedará en tu memoria. 

4ta-compania-los-perros-de-santa-martha-futbol-americano-mexico-cine

Uno de los aspectos más destacables de la cinta es que proyecta muchos valores y un sinfín de lecciones cortesía por parte de estos reos, que literalmente dieron su vida, no por la victoria, sino por la dignidad y el honor propio y el de su gente. 

En un lugar donde el balón puede ser tu libertad o la bala que acabe con tu vida, la victoria de un juego no importa, importa tu equipo; tus compañeros.

Cabe destacar que esta película tiene su parte también altruista. Los presos que aparecen en pantalla pertenecen a la Compañía de Teatro Penitenciario. Los cineastas lograron que la aparición de estos hombres fuera trabajo penitenciario remunerado, además de que, por su participación, pudieron disminuir su sentencia.

Para demostrarte cuánto puedes aprender de los épicos Perros de Santa Martha, te compartimos algunas lecciones extraídas de la película que sin duda removerán tu conciencia: 

 

 

 

La 4ª Compañía estará disponible en las salas de Cinépolis a partir del próximo jueves 5 de abril.

Puedes encontrar más información en este link.



Un día en la vida de los niños monje (Video)

Un breve cortometraje en silencio relata un día entero en la vida de estos niños que se preparan para ser monjes.

Si lo que se quiere es extraer aprendizaje valioso de una vida, hay que buscar más allá de los libros; hay que dirigirnos a la experiencia cotidiana y observar. Concretamente, aquella que aún resguarda los pilares de un origen, por ejemplo, la experiencia que nos regala la tradición y la cultura.  

El caso de los niños preparados para ser monjes budistas, en lugares como el Tíbet, Tailandia o Sri Lanka, es un ejemplo, y uno muy único. Para muchos loable, para otros habitual, pero todos concuerdan con que sin duda es un acto férreo. Durante semanas, meses y algunos casos toda la vida, estos niños adquieren hábitos como la meditación, la oración y sobre todo la disciplina de madrugar. Costumbres tan simples se transforman en un ritual con la frecuencia, transformando no sólo la manera de concebir el mundo desde pequeños, también su destino.

Si bien esta tradición puede parecernos asombrosa en otros lugares de la orbe, la sorpresa que para este texto interesa no es el acto de convertirse en monjes desde pequeños, sino eso que podemos ver como un “sacrificio“, pero que para ellos es un acto natural en la vida cotidiana. Dicho de otra forma, un sacrificio que destila simplicidad, o encuentra asombro en las cosas más sencillas de la vida. Muchos de estos niños, por ejemplo, se vuelven mojes para hacer méritos por su madre, un sacrificio bastante noble. 

Como una especie de cortometraje, los siguientes videos nos muestran un poco de esa cotidianidad fresca que viven los niños monje (pirivena) durante su preparación. Se mira a un grupo de muchachos de Sri Lanka, levantarse de madrugada para asearse y comenzar a orar antes del amanecer, mientras otro monje mayor les prepara el té. Vemos cómo ofrecen a Buda Pūjā en uno de los principales santuarios, realizan breves sesiones de meditación y siguen sus estudios, que incluyen temas como las matemáticas.

Sin mencionar una sola palabra el día a día de estos niños budistas continua, y se desliza por la simplicidad de actos como barrer y limpiar el templo. 

Aunque a muchas personas no les gusta la idea de que los niños se conviertan en monjes, de hecho sus vidas usualmente suelen ser muy ordenadas, pacíficas y educativas. Durante su preparación también aprenden autodisciplina, el complejo acto de vivir con los demás y cómo enriquecer sus propias vidas y servir a las comunidades en las que viven.



¿Qué tan mafioso eres en la escala de Los Perros de Santa Martha? (TEST)

Los más bravos, los más perros… ¿Podrías ser uno de ellos en el penal de Santa Martha? Esta obra del cine mexicano te invita a descubrirlo.

La mafia es el código de honor más salvaje, y el más peligroso. Ahí, en esos lugares donde aparentemente no existen leyes, existe una mafia. Bajo el agua, en total silencio, se organiza la mente mafiosa para confabular su crimen. Quizá la mayoría de nosotros no tendremos acceso a algo similar sino a través del cine, que, en sus versiones más pop, incluye a la mafia como un ingrediente sexy de las películas de acción. 

Sujetos cargados de armas y karma oscuro, desarrollando planes perfectos para beneficio de su poder; mirar en pantalla grande cómo, a través del tiempo, la mafia ha logrado su objetivo en cada escenario, como es el caso del penal de Santa Martha Acatitla en México, donde alguna vez existió la organización delictiva más impresionante de la historia del país. 

Disfrazados de un equipo de fútbol americano (y de reos comunes), los llamados Perros de Santa Martha fueron ese grupo de “criminales”, orquestados por una mafia aún más inconcebible: la autoridad de Arturo “El Negro” Durazo. La fascinante historia de esta mafia mexicana es verídica, y hoy podemos conocer un poco más de ella con la reciente película de los realizadores Amir Galván Cervera y Mitzi Vanessa Arreola: La 4ta. Compañía.

En La 4ta. Compañía vemos las entrañas de un reclusorio bestial, donde cada reo que le “entra al juego” se corrompe para siempre. En este reclusorio existe un “código de honor” que si se rompe, se paga con la muerte. Quienes lograron vivirlo y sobrevivir, cuentan que el mandato del Negro Durazo fue el más visceral y grotesco que ha tenido la historia de la mafia mexicana. Algunos se atreven a decir que fue su mandato el que dio inicio a la famosa corrupción mexicana como la conocemos hoy. 

Pero, más allá de leyendas sombrías o información verídica, la película mexicana La 4ta. Compañía explora el universo de esos criminales que se transformaron en respetados mafiosos del penal

Con un poco de humor –e incitándote a disfrutar de esta obra del cine mexicano–, te compartimos el siguiente test para que averigües si podrías sobrevivir a la famosa 4ta. Compañía; si podrías ser tan mafioso como Los Perros, que hicieron historia…