Descubre la vida salvaje de África con estas impactantes fotografías

En The Mara, Shah se encarga de mostrar fotografías al estilo de Maasai Mara, el lugar en donde fueron tomadas, al borde de Parque Nacional Serengeti de Tanzania, y se experimenta cierto aire de dramatismo e belleza animal.

¿Qué se puede aprender de la vida salvaje? Es una pregunta que puede causar mucho interés a biólogos y otros estudiosos de la materia; pero pocos, como unos cuantos artistas, se han dedicado a responderla. El caso como Anup Shah, fotógrafo de la vida salvaje en África, ha llevado a otro nivel este aprendizaje. 

Para él, la vida salvaje es aquella parte que se encuentra, fuera de la ventana, en abundancia, y la cual sólo se necesita un poco de inspiración y creatividad para llegar a conclusiones variopintas sobre las similitudes y diferencias entre la vida animal y humana, los sutiles detalles de humanidad que remarcan la unicidad más allá de la especies y rangos, entre otras. Frente a sus conclusiones y urgentes deseos de compartirlos, Shah publicó su nuevo libro The Mara con el Museo de Historia Natural de Reino Unido. 

En The Mara, Shah se encarga de mostrar fotografías al estilo de Maasai Mara, el lugar en donde fueron tomadas, al borde de Parque Nacional Serengeti de Tanzania, y se experimenta cierto aire de dramatismo e belleza animal. Si quieres conocer los resultados, te compartimos las siguientes fotografías: 

 



Bili-Uele, hogar de una comunidad de chimpancés con comportamientos y costumbres únicas en su género (VIDEOS)

El investigador Cleve Hicks publica grabaciones de este grupo de primates en su medio ambiente.

Ubicado al norte de la República Democrática del Congo (DRC), el bosque de Bili-Uele alberga una peculiar comunidad de chimpancés. Para llegar a ellos, los investigadores encargados del estudio  se adentraron en terrenos inexplorados: peligrosos por cazadores furtivos y milicias rebeldes. Y colocando cámaras en áreas estratégicas, descubrieron la organización tan singular de estos primates.

El primatólogo Cleve Hicks comenta a The Guardian que esta comunidad es probablemente la más grande que exista en África: “Estimamos [que hay] alrededor de mil individuos, quizás unos diez mil, en un área de 50 000 km”. Con base en su investigación, el autor explica que este grupo es el último que aún prospera de una manera “mega-cultural”: una brigada de machos se encarga de patrullar su territorio, las madres les enseñan a sus hijos cómo utilizar ciertas herramientas para comer multitudes de insectos, tienen banquetes cuyos alimentos son leopardos, construyen nidos más seguido que otras comunidades, y además tienen un gusto peculiar por los gigantes caracoles africanos.

Entre otros hallazgos, los investigadores se dieron cuenta que en las grabaciones no había una sola presencia humana, lo que significaría que la región es una de las últimas naturalezas vírgenes en África. Por el otro lado, aunque el número de primates parece estable, el número de elefantes ha disminuido considerablemente: desgraciadamente el comercio ilegal de marfil ha llegado a  Bili-Uele. En el video, Hicks menciona que han encontrado cráneos quemados de elefantes en un campo de cazadores.

Uno de los miedos latentes de los investigadores es que esta tierra virgen pueda convertirse en el nuevo centro de cacería. Y aunque los chimpancés están protegidos por la ley de la RDC por encontrarse en peligro de extinción, Hicks se preocupa porque “sólo se trata de una ley en un papel”, ya que considera tanto a las fuerzas oficiales de seguridad como a la milicia las verdaderas fuentes del peligro. No obstante, Cleve Hicks sigue cumpliendo su misión en conocer más a profundidad estos animales para poder protegerlos.