4 sencillos y bonitos rituales para ser feliz, según las neurociencias

El investigador neurocientífico de UCLA, Alex Korb, ha encontrado consejos, con base en datos científicos, para ser felices.

La felicidad se ha convertido uno de los principales objetivos de las nuevas generaciones. Sin embargo, su definición ha ido variando con el paso del tiempo y según las experiencias de las personas.

¿Qué dicen al respecto los científicos? El investigador neurocientífico de UCLA, Alex Korb, ha encontrado consejos, con base en datos científicos, para ser felices. Te los compartimos:

1.Cuestiona el “por qué” de tus sentimientos negativos. Hay ocasiones en que el cerebro a veces siente culpa, vergüenza o tristeza, preguntando el por qué, se reactiva la región de recompensa –incluyendo la corteza prefrontal dorsomedial, amígdala, ínsula y el núcleo accumbens–. Por ello, los neurocientíficos invitan a preguntarse: “¿De qué estoy agradecidx?” La razón es que la gratitud es un antidepresivo natural, cuya sensación libera dopamina en el cerebro y facilita las relaciones interpersonales. Una manera de comenzar a buscar la gratitud es la meditación mindfulness. Te compartimos maneras de practica esta meditación aún dentro de la ciudad

También:  remedios naturales para elevar los niveles de dopamina.

gratitude
https://jameswoodward.files.wordpress.com

2. Etiqueta las emociones negativas. ¿Te sientes triste, enojado, angustiado? Poner las emociones en palabras permite conceptualizarlas, moldearlas y, finalmente, reducir el impacto en la actividad amigdalina. Esto hará que se activa la corteza prefrontal, el cual reducirá la activación del sistema límbico –encargado de los niveles de estrés en el cuerpo–. Y no, reprimir las emociones no mejora el estado emocional –de hecho, sólo lo empeora–.

tumblr_o5tw8suBqQ1umrav9o1_250

3. Toma una decisión. Tomar decisiones permite que el cerebro reduzca la incertidumbre, angustia y ansiedad –además de ayudarte a resolver problemas–. Tomar decisiones incluye crear intenciones y establecer metas, lo cual activa la corteza prefrontal de manera positiva. El resultado de esto es la creación de nuevas neuroconexiones, y por tanto la alteración en la percepción del mundo. Es verdad que el perfeccionismo es estresante, pero no es necesario acertar en el 100 por ciento de las decisiones –tan sólo el 30 por ciento de ellas, y así poder encontrar la mejor manera de sobrevivir–. Además, tomar decisiones también incrementa los niveles de dopamina en el cuerpo, y por tanto de la felicidad.

"No es que sea indeciso. Es que no puedo decidir."
“No es que sea indeciso. Es que no puedo decidir.”


4. Toca a personas –de manera consensuada–.
Necesitamos sentir el amor y la aceptación de los otros; pues cuando no lo hacemos, podemos llegar a experimentar dolor, decepción y extrañeza. En sí, cuando hay un corazón roto, el cerebro siente que una pierna está rota. La razón de esto es que, ante el tacto, el cerebro libera oxitocina –la hormona del vínculo– y por tanto, se reduce el nivel del dolor. De hecho, de acuerdo con un estudio realizado por Sonja Lyubomirsky, una persona necesita de mínimo cinco abrazos al día para mantener los niveles de oxitocina, endorfina y dopamina en el cuerpo.

tumblr_o4zdxfVY1o1v9y3t5o1_400



Haz de tu hogar un nicho resiliente (aprende aquí muy fácil)

Algunas propuestas para que tu hogar sea sustentable (y más acogedor que nunca).

No tienes que dejar tu hogar para volver a la naturaleza. Aunque algunos se han fugado de la ciudad para reconectar con el mundo natural –y ha pasado que un viaje se convierte en una odisea–, lo cierto es que tenemos que plantearnos objetivos realizables si queremos tener una vida más natural. Si queremos dejar de ser una carga para el planeta y aspiramos, más bien, a convertirnos en agentes de cambio, podemos hacerlo desde nuestra casa, volviéndola un hogar sustentable.

Por supuesto que no todo termina ahí. Más bien, es donde debe empezar. Y en esto estarían de acuerdo los monjes zen, pues para ellos poner en orden la mente y el espíritu es un trabajo que comienza en casa. Por eso, implementar algunos cambios en nuestro espacio vital debe ser la primera de muchas transformaciones que motiven una revolución de conciencia cotidiana.

 

 Pero, ¿cómo hacer un hogar sustentable?

hogar-sustentable-como-hacer-casa-ecologica
Justina Blakeney

Lo primero que tienes que saber es que no será ningún sacrificio. Al contrario: al implementar algunas mejoras a tu nicho, orientadas al ahorro de recursos y a la reutilización, lo más seguro es que ahorrarás dinero. Además, nunca tu hogar habrá sido más acogedor: ¿quieres apostar?

Entendido esto, debes saber otra cosa: será un proceso que pondrá a prueba tu creatividad. Por lo tanto, será una excelente terapia que seguro te reanimará. Y si no vives solo, ¡mejor aún! Será la excusa perfecta para afianzar lazos familiares, de pareja o con tus roomies.

Pero antes de continuar, ¿sabes por qué es necesario volver sustentable tu hogar?

hogar-sustentable-como-hacer-casa-ecologica

Sólo piensa en todo lo que nuestra forma irresponsable de vivir está provocando en las ciudades: inundaciones, escasez de agua, ambientes tóxicos, altas temperaturas… O como sucede en la Ciudad de México, el paulatino hundimiento de la urbe entera. Cosas que nos están afectando directamente, haciéndonos más difícil la vida de lo que de por sí es.

Por eso, hacer cambios en tu hogar es contribuir a una urgente causa común: detener el cambio climático y su impacto en las ciudades –y sobre nosotros–. Así que manos a la obra.

 

Empezar por microcambios

No por ser pequeños son insignificantes. Hacer microcambios, modificando algunos pocos hábitos, es fundamental para tener un hogar sustentable. Aquí algunas ideas.

 

Usa servilletas no desechables

Tal como lo hacían nuestros padres o abuelos: usa servilletas de tela que puedas lavar. Quizá las prisas en la calle te obliguen a usar servilletas, pero en casa no hay excusa. Sólo necesitas comprar un metro de tela suficientemente gruesa y cortar cuadros de 25×25 centímetros. El dobladillo es opcional, si quieres que luzcan bien. Pero lo importante es utilizarlas para evitar el uso de servilletas en casa, y sólo lavarlas y secarlas al sol después de algunos usos.

 

Lava con menos frecuencia

No hagas rituales de lavado del tipo “debo lavar cada sábado”. Es probable que ni siquiera sea necesario. Si lavas menos no sólo ahorras agua, electricidad y detergente; también estarás evitando el deterioro de tu ropa. Así que piénsalo bien antes de lavar y revisa que no te falten prendas para evitar otra carga si es posible. Para eso también puedes separar sólo por colores, y no temerle a lavar una sabana o una toalla con el resto de tu ropa (siendo honestos, ¿cuál es la diferencia?).

Y por favor, ¡no utilices secadora! Deja que la ropa se seque al sol.

hogar-sustentable-como-hacer-casa-ecologica
Unsplash

 

Usa el fuego con sabiduría

Si no sabes usar olla exprés, ¡aprende! Es un must para poder ahorrar gas, y de paso puedes cocinarte cosas deliciosas y nutritivas mucho más rápido. Y no olvides emplear tapas, pues esto facilita la cocción de los alimentos. También puedes aprovechar el calor residual apagando el fuego o el horno unos 5 minutos antes, y dejando reposar tus alimentos… ¡quedarán igual de deliciosos!

 

Limpia sin tóxicos

Menos tóxicos, sin olores abrasivos e igual de efectivos: los productos de limpieza hechos a base de sencillos ingredientes como el bicarbonato de sodio, son lo mejor. Toma menos tiempo hacerlos que ir al supermercado por los líquidos convencionales.

 

Desconecta lo que no estés usando

Y sobre todo, no dejes monitores prendidos si no los vas a utilizar: gastan mucha energía.

 

Ten muchas plantas

Está comprobado por la NASA que las platas –y algunas más que otras– ayudan a oxigenar el ambiente. ¿Te imaginas si todos tuvieran más plantas en su hogar? Habría micropulmones en toda la ciudad. Además, ayudan a reforzar la conexión con el entorno y a relajarnos.

Ten muchas plantas  Está comprobado por la NASA que las platas –y algunas más que otras– ayudan a oxigenar el ambiente. ¿Te imaginas si todos tuvieran más plantas en su hogar? Habría micro-pulmones en toda la ciudad. Además ayudan a reforzar la conexión con el entorno y a relajarnos.

 

Separa la basura

Orgánica, inorgánica y reciclable. Sólo necesitas tres botes distintos… no es nada del otro mundo. Y con la basura orgánica puedes hacer tu propia composta.

 

Recoleta agua

Usa cubetas para almacenarla y utilízala en tareas de limpieza o para regar las plantas.

 

Seguir con macrocambios

Estos pueden ser un poco más difíciles, o por lo menos exigir mayor tiempo o inversión. Pero con el tiempo, estos cambios te ayudarán a ahorrar dinero. Y harán de tu hogar un espacio 100% sustentable.

 

Haz un recolector de agua

Si ya recolectas el agua de lluvia, sabrás la enorme cantidad de agua de la que te puedes hacer en una sola noche de tormenta. Muchas veces ésta rebasa por mucho lo que algunas cubetas pueden recolectar. Por eso te recomendamos instalar un recolector de agua, que a la larga es mucho más práctico. Aquí te decimos cómo.

 

Instala paneles solares

No es tan difícil y te puede ahorrar un 90% de la tarifa eléctrica. Sólo busca en tu país empresas que los instalen (y emancípate). Aquí puedes consultar algunas en México.

Instala paneles solares  No es tan difícil y te puede ahorrar 90% de la tarifa eléctrica. Sólo busca en tu país empresas que los instalen (y emancípate). Aquí puedes consultar algunas en México.

 

Instala aireadores en los grifos de la cocina y el baño.

Éstos son filtros que se enroscan en el grifo y que al abrirlos permiten que salga un chorro de agua a presión, porque mezclan el agua con el aire. Así podrás ahorrar hasta un 50% de agua.

 

Si vas a construir, usa ladrillos de botellas PET

Esto consiste en utilizar botellas en lugar de ladrillos. No sólo es un material de gran resistencia y firmeza, sino que además genera mejores condiciones térmicas, tanto en climas fríos como calurosos. Y claro, implica darle un uso a las contaminantes botellas de plástico. Puedes utilizar también materiales de construcción alternativos.

 

Cultiva tu propia comida

Es imposible que cultives todo lo que necesitas. Pero puedes empezar por algunos cultivos fáciles de germinar, y haciendo un huerto casero paso a paso como ya te hemos mostrado.

hogar-sustentable-como-hacer-casa-ecologica

 

Haz un jardín comunitario

Esta es otra opción para hacer tu propia comida, que además empodera a la comunidad y te conecta con otros. Sólo necesitas encontrar un espacio: un camellón es lo ideal, pero puede que incluso sea un espacio compartido en tu edificio –si vives en departamento–, en un parque cercano o en una jardinera lo bastante grande.

 

Construye tus propios muebles

La industria de muebles es una de las culpables de la deforestación a nivel mundial. Así que mejor dale una nueva vida a esa maleta vieja, a una llanta o a ese cajón de madera para frutas. Aquí hay algunas increíbles ideas que te motivarán.



¿Puede haber una sobredosis de felicidad? La ciencia dice que sí

Nos enfrentamos continuamente a la necesidad de darle sentido a la vida y ser felices; pero en el camino, ¿es posible hacerse adicto a la felicidad?

Existen muchas formas inmediatas y en fast track para alcanzar la felicidad momentánea. La filosofía diría que se trata más bien de hedonismo, pues según las grandes mentes de la historia, la felicidad verdadera reside en sostener principios como la prosperidad, la virtud, la excelencia y la reputación. La psicología, en cambio, dirá que la felicidad es un estado mental de bienestar, relacionado con un sentido de pertenencia y satisfacción con la propia vida; ya sea que se sienta como algo momentáneo, o ligero y fugaz, se trata de un estado del ser. 

Y aunque nadie tiene la certeza de qué es la felicidad o si de verdad existe, hay quienes han optado por darse, literalmente, descargas de felicidad para lograr la plenitud.

felicidad-sobredosis-depresion-estimulacion-cerebral-profunda

Y no, no estamos hablando de drogas, sino de un tratamiento que consiste en implantar electrodos en el cerebro para estimular sus reacciones. Este novedoso método de la neurociencia está siendo utilizado principalmente para tratar enfermedades como el Parkinson; sin embargo, estudios recientes han probado que es una opción para quienes padecen depresión crónica. 

felicidad-sobredosis-depresion-estimulacion-cerebral-profunda

En nuestra época, la depresión se ha convertido en una realidad global. Mientras que algunas personas han decidido tratarla con medicamentos y terapias, otras han optado por elegir tratamientos naturales para la psique, como los remedios naturales, los baños de bosque, o incluso la meditación. Hoy, sumado a estas grandes alternativas, está la estimulación cerebral profunda.

 

¿Estimulación cerebral para ser feliz?

felicidad-sobredosis-depresion-estimulacion-cerebral-profunda

Actualmente existe un procedimiento que genera felicidad, o al menos aumenta la sensación de euforia sin fármacos. La estimulación cerebral profunda es una práctica que ha probado su eficacia para tratar trastornos psiquiátricos secundarios, como la depresión y el trastorno obsesivo-compulsivo.

El procedimiento consiste en colocar electrodos en el cerebro que mandan señales al sistema de recompensa, lo cual puede aumentar o disminuir la sensación de euforia.

“Los pacientes saben que no les he dado nada, pero que han eliminado algo que los molestaba”, dijo Helen Mayberg, la creadora del método; “es como tener un pie en el acelerador y un pie en el freno al mismo tiempo y, luego, levantar el pie del freno. Ahora puedes moverte”.

felicidad-sobredosis-depresion-estimulacion-cerebral-profunda

El desafío que el procedimiento ha generado es saber la cantidad de voltios necesarios para cada paciente, ya que se ha encontrado que puede causar adicción. Y tener un exceso de euforia puede resultar en lo mismo que estar deprimido, pues se elevan los niveles de ansiedad. Esto, además, plantea un dilema ético:

¿Quién decide cuál debería ser el nivel: los doctores o la persona cuyo cerebro está a prueba?

Imagina que llevas deprimido 30 años. Comienzas el tratamiento y de repente te interesa todo, vuelves a tu vida. Los síntomas desaparecen y cambias mucho en muy poco tiempo. En general, este cambio es tan radical que puede producir una sensación de amenaza. Daamian Denys, investigador de la Universidad de Ámsterdam, afirma: 

La estimulación ha de ser continua y así el ánimo de la persona se mantiene perfectamente. Si se detiene, el paciente recae en la enfermedad.

Quizás la ciencia ofrece una opción más para ayudar a los pacientes con depresión, pero como ya se sabe, la depresión no es algo que se pueda resolver de la noche a la mañana. Es una actitud; es como el problema del sentido de la vida al que te enfrentas continuamente.

¿Cómo nutres tu actitud ante la vida?