Contundentes ilustraciones de crítica social que nos muestran lo que está mal en la actualidad

Ilustrar la catástrofe no es fácil… pero el artista polaco Pawel Kuczynski se atrevió a hacerlo, para llevar al mundo un mensaje muy necesario.

Muchos geniales artistas contemporáneos han estimulado su creatividad para poder elaborar ilustraciones de crítica social cargadas de mensajes contundentes que buscan crear conciencia sobre los problemas actuales.

Así, artistas como el polaco Pawel Kuczynski ilustran –literalmente– la catástrofe que vivimos en la sociedad actual. En sus ilustraciones, como en toda obra de crítica social, hay algo de brutal y que da miedo ver, pues no son sólo un reproche a las empresas o a los políticos sino, fundamentalmente, a nuestros propios actos.

ilustraciones-critica-social-adiccion-redes-sociales

Podemos ver, de esta manera, los dos lados de la moneda: escenas de desigualdad, demagogia e incluso de represión política; y representaciones de la adicción a los celulares y a las redes sociales, que si bien ha sido ocasionada por la negligencia de las grandes tecnoempresas, no es menos cierto que son nuestros hábitos los que la incentivan. Porque en el mundo de Kuczynski no todo es culpa de las grandes cúpulas, sino también de nuestros hábitos. Por eso, en sus ilustraciones retrata a la tecnología como una especie de nueva religión, enajenante y dañina, de la que somos férreos devotos por convicción.

Pero tal visión no es cerrada ni prejuiciosa, pues Kuczynski piensa que:

Facebook y otras innovaciones tecnológicas son sólo herramientas. Depende de nosotros el propósito por el cual las usaremos. 

Lo que dice tiene un un paralelo en su obra, pues como demuestran algunas de sus ilustraciones, también hay posibilidad de “salir de la caja” y cambiar nuestro chip. 

ilustraciones-critica-social-adiccion-redes-sociales

 

Sigue bajando para ver más de sus ilustraciones de crítica social (aunque te advertimos que si eres sensible podrías sentirte algo ofendido, pues Kuczinsky dispara balas de ácida verdad).

 

ilustraciones-critica-social-adiccion-redes-sociales

ilustraciones-critica-social-adiccion-redes-sociales

  ilustraciones-critica-social-adiccion-redes-sociales

ilustraciones-critica-social-adiccion-redes-sociales

ilustraciones-critica-social-adiccion-redes-sociales

ilustraciones-critica-social-adiccion-redes-sociales

ilustraciones-critica-social-adiccion-redes-sociales

  ilustraciones-critica-social-adiccion-redes-sociales

ilustraciones-critica-social-adiccion-redes-sociales

ilustraciones-critica-social-adiccion-redes-sociales

 

ilustraciones-critica-social-adiccion-redes-sociales

ilustraciones-critica-social-adiccion-redes-sociales

ilustraciones-critica-social-adiccion-redes-sociales

ilustraciones-critica-social-adiccion-redes-sociales



Ilustraciones para cuestionar nuestra realidad (e intentar arreglarla)

La obra gráfica de Stephan Schmitz es crítica, pero también inspiradoramente propositiva.

Las ilustraciones de Stephan Schmitz se caracterizan por su sencilles. Sin embargo, sus trazos limpios, colores opacos y formas geométricas son resultado de una confluencia de técnicas que incluyen el uso impecable de la ilusión óptica.

Pero además estas ilustraciones develan las inquietudes de Schmitz, quien sin duda sabe cómo comunicar con su arte y hacernos cuestionar nuestra sociedad, a la par de proponer soluciones e imaginar otras posibilidades en ella. Precisamente, su pulcro estilo es lo que vuelve asequibles sus mensajes y termina por hacernos cómplices de su arte.

Como dijo Schmitz en una entrevista para Ball Pit:

Para hacer el tema y la idea detrás de la ilustración tan claro como sea posible, trabajo con un estilo simple y muy reducido gráficamente. La gente debe ser capaz de “leer” la escena en la imagen en los primeros 30 segundos.

Como sea, el trabajo de este ilustrador conceptual radicado en Suiza habla por sí solo. Estas son algunas de sus más interesantes y contundentes obras gráficas:

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo

ilustraciones-critica-social-stephan-schmitz-arte-contemporaneo



Este artista danés es el perfecto ejemplo de cómo el arte contemporáneo es compatible con la conciencia social

Olafur Eliasson inyecta su trabajo con una conciencia universal que catapulta el arte fuera de sus confines normales y desafía la forma en que habitamos el mundo.

Para Olafur Eliasson, el arte puede cambiar el mundo con su intensidad. O quizás, ayudarlo a que esté en una habitación con el ministro de energía de Nigeria y así contribuir a alfabetizar a cientos de niños y niñas en situaciones precarias.

Mientras que algunos artistas de su rango son conocidos por sus superegos, el altruismo es el rasgo dominante en el arte de Eliasson.

olafur-eliasson-arte-contemporaneo-conciencia-social 6

Su arte se deriva de una práctica sincera en la que colabora con expertos en diversos campos para crear piezas destinadas a proponer intervenciones críticas dentro de los sistemas sociales existentes, un esfuerzo que está diseñado para inspirar el debate y nuevas percepciones, o para detonar el cambio.

olafur-eliasson-arte-contemporaneo-conciencia-social 2

En su más reciente trabajo, Objets définis par l’activité (Objetos definidos por actividad), se reúnen una selección de 18 obras que resaltan, juntas y por separado, la investigación de Eliasson sobre el tiempo, la percepción, el espacio, el movimiento y la relatividad de la realidad. El artista explica en la revista Wallpaper:

Nuestra percepción del mundo es fácil de engañar: quiero revelar los trucos, destacar la forma en que los medios o los políticos abordan erróneamente ciertos asuntos. Quiero que actúen como defensores de la transparencia.

olafur-eliasson-arte-contemporaneo-conciencia-social 9
Libro de recetas vegetarianas del Studio Olafur Eliasson

Con cada trabajo, Eliasson le pide a las personas que incorporen plenamente su experiencia humana a una conexión con la esfera pública más amplia, según afirma para el New York Times:

Cuando combinas datos con acciones, comienzas a influir en el espectador: más tarde se convierte en el productor de su propia realidad en lugar de ser la víctima de ella. ¡Todo mi trabajo se basa en el proceso de convertir un ‘pensamiento’ en ‘hacer’!

Eliasson se ha convertido en un líder progresivo en el tipo de pensamiento creativo que cuestiona la forma en que los individuos perciben la cultura, la comunidad y el entorno natural que les rodea.

olafur-eliasson-arte-contemporaneo-conciencia-social 4

Su obra más famosa hasta la fecha es The weather project, para el cual el Turbine Hall del Tate Modern de Londres se convirtió en un gigantesco solárium artificial que en el transcurso de 6 meses atrajo a 2 millones de visitantes, que a menudo se sentían obligados a acostarse en el piso, deletreando mensajes políticos con sus cuerpos o simplemente mirándose a sí mismos y a los demás en el espejo del techo.

Muchas de las obras de Eliasson son así: irrupciones de lo elemental en un entorno de museo, como si el edificio hubiera tenido alguna fuga mítica.

olafur-eliasson-arte-contemporaneo-conciencia-social 3

Eliasson cree que en la vida cotidiana tenemos una tendencia a apresurarnos y vivir en modo de piloto automático, y rara vez cuestionamos nuestras creencias más profundas. Al hacernos gozar de los sentidos, el arte puede hacernos más conscientes de nuestras posiciones en el tiempo, el espacio, la jerarquía, la sociedad, la cultura y el planeta. A largo plazo, esta conciencia intensificada dará como resultado un cambio positivo en el ámbito emocional, social y político.

Eliasson tiene 90 personas trabajando para él. 4 días a la semana, todos comen juntos un almuerzo vegetariano saludable en el comedor lleno de luz. Se dice que puedes notar cuánto tiempo ha trabajado alguien en el Studio Olafur Eliasson sólo por la notable mejoría en su salud. El año pasado, el Studio publicó su propio libro de recetas vegetarianas sostenibles.

olafur-eliasson-arte-contemporaneo-conciencia-social 1
Little Sun

El mundo del arte subestima su propia relevancia cuando insiste en permanecer siempre dentro de su órbita. Tal vez uno puede tomar algunas de las herramientas, metodologías y ver si se puede aplicar algo fuera del mundo del arte.

Después de que adoptaron a dos niños de Adís Abeba, Eliasson y su esposa, la historiadora del arte Marianne Krogh Jensen, comenzaron 121Ethiopia, un proyecto que trabaja para mejorar las vidas de los niños en los orfanatos de Etiopía.

Little Sun es otra empresa filantrópica de Eliasson y se dedica a la producción de lámparas LED de energía solar, lo suficientemente livianas como para llevarlas colgadas del cuello en un cordón. Su objetivo: alfabetizar a comunidades en África.