Tu guía para una vida sostenible y medio ambiente

El ‘efecto perspectiva’ que experimentan los viajeros espaciales

El ‘efecto perspectiva’ que experimentan los viajeros espaciales

Los viajeros espaciales han descrito en más de una ocasión el desasosiego del ‘efecto perspectiva’ y cómo cambia la estructura mental.

Muchos viajeros al espacio han descrito cómo la experiencia de admirar el planeta Tierra desde una vista lejana, les ha cambiado la vida para siempre. Quizá por la sensación de separación y desprendimiento de lo conocido, la sensación ha sido generalizada en un gran número de astronautas que lo describen de diversas formas y ha sido nombrada por el filosofo espacial Frank White como el ‘Efecto Perspectiva’.

¿Qué es el efecto perspectiva?

Frank White es un filósofo espacial que en su búsqueda por explicar la experiencia de los viajes espaciales, entrevistó a un gran número de astronautas. Fue así como logró la publicación de su icónico libro de 1987, ‘The Overview Effect: Space Exploration and Human Evolution’, que explica la condición humana al saberse fuera de su burbuja terrestre.

El ‘efecto perspectiva’ que experimentan los viajeros espaciales

Fue justamente en esta publicación en donde la extraña sensación de desasosiego descrita por los astronautas, recibió el nombre de ‘Efecto Perspectiva’ y desde entonces ha vivido en la mente colectiva. En el trabajo de White se explica cómo el hecho de admirar el planeta Tierra desde fuera, puede traer consigo un cambio cognitivo interno en la conciencia que irradia del hecho de colocarse ante su planeta desde el espacio exterior.

Podría decirse que el efecto perspectiva es una transformación de la consciencia a partir de la experiencia de observar con sus propios ojos la realidad de la Tierra como una unidad. Al visualizar el planeta desde el espacio, la perspectiva cambia y pasa de ser un mundo gigante que no alcanzamos a comprender, a un orbe pequeño insignificante y vulnerable.

Entonces la estructura mental se reajusta casi instantáneamente, las fronteras desaparecen y ningún conflicto parece más importante que el planeta en sí mismo. Surge una necesidad de proteger a ese punto pálido azul, como lo dijo en su momento Carl Sagan, que está rodeado de una atmósfera tan endeble como el humo de cigarro. Desde arriba, todo se observa muy distinto.

El ‘efecto perspectiva’ que experimentan los viajeros espaciales

Un punto pálido azul

Muchos astronautas han descrito cómo los viajes espaciales han despertado una inexplicable necesidad repentina de proteger el planeta, pues es lo único preciado que pueden divisar en el vasto y gigantesco espacio solitario. Carl Sagan nunca salió de la Tierra y sin embargo, entendió bien esta necesidad de revalorizar lo cotidiano y conocido, pues su mente pensaba constantemente en la exploración espacial.

Cuando en 1990 la Voyager ya había pasado 13 años viajando por el Sistema Solar y se encontraba a 6 mil millones de kilómetros de la Tierra, volteó hacia nuestro planeta para tomar una última foto del planeta. De ahí se desprende la icónica imagen de donde Sagan tomó la inspiración para escribir su reflexión llamada ‘Ese Punto Pálido Azul’, en donde el divulgador científico pone en palabras la sensación provocada justamente por el efecto perspectiva.

El ‘efecto perspectiva’ que experimentan los viajeros espaciales

Sagan pensaba que admirar la insignificancia de la Tierra, surtiría un efecto ante el egoísmo humano y que sólo entonces seríamos capaces de dejar de lado las diferencias, pues nos daríamos cuenta de que “nuestro planeta es una mota solitaria en la gran oscuridad cósmica envolvente”.

Al parecer Sagan experimentó el efecto perspectiva sin siquiera salir de la Tierra, tan sólo le bastó mirar al planeta reducido a un punto de luz rodeado de la gélida y azabache oscuridad.

La perspectiva copernicana

La experiencia de Sagan hace evidente un hecho que Frank White no ha pasado de largo y es que el efecto perspectiva parece estar sujeto al factor distancia. Si bien la órbita espacial de la Tierra es el sitio más visitado por los astronautas, hay algunos que se han aventurado mucho más lejos que esto, llegando hasta la Luna. Parece que la sensación de desasosiego tiene mayor impacto dependiendo de la distancia.

White logró entrevistar a Edgar Mitchell, tripulante del Apolo 14 y quien se convirtió en el sexto hombre en caminar por la Luna. En la entrevista, Mitchell estuvo de acuerdo con White en que hay una diferencia cuando visitas el satélite natural y tienes una perspectiva de la Tierra mucho más universal. En ese sentido, parece que el impacto en los viajeros al espacio está cambiando a medida que las agencias se preparan para mandar naves tripuladas hacia la Luna y Marte.

El ‘efecto perspectiva’ que experimentan los viajeros espaciales

Según White, la órbita terrestre es el primer paso que te hace darte cuenta de que la Tierra funciona como una unidad y que es preciada, pero visitar la Luna y Marte, cambiarían la estructura mental en la medida en que los astronauta se hacen conscientes de que pertenecen a un sistema planetario del que la humanidad no tiene consciencia, un efecto que White llama la ’perspectiva copernicana’.

Tomando en cuenta que los viajes espaciales están cambiando y que ahora existe una apertura para los viajes turísticos, el efecto perspectiva también está cambiando. Para ejemplo de ello están las experiencias relatadas por William Shatner que recientemente alcanzó la órbita espacial gracias a Blue Origin y quien dijo que sintió una tristeza abrumadora por la Tierra y lo único que vio allá afuera fue ‘muerte’.

De alguna manera Shatner se sintió arrancado de su matriz biológica y se percató de que el gran deseo de los humanos por explorar el espacio, es un viaje hacia el vacío. En cambio, la Tierra nos ofrece vida y calidez, una burbuja diseñada a nuestra medida que hemos olvidado valorar por la avasalladora cotidianidad. Así es como el efecto perspectiva cambia la estructura mental de los humanos y aunque algunos lo experimentan al salir de la Tierra, otros tantos sólo necesitan una reflexión honesta para darse cuenta de que nuestro hogar siempre ha estado aquí.

Total
0
Share