PUBLICIDAD

MEDIO AMBIENTE

La belleza la Laguna Azul proviene de una planta geotérmica en Islandia

Islandia se caracteriza por producir energía eléctrica que proviene desde el corazón de la Tierra y que es amigable con el planeta. Pero en una región de Grindavik, la obtención de energía ha dado paso a la formación de lagunas terapéuticas de un intenso color turquesa, que se alimentan del vertido de una planta de energía geotérmica. La Laguna Azul, es más que un simple sitio donde sumergirse en aguas termales, es un paisaje increíble que nos muestra la tranquilidad de la naturaleza.

La nación ubicada entre América del Norte y Europa emergió de entre las profundidades como una isla producto de la gran actividad volcánica que hay en la región. La actividad volcánica es una constante en Islandia, sin embargo, han sabido aprovecharla de manera positiva y la Laguna Azul es inesperadamente una de los beneficios que Islandia obtiene de las grandes corrientes de lava.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ubicada a unos 4 kilómetros al norte de Grindavik y a unos 45 kilómetros de distancia desde la ciudad de Reykjavík, la planta de energía geotérmica Svartsengi fue construida en 1976. Fue la primera en su tipo en utilizar el recurso natural de los géiseres en todo el mundo y desde entonces ha estado aprovechando la energía que emana desde el corazón de la tierra en forma de vapor caliente. Hoy en día consta de 13 pozos conectados a las 6 plantas que se encargan de procesar la energía geotérmica y convertirla en eléctrica.

De planta geotérmica a spa

Aunque la planta productora de energía no lo tenía planeado, por mera serendipia se convirtió en un sitio terapéutico abierto al público. Se descubrió que el agua proveniente de la planta era sumamente rica en minerales que ayudaban a los lugareños más aventureros que se acercaban a la escorrentía. Más tarde se supo que el agua poseía una gran cantidad de sales, algas verdeazuladas, azufre y sílice blanca que funcionan como un tratamiento terapéutico para la piel.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El sitio terminó por convertirse en un spa llamado Laguna Azul (Blue Lagoon) que es hermoso en todos los sentidos. Allí las vaporosas aguas provienen de una formación de lava y por esta razón, sus aguas se encuentran a temperaturas más elevadas del promedio, rondan entre los 37ºC y los 39ºC.

Las aguas termales proviene de los alrededores en donde las corrientes de lava son aprovechadas para mover las enormes turbinas instauradas para transformar la gran energía acumulada en ellas. Pero aquí nada se desperdicia, luego de pasar por las turbinas, el vapor de agua caliente atraviesa por un intercambiador de calor para proporcionar calor al sistema de agua caliente municipal.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Una vez que se ha aprovechado la energía tanto para producir electricidad como calor, se desagua ya sin bacterias en la laguna en donde cualquier visitante puede ir a relajarse y obtener los beneficios de sus sales.

Cientos de miles de visitantes acuden hasta la Laguna Azul para sumergirse en sus aguas turquesas y relajar la mente entre el vapor etéreo en medio de la naturaleza. Incluso hay quienes tiene la oportunidad de admirar las auroras boreales sumergidos en el agua sanadora.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD