PUBLICIDAD

MEDIO AMBIENTE

El Pozo de Thor, la puerta al abismo marino

La inmensidad del mar es tal, que tiene el poder de llevarnos hasta la introspección, quizá sea por eso que todo lo relacionado al gigante azul nos causa tranquilidad a la vez que intriga. Pero no sólo en sus profundidades o en medio de la nada es que se encuentran los misterios más grandes, incluso en la costa a pleno alcance de nuestros ojos existen formaciones que nos hacen explotar la cabeza. El Pozo de Thor es uno de ellos y no lleva ese nombre por casualidad, sino porque parece haber sido esculpido por el Mjölnir del gran dios del trueno.

Cerca de Carpe Perpetua en la costa de Oregón, existe un enorme sumidero que parece no tener fondo y por el cual se escurren las olas interminables del mar. Un agujero rocoso en medio de la costa que da la ilusión de estarse tragando el agua de mar que lo rodea, una verdadera maravilla natural que ha generado intriga entre sus visitantes.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Cómo se formó el Pozo de Thor?

Llamado el Thor’s Well (Pozo de Thor) o también el Desagüe del Pacífico, es una formación rocosa natural que probablemente comenzó como una caverna que poco a poco fue tomando forma gracias al incesante paso de las olas. Luego más tarde, con la erosión rocosa y el ímpetu del océano, el techo de la caverna colapsó creando una abertura en la parte inferior y superior. Es por esto que cada que las olas se arrastran hasta él, el océano salpica peligrosamente a todo aquello a su alrededor.

Según los exploradores, aunque el Pozo de Thor parezca un agujero negro sin fondo, en realidad tiene una profundidad de aproximadamente seis metros. Pero no hay que dejarse engañar, la caverna marina incluso con semejante longitud, es en realidad un sitio muy peligroso y es para los amantes de la naturaleza, un sitio de interés que les brinda los paisajes más asombrosos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Como es de esperarse, la espectacularidad del Desagüe del Pacífico depende del ímpetu del mar. Cuando las olas se abravan a través de la marea alta o también, durante las tormentas, las olas se arremolinan dentro de la formación natural y salen despedidas hacia el exterior violentamente. Uno casi puede escuchar hablar al océano a través del gran Pozo de Thor.

Aunque si algún día desea visitar el mágico lugar, la mejor hora para hacerlo es una hora antes de que comience la marea alta, sólo de esta forma podrá observar al pozo sin agua y lentamente volverse el desagüe del mar.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD