PUBLICIDAD

MEDIO AMBIENTE

Cenote Angelita: El onírico río submarino en México

Hace 65 millones de años un asteroide proveniente desde las profundidades del espacio atraveso la atmósfera terrestre, ocasionando la extinción masiva de los dinosaurios. Hoy en día se ha identificado el punto exacto en donde cayó dicho cuerpo y pese que han pasado ya largos millones de años, las asombrosa fusión del material cósmico con nuestra superficie terrestre sigue causando asombro a los investigadores. Los resquicios de la colisión yacen en el cráter de Chicxulub en Yucatán, donde un hermoso fenómeno ha surgido como consecuencia, los asombrosos ríos fantasmas que corren por debajo de las entrañas de aquella región de México. Pero incluso dentro de estas formaciones acuosas únicas en el mundo llamadas cenotes, existe uno que raya en la fantasía pues parece un río submarino que se escurre dentro del mundo onírico.

Toda la Península de Yucatán está plagada de formaciones acuosas subterráneas por donde corre el agua dulce de los ríos fantasmas que se filtra entre las piedras calizas que dejó la colisión del asteroide. No obstante, de todos los cenotes hay uno que todavía eleva más la sorprendente belleza del lugar.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Un río dentro de un cenote

El llamado cenote Angelita es en palabras burdas, una cueva llena de agua por la que fluye un río. Puede que la confusión se apodere de su mente justo ahora pero, se trata de un río dentro de un cenote, ¿cómo es esto posible? La razón por la que obtiene su aspecto onírico de río dentro del agua, es que cuando colapsa la piedra caliza de la que están construidas sus paredes, los sedimentos se hunden en la parte más baja del cenote. Y ya que actúa como un depósito de agua no sólo dulce sino también salada que se filtra por todo el subsuelo, ocurre una descomposición de la materia orgánica.

A su vez esta descomposición genera una halocina, que es en otras palabras, una nube de sulfuro de hidrógeno que termina por seprar el agua dulce en la parte superior y el agua salada en la parte inferior. El resultado es una mezcla no homogénea dentro de un mismo cuerpo de agua que raya en lo sublime.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Aunado a esto, existen restos de materia orgánica que todavía no ha logrado descomponerse del todo, como ramas de árboles u hojas. Inevitablemente la atmósfera que genera todo el conjunto de fenómenos naturales es asombroso y hace pensar que uno se encuentra dentro de un bosque submarino.

No es casualidad que el cenote Angelita se haya convertido en uno de los sitios favoritos para los buzos que lo visitan desde todas partes del mundo para sumergirse en su magia. Aquí un pequeño fragmento de The Passenge, un film del famoso apneista francés Gillaume Nèry, durante su paso por el cenote Angelita en Yucatán, México.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD