Tu guía para una vida sostenible y medio ambiente

Los árboles pudieron haber desencadenado una extinción masiva

Los árboles pudieron haber desencadenado una extinción masiva

Investigadores creen que los árboles pudieron haber ocasionado una extinción masiva que terminó con cientos de especies.

Los seres arbóreos guardan en ellos una gran sabiduría ancestral, sus anillos son las fieles impresiones de lo que ha sucedido en el planeta durante milenios y además, son mucho mas complejos de lo que se piensa. Tienen un sistema social mediante el que se protegen unos a otros a través de la interconexión de sus raíces. Aunque una nueva investigación sugiere que justamente la profundidad de sus raíces pudo haber desencadenado un proceso de extinción masiva hace millones de años.

Los árboles pudieron haber desencadenado una extinción masiva

Hace unos 400 millones de años la Tierra era completamente distinta a lo que conocemos hoy en día. La vida estaba primordialmente concentrada en los océanos y en tierra firme no existían los grandes bosques que habitan hoy en día. A partir de esta época es que las plantas de grandes raíces comenzaron a expandirse por el planeta e investigadores creen que fueron la razón de una serie de extinciones masivas que ocurrieron en los océanos.

Los ecosistemas marinos experimentaron una extinción masiva durante el periodo conocido como Devónico, que abarca desde hace 360 millones de años y hasta 420 millones de años. A finales del Devónico la vida marina se vio reducida hasta en un 60% y muchas de las especies desaparecieron durante esta transición, no obstante, los científicos no saben qué desencadenó este evento pero especulan que pudieron haber sido los árboles.

Expansión de los grandes bosques

A medida que las planta se alejaron más de las grandes fuentes de agua, tuvieron que cavar más profundo con sus raíces para encontrar los nutrientes necesarios para subsistir. Y en esta búsqueda de nutrientes, en algún punto los arboles habrían comenzado a extraer fósforo de los minerales encerrados en las profundidades.

Los árboles pudieron haber desencadenado una extinción masiva

Pero una vez que los árboles perecen, los nutrientes de su biomasa se descomponen y se disuelven más fácilmente en las aguas subterráneas, que evidentemente van a para al mar. Es por esto que el grupo de investigadores de la Universidad de Indiana, creen que durante el devónico, grandes cantidades de fósforo ingresaron al mar lo que a su vez provocó un excesivo crecimiento de algas marinas.

“Nuestro análisis muestra que la evolución de las raíces de los árboles probablemente inundó los océanos con un exceso de nutrientes, lo que provocó un crecimiento masivo de algas”, explica el científico terrestre, Gabriel Filippelli. “Estas floraciones de algas rápidas y destructivas habrían agotado la mayor parte del oxígeno de los océanos, desencadenando eventos catastróficos de extinción masiva”.

Colonización del fósforo en el océano

A través del análisis químico de piedras extraídas de diversos lechos marinos y costas de Groenlandia y Escocia, los científicos pudieron descubrir las tasas de fósforo que ingresaron al océano en distintos años del periódo Devónico.

Encontraron diferencias en la cantidad de fósforo presente en el ambiente marino, no obstante, las cifras en general sugieren que hubo cambios abruptos de fósforo en el océano durante el periodo Devónico.

Los árboles pudieron haber desencadenado una extinción masiva

Desde luego que estudiar los niveles del elemento y asociarlos con el surgimiento de raíces más profundas de los árboles, es una tarea complicada, ya que los árboles no se expandieron de manera puntual y única, “sino que probablemente se tambalearon geográficamente, alcanzando su punto máximo en diferentes momentos en diferentes partes de Euramérica y otras partes de la Tierra Devónica”, explican los autores.

Pero lograron percatarse de que durante los periodos más secos, las entregas de fósforo hacia las fuentes de agua, se disparó de manera abrupta, lo que sugiere que las raíces podrían descomponerse si no hay suficiente agua disponible y luego entonces, liberan sus nutrientes hacia el subsuelo.

Los árboles pudieron haber desencadenado una extinción masiva

Podría repetirse

Los hallazgos de la investigación son preocupantes ya que aunque la extinción marina el Devónico se debió a causas naturales derivadas de los cambios en la dinámica del planeta, actualmente estamos atravesando por un proceso similar pero esta vez ocasionado por el hombre.

La contaminación por fertilizantes y desechos orgánicos está liberando cantidades de fósforo y una gran cantidad de elementos extraños hacia el mar y en consecuencia, están comenzando a surgir zonas muertas donde los niveles de oxígeno son casi nulos.

Es por esto que los investigadores creen que los resultados para comprender cómo se ocasionó una extinción masiva durante el Devónico, “pueden servir como una advertencia sobre las consecuencias de condiciones similares que surgen de la actividad humana en la actualidad”.

Referencias: Smart, M. et al. Enhanced terrestrial nutrient release during the Devonian emergence and expansion of forests: Evidence from lacustrine phosphorus and geochemical records. GeoScience World, DOI

Total
0
Share