PUBLICIDAD

NATURA

El iridiscente plumaje del ave arcoíris (un destello de la naturaleza)

La naturaleza tiene misteriosas formas de sorprendernos, basta con detenerse a admirar las miles vías en que expresa la belleza para darnos cuenta de que pertenecemos a un mundo maravilloso. Una vez que nos damos esta oportunidad, la magia surge y nos percatamos de que existen especies que parecen ser en sí mismas un estallido de colores, como el pequeño carbonerito de Sophie que tiene la apariencia de un arcoíris viviente.

Esta especie de ave es muy adorable, mide tan sólo 10 centímetros de longitud y comparado con otras aves, es muy pequeño. Además, tiene la gran peculiaridad de que su plumaje presenta una gama de colores pastel que parecen sacados del arcoíris. Tiene una forma redondeada que da una sensación de que se trata de un ser súper esponjoso y aunque es pequeño, su cola es en realidad muy larga.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El ave es conocida comúnmente como carbonerito de Sophie, aunque su nombre científico es Leptopoecile sophiae y su característica más distintiva luego de su colorida apariencia, son sus cejas blancas. De hecho, son estas las que le dan otros nombres como carbonero cejiblanco, pues si se les observa detenidamente uno puede percatarse de que sus manchas blancas justo arriba de sus ojos, le dan una apariencia como si estuviera enojado.

Un ave de gran altura

La pequeña ave pertenece a un grupo de aves llamados carboneros que a su vez forman parte de la familia Aegithalidae. Pero se destaca de entre todos ellos gracias a su colorido plumaje que resulta muy vistoso. Desde las tonalidades grisáceas, pasando por los marrones y hasta los rosas, malvas y violetas, el plumaje del ave es simplemente asombroso.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los carboneritos de Sophie habitan en regiones de Asia como China, India, Pakistán y hasta Rusia. Se les puede observar en los bosques boreales en donde encantan el paisaje con su estallido de colores. Están acostumbrados a las alturas, pues algunas comunidades de ellos viven en regiones cercanas al Himalaya por lo que soportan bastante bien las alturas de hasta 5 mil metros sobre el nivel del mar.

Según la Lista Roja de la UICN, los carboneritos de Sophie habitaban originalmente en Kirguistán, sin embargo, migran hacia otras regiones de Asia para la temporada de apareamiento y crianza. Se sabe que son monógamos y que por lo tanto, tanto la hembra como el macho comparten las responsabilidades de crianza de las pequeñas aves.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Afortunadamente no se encuentran en peligro, quizá por la lejanía de su hábitat natural de los asentamientos humanos. Pero lo cierto es que estas aves son simplemente hermosas con sus gamas exóticas de colores que les dan la apariencia de ser un arcoíris viviente. Continue desplazando para admirar su belleza convertida en colores.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD