Increíble: gorilas muestran señales de que están aprendiendo a hablar, científicos

El caso más emblemático es el de Koko, quien ya había sorprendido al mundo comunicándose con señales hacia sus cuidadores.

Foto: independent.co.uk

En muchos puntos, los animales tienen actividades racionales, vinculadas a la memoria y el aprendizaje, por ejemplo. Incluso algunos parecieran resolver problemas complejos ¿te has preguntado si el cerebro de los animales también va hacia una evolución de lo racional? ¿Has observado especies que parecieran reflexionar y llegar a sus propias conclusiones? ¿o qué algunas han desarrollado una consciencia sobre sí mismos? (como cuando se miran al espejo y se reconocen).

Muchos de nosotros quizá hemos pensado en la posibilidad de que incluso los animales en algún punto desarrollen un lenguaje articulado con palabras y significados, y luego de descubrimientos recientes esta idea no es tan descabellada como podría parecer a algunos.

Investigadores de la Universidad de Winsconsin Madison han encontrado que una famosa gorila llamada Koko, conocida por haber aprendido señales para comunicarse con sus cuidadores (lo que implica mostrar una señal con un pensamiento premeditado) ha “desempeñado al menos 9 comportamientos voluntarios que requieren su control en su vocalización y respiración.

Los científicos creen que esta capacidad de control respiratorio es una intención de exteriorizar un discurso premeditado.

Koko ha saltado una grieta. Ella está mostrando el potencial, bajo las condiciones ambientales propicias, de que los simios desarrollen un poco de control (o sea intencional) sobre su tracto bucal. No es tan bueno como el control humano, pero es un cierto control.

En el siguiente video Koko parece seguir perfectamente el ritmo de la conversación:

 

 



Cuervo roba tarjeta de crédito y trata de comprar un boleto de tren (Video)

La inteligencia de los cuervos resulta particularmente coqueta, incluso fascinante, para los seres humanos.

Desde hace milenios, los cuervos han robado la atención del ser humano. A pesar de esto, su inteligencia y perspicacia siguen provocando asombro en nosotros. Por ejemplo, esta vez un cuervo en Japón se llevó las cámaras y su osadía dio la vuelta al mundo: tras robar a una señora su tarjeta de crédito, intentó comprar un boleto de tren en un dispensador automático.

El lance de esta seductora ave ocurre después de escudriñar la maquina, preguntándose por su funcionamiento. Al probablemente notar que hace falta un utensilio para activarla y que la persona de junto tiene justo esta pieza faltante, decide apropiarse de ella para luego tratar de obtener su recompensa, en este caso, un boleto de tren.

La inteligencia de los cuervos nos provoca fascinación, y dicha cualidad ha sido demostrada incontables veces por las aves negras. De hecho, a continuación de presentamos algunas razones por las que el cuervo podría ser considerado el animal más inteligente de todo el reino, incluso (a veces pareciera) contando a los humanos.



Una entrañable lección de la naturaleza, cortesía de los lobos: el sentido comunitario

Entre otras cosas, estos indómitos canes nos enseñan cómo trabajar en equipo.

Tanto los lobos como todas las demás especies de canes son animales muy inteligentes. Pero la diferencia entre los que están domesticados (como el perro) y los agrestes (como el lobo), se ha hecho más grande con el pasar de los siglos. Si embargo, de los agrestes podemos aprender sorpresivas lecciones de vida. Y es gracias a que, su estado indomable, les ha permitido proseguir bajo el ritmo del universo, sin que el ser humano intervenga en sus procesos de vida. 

lobos-estudio-trabajo-en-equipo-comunicacion-diferencias-perro-lobo-2

El lobo es un animal en esencia comunitario: vive en jaurías, a veces nómadas, que sólo pueden sobrevivir bajo una estricta organización jerárquica. Un estudio comprobó, por ejemplo, que la comunicación de los lobos para mantener esa cohesión es más compleja de lo que se cree, intercediendo en ella un lenguaje corporal muy exacto. Así mismo, también se ha investigado qué tanto utilizan los lobos la comunicación a través de la mirada, y se ha comprobado que sus melancólicos aullidos significan que extrañan a un miembro de su jauría.

Pero tratándose de depredadores tan salvajes, es increíble el nivel de cooperación que los lobos pueden llegar a tener, sobre todo en lo que a la caza se refiere. Un estudio de Wolf Science Center, de la Universidad de Viena, hizo una prueba para comprobar la diferencia de comportamiento entre perros y lobos, en un reto que requería del trabajo en equipo para conseguir un pedazo de comida.

Sin entrenamiento alguno, 5 de 7 parejas de lobos lograron obtener la comida,

mientras que sólo 1 de 8 parejas de perros lo lograron

 

No obstante, los perros tienen mejores capacidades para otras tareas. Por ejemplo, andar en patineta, algo que jamás se le ha visto hacer a un lobo –aunque vale la pena recordar, se tratan de actividades enseñadas por el hombre–. Según el doctor Marshall-Pescini, uno de los encargados del estudio en Viena, los perros tienen más talento para ejecutar tareas individuales, mientras que los lobos están acostumbrados a solucionar sus problemas con el trabajo en equipo. De esto se concluye que los perros se han individualizado durante el proceso de domesticación, pues aunque consideren a sus familias humanas como tribus, han adquirido hábitos de supervivencia individual. Algo parecido a lo que le ha pasado al propio ser humano.

Así, es indudable que la domesticación ha afectado el comportamiento y la inteligencia de los perros. Pero el ADN de éstos es el mismo que el de los lobos. Por eso, siguen siendo animales inherentemente comunitarios, un legado genuino, cortesía de su antepasado, el lobo.

 

*Referencias: Wolf vs Dog Intelligence Test – Bang Goes The Theory – Brit Lab – BBC