Utilizarán desechos de café para pavimentar carreteras como medida ecosustentable

Ingenieros en Australia han llegado a la conclusión de reutilizar las más de 3 000 toneladas de desperdicios anuales de café para en pavimento ecológico.

Pese a ser delicioso y saludable, el café es uno de los principales contaminantes del planeta. Se calcula que cada taza de café preparada con las máquinas que usan cápsulas, emiten 82 gramos de CO2 y un residuo de aluminio no reciclable. Esto, sin pensarlo a largo plazo, puede provocar un impacto ecológico que requiere una atención por parte de los consumidores y productores. 

Es verdad, el café está al borde de la extinción, y por ello es importante prestar atención a su uso ecológico para reestablecerlo en el mundo con adictos al café.  Después de su consumo, los restos del café terminan en la tierra, en las tuberías de la cocina y, de ahí, en el océano, sin recibir un uso más ecológico. 

 cemento

Por ello, al ver esta situación, ingenieros en Australia han llegado a la conclusión de reutilizar las más de 3 000 toneladas de desperdicios anuales de café para en pavimento ecológico. El proyecto estuvo a cargo de Arul Arulrajah, líder de un grupo geotécnico del Centre for Sustainable Infrastructure en Swinburne University of Technology. 

Ese equipo descubrió que al unir materiales reciclados como ladrillo en polvo, vidrio y concreto puede ser una fusión que apoye la construcción de pavimientos. Sin embargo, para Arulrajah, al ver que los baristas tiraban granos de café a la basura, decidió darle una oportunidad ecológica al café como material de ingeniería. 

Recolectar residuos de café y hacerlos pasar por un proceso de secado durante cinco días, permitió, descubrir que al estar mezclados con material de manufactura –solución alcalina, escoria, bloques cilíndricos comprimidos–, puede crearse material para pavimentar carreteras y calles.  Conseguir 150 kg de café a la semana puede ser útil para construir 5 km de camino al año. Esto reduciría inclusive la demanda de materia prima y, en consecuencia, de tierras fértiles. 

Si esta medida se expandiera en el mundo, miles de millones de toneladas de desperdicios de café podrían ser reutilizadas para mejorar los caminos de numerosas zonas del mundo. Sin mencionar que se estaría cuidando al medio ambiente y a sus ecosistemas, reutilizando una materia biodegradable como base. 



OMS cataloga como cancerígenos a las bebidas muy calientes

Esto no significa que el café se convierta en cancerígeno una vez calentado a temperaturas altas, sino que es el calor lo que escalda la garganta facilitando la formación de tumores y, en consecuencia, cáncer.

En un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud –OMS– se anunció que el excesivo calor de algunas bebidas como el café y el té son causa de cáncer en el esófago. Si bien se procuró enfatizar que las bebidas no son en sí mismas cancerígenas si se sirven en temperaturas normales, la realidad es que esto ha creado un impacto en el mundo tanto científico como civil. 

Hace aproximadamente 25 años, la OMS clasificó al café como un posible cancerígeno; sin embargo, en la investigación actual se ha descubierto que no es el café, sino la temperatura considerablemente elevada la causa principal del cáncer en el esófago. De hecho, para llegar a esa conclusión, 23 científicos de la International Agency for Research on Cancer –IARC– de la OMS, revisaron más de 1 000 estudios sobre la relación entre el cáncer y el café, reportando que “había una evidencia insuficiente sobre la cancerogenicidad de beber café.”

 Por otro lado, se encontró una correlación significativa entre la incidencia de cáncer y la temperatura alta de la bebida –aunque no se llegó a definir con precisión cuánto equivale el “excesivamente caliente”–. Esto no significa que el café se convierta en cancerígeno una vez calentado a temperaturas altas, sino que es el calor lo que escalda la garganta facilitando la formación de tumores y, en consecuencia, cáncer. 

cafe, cancerigeno, cancer, bebidas calientes cancerigenas
cafe
Christopher Wild, director de la IARC, ha recalcado que no es la bebida en sí, sino la temperatura la responsable del desarrollo de cáncer.  Por lo que, para preparar una buena taza de café, el agua hervida necesita estar entre los 90.5ºC y 96ºC; y una vez servida en la taza, la bebida –no cancerígena– debería beberse a una temperatura alrededor de los 65º C. Y para no estar con un termómetro calculando la temperatura del café, sólo mete tu dedo meñique para comprobar que no te queme. Sólo de esta manera no sólo se puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de esófago, también mejorar la experiencia de un café matutino o vespertino en horas de somnolencia. 

Y es que de hecho, según la data del American Institute for Cancer Research, las nuevas investigaciones sugieren que el café realmente es un protector del desarrollo de algunos cánceres, enfermedades del hígado, entre otras. Sin embargo, como en todo, hay que beber café en medidas que no afecte a la globalidad del cuerpo; en caso que te interese saber cuánta cafeína es suficiente para tu cuerpo, dale click aquí. De hecho, moderar el consumo del café permite prevenir la tensión cardíaca elevada y controlar el consumo de glucosa en personas con diabetes. 

cafe, cancerigeno, bebidas calientes cancerigenas
cafe

 



Té VS Café ¿Qué te conviene?

Más que irnos a los antagónicos peor-mejor, se trata de hacer una foto de dos de la bebidas más populares de la época.

Sobre todo el siglo pasado, por la globalización, el café ganó más popularidad y auge que nunca; este y el tabaco. Sin embargo, aunque existen muchos estudios que en realidad enaltecen sus propiedades positivas para la salud, también abundan los que nos avisan que podría no ser tan saludable…

En este contexto, y quizá por la propagación creciente de filosofías orientales expandidas con prácticas como el yoga o la meditación, el té va creciendo mucho también en consumo. Lo cierto es que este tiene efectos en el sistema nervioso mucho más tenues que el café. Pero, en un comparativo, ¿Qué nos conviene?

En este infográfico publicado por lifehacker, la carrera de la salud la gana el té; los datos son interesantes porque el café también tiene muchos beneficios…

+Esta es la traducción de la parte de abajo, el apartado de el café y té en hechos.

Columna izquierda (de izquierda a derecha).

Positivo

Tomar té puede prevenir la diabetes y aminorar su progreso cuando ya se tiene.

Beber 3 o 4 tazas de té al día puede disminuir las posibilidades de un ataque al corazón.

El té contiene fluoruro (el cual protege los dientes)

Los hombres que toman 10 tazas de té verde al día disminuyen las posibilidades de desórdenes en su hígado

El té puede proteger contra enfermedades del corazón y algunos cánceres.

Las personas que beben 4 tazas de té negro al día durante seis semanas probaron producir menos cortisol, la hormona del estrés.

Según algunos estudios, el té verde puede proteger del cáncer del pulmón.

Contrario a la cafeína, el té hidrata, más que deshidratar como se cree de la primera.

Negativo

El té puede contener pesticidas, incluso si ha sido etiquetado como orgánico.

El té contiene tanino, el cual reduce la absorción de hierro en el cuerpo, lo cual podría incentivar la anemia.

El té contiene cafeína la cual ha probado elevar la ansiedad y aumenta la presión en la sangre.

Agregar leche al té puede truncar los beneficios que este tiene contra el cáncer.

Columna Derecha:

Positivo:

Estudios han probado que el café ayuda a prevenir 2 tipos de diabetes.

Tomar café ha demostrado disminuir los peligros en los hombre de sufrir gota después de los 40 años.

Su cafeína incrementa la efectividad de los analgésicos.

El café es un gran protector del hígado, especialmente contra la cirrosis y el cáncer.

Mejora la memoria a corto plazo, y también mejora la velocidad de reacciones; sobre todo el personas adultas.

Negativo:

El café provoca la decoloración de los dientes.

Un estudio danés prueba que beber más de 8 tazas al día aumenta los riesgos de sufrir nacimientos prematuros.

Estudios han probado que el café debilita el flujo de la sangre al corazón.

18ixk6n428mnmjpg-1

 



Por qué no es bueno tomar café antes de las 9:30 am

De acuerdo a los ciclos de cortisol, los expertos recomiendan que tu primera taza de café sea entre las 9:30 y las 11:30 de la mañana.

Entre millones de personas alrededor del mundo café se ha convertido en el elixir matutino por excelencia. Sus alcances como estimulante hacen de este un perfecto aliado para afrontar el día a día contemporáneo –sobretodo ahora que vivimos de forma más acelerada que jamás en la historia–. Sin embargo, de acuerdo con expertos, lo mejor sería no ingerir esta pócima cotidiana antes de las 9:30 por la mañana. 

En el podcast especializado en ciencia y gastronomía, Gastropod, entrevistaron a Steven Miller, un cronofarmacólogo –aquel que estudia la reacción del cerebro a distintas sustancias–, que asegura que deberías de esperar hasta esa hora para consumir café- Lo anterior se debe a que el nivel de cortisol en el cuerpo (la hormona que regula el estrés y el azúcar en la sangre) alcanza su máximo entre 8 y 9 de la mañana, así que originalmente no requiere de cafeína antes de eso. Posteriormente, digamos a las 9:30, entonces el cuerpo recibe a la perfección la inyección del estimulante y lo ayuda a alongar su estado de alerta. 

Recuerda que al momento de decidir qué sustancias o alimentos ingerir, y en qué momentos del día hacerlo, es fundamental considerar los tiros naturales de tu cuerpo, para así construir un diálogo benéfico entre lo que ocurre afuera y lo que ocurre adentro de ti. 



¿Sabes cuánta cafeína es suficiente para tu cuerpo?

Es importante no excederse de los 300mg en los adultos, ya que puede provocar irritación, insomnio, ansiedad, ardor en el estómago, hipertensión, riesgo de osteoporosis, alteraciones en la gestación, etcétera

Para la cama, la mesa, el sofá, el trabajo, las altas horas de la noche. La cafeína es la heroína de nuestras mañanas y madrugadas, en especial a la hora de iniciar una actividad que requiere atención y enfoque continuo. Inclusive, tras un apetitoso platillo a la hora de la comida, nos ayuda a despertarnos de ese “mal del puerco”.

Sin embargo, ¿cuánta cafeína es suficiente para el cuerpo? ¿Es la misma la que proviene del café, té, refrescos o bebidas energéticas?

Cuenta la leyenda que el descubrimiento de la cafeína se hizo por el siglo IX, cuando las cabras de un monasterio árabe pastaban en campos de café. El resultado fue evidente: estos animales de cuatro patas subían y bajaban los árboles, brincando sin ton ni son.

Con tan sólo 75mg de cafeína lograrás que los receptores de adenosina actúen al doble aumentando la atención, memoria y capacidad de aprendizaje. No obstante, es importante no excederse de los 300mg en los adultos, ya que puede provocar irritación, insomnio, ansiedad, ardor en el estómago, hipertensión, riesgo de osteoporosis, alteraciones en la gestación, etcétera.

Una taza de café regular contiene alrededor de 100mg de cafeína; un refresco de 330ml, 35mg de cafeína; una lata de bebida energética de 250ml, 80mg; una taza regular de té (el cual contiene teína, que es un derivado de cafeína), 50mg de cafeína. Así que, para evitar la incidencia de enfermedades cardiovasculares o cerebrales, es importante reducir el consumo de la cafeína a menos de tres tazas diarias de café.

Moderar el consumo del café puede disminuir la tensión elevada de las personas hipertensas, así como controlar el consumo de glucosa en personas con diabetes. Para la doctora López García, “es recomendable que a los pacientes hipertensos no controlados se les aconseje disminuir su consumo de café, aunque aquellos que están bien controlados no tienen por qué hacerlo”.

En caso de ser necesario, es ideal encontrar alternativas al café como por ejemplo el té, ya que el efecto de su consumo no incide en enfermedades coronarias, infartos cerebrales ni diabetes. Inclusive, algunos estudios señalan que el consumo moderado de la cafeína podría disminuir la aparición de enfermedades del neurodesarrollo como la demencia senil o el Alzheimer.



Conoce las 8 bebidas más insanas (y populares) de Starbucks

Sus productos contienen el suficiente azúcar para inducir a un coma diabético o incrementar el colesterol a niveles exorbitantes.

A veces, cuando nos vemos con alguien, escogemos un punto “céntrico”. Y sin darnos cuenta, terminamos en algún Starbucks, cadena cafetalera que inunda a la ciudad con sus sabores dulzones del café; nos quedamos durante horas completas: entre el trabajo a solas o en equipo, el chisme y la pérdida del tiempo. Disfrutamos de un lugar cómodo con internet y una variedad de alimentos: todo tipo de café, infusiones, comida y postres. Y en ocasiones hasta los consumimos el doble, sin empacho alguno.

El problema se presenta cuando el bebemos en exceso sus productos; ya que, algunas de éstas contienen el suficiente azúcar para inducir a un coma diabético o incrementar el colesterol a niveles exorbitantes. De acuerdo con The Daily Meal, ocho de sus productos son los más dañinos para la salud; te los compartimos:

Peppermint Mocha.

2-Peppermint_Mocha-Starbucks

Se trata, en pocas palabras, de un postre disfrazado de café; y aunque contiene altos niveles de vitamina A, calcio y hierro, también cuenta con las mismas grasas saturadas que un foie gras. En pocas palabras, aporta 500 calorías y 10 gr de grasa saturada.

Chai Tea Latte.

1-chailatteredit-flickr_Calgary-Reviews

Aunque parezca lo más saludable del mundo, este latte contiene 340 calorías; es decir, lo mismo que dos barras de chocolate, con 53 gr de azúcar y 6 de colesterol.

Caramel Flan Latte.

8-Starbucks_Caramel_Flan_Latte-Starbucks

Para quemar las calorías de esta bebida (15 gr de grasa y 49 de azúcar), necesitarías pasar una hora y quince minutos en bicicleta.

Caramel Brulée Latte.

3-Caramel_Brulee_Latte-Starbucks

Con el topping de crème brulée, esta bebida también te ofrece 580 calorías, 60 mg de colesterol y 65 gr de azúcar.

 Chocolate Blanco.

Whie Hot Chocolate

De acuerdo con The Daily Meal, al tomar esta bebida es como si estuvieras derramando la grasa de tu cena directamente en la arteria carótida; contiene más grasa saturada que un paquete de pollo de KFC.

Frappuccino Green Tea.

FrapuccinoGreen Tea

¿Sabías que beber este café equivale a comer 34 Wonka Pixie Stix, con cerca de 290 calorías?

Caramel Apple Spice Drink.

Caramel Apple Spice Drink

Considerado como una bebida para niños, es prácticamente un vaso lleno de jarabe. Con sus 440 calorías y 86 gr de azúcar, no tiene ningún beneficio nutritivo.

Eggnog Latte.

7-Eggnog_Latte-Starbucks

Aún si la crema batida, este café tiene más colesterol que una hamburguesa Big Mac; y en total aporta 610 calorías y 27 gramos de grasa.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca