Efecto Tyndall: el fenómeno etéreo de la luz

Efecto Tyndall: el fenómeno etéreo de la luz

Es muy común observar el efecto Tyndall y aun así, muy pocos saben que existe, así es como la ciencia explica la neblina.

Este fenómeno físico explica científicamente por qué las partículas coloides en disolución o en gas solo son visibles si la suspensión es atravesada por un rayo de luz intenso. Este efecto Tyndall se hace presente en nuestro día a día cuando encendemos las luces del auto en la niebla o cuando la luz del sol entra por nuestra ventana y en nuestra habitación hay polvo suspendido.

Efecto Tyndall: el fenómeno etéreo de la luz

¿Qué es la luz?

Para lograr entender este fenómeno, es necesario que sepamos que la luz es una radiación electromagnética transmitida mediante ondas que nos permiten ver, y como cualquier onda, se encuentra sometida a fenómenos de reflexión y refracción.

La reflexión de la luz sucede cuando un rayo de luz incide sobre una superficie opaca, haciendo que la luz se refleje en una o varías direcciones así como los espejos. Por su parte, la refracción es el cambio de dirección y velocidad de la onda de un medio a otro con diferente índice refractado, como cuando la luz solar incide en el mar, ya que el agua tiene propiedades distintas a las del aire haciendo que el rayo de luz la atraviese y cambie de dirección.

Efecto Tyndall: el fenómeno etéreo de la luz

Estado coloidal de la materia

Otro punto clave para este fenómeno son las partículas coloidales, esta es una condición de las mezclas cuando uno de sus elementos en estado sólido se encuentra disperso en otro que está en estado liquido o gaseoso, como los aerosoles, el humo o la neblina.

El estado coloidal sucede cuando en su interior hay dos fases químicas al mismo tiempo, estas se conocen como fase dispersa y fase fluida. La fase dispersa corresponde al sólido compuesto por partículas pequeñas, y la fase fluida so conforma por un liquido o un gas en donde las partículas solidas se encuentran en estado de dispersión.

Efecto Tyndall: el fenómeno etéreo de la luz

¿Qué es el efecto Tyndall?

Este fenómeno fue estudiado por el científico irlandés John Tyndall en el año de 1869, y pasa cuando un rayo de luz atraviesa a un coloide, haciendo que las partículas sólidas que lo conforman desvíen la luz y es entonces cuando aparecen los pequeños destellos de luz que observamos.

Es conocido como el fenómeno en el cual se hace visible la existencia de las partículas coloidales, las cuales son tan pequeñas para que nuestro ojo humano las observe, debido a su capacidad de reflejar o refractar la luz.

Es por esto que el fenómeno posibilita la explicación del porqué el cielo es azul. La luz proviene del Sol y es blanca pero una vez entra en la atmósfera terrestre y tiene contacto con las moléculas de los gases que la componen, sufre desviaciones. Esta desviación por la que pasa la luz es distinta en cada color dependiendo de su longitud de onda, los colores que más sufren esta desviación son el azul y el violeta, debido a que son los de menor longitud pues mientras mayor sea la longitud, menor será su desviación.

Efecto Tyndall: el fenómeno etéreo de la luz

Esto no pasa con los gases o disoluciones verdaderas, ya que no cuentan con partículas coloides y por tanto, son complemente transparentes al no tener ningún componente que pueda dispersar la luz. A diferencia de esto, cuando un rayo de luz atraviesa una habitación oscura con partículas coloides será posible observar su trayectoria marcada por una correlación de partículas que reflejan y refractan la radiación lumínica.

Es por esta razón que en los conciertos, se utilizan cámaras de gas para lograr dispersar los efectos de las luces de manera exitosa. De esta forma, se crea una atmósfera llena de rayos de luces de colores que invade el recinto. La luz trabaja de maneras misteriosas y día a día podemos observar sus fenómenos, aunque no siempre prestamos atención.

Total
0
Share