Cómo recuperar la vista sin necesidad de lentes ni cirugía

Conoce 9 consejos para recuperar la vista de manera natural.

La vista va desgastándose con el paso del tiempo, principalmente cuando se está la mayor parte del tiempo en frente de gadgets electrónicos como el teléfono celular o la computadora. Por ello es importante ejercitarlo pues los ojos, como todo músculo, necesita una serie de actividades físicas para fortalecerse. 

La falta de ejercitación visual puede producir casos de ambliopía, un defecto de refracción como la miopía, astigmatismo e hipermetropía, o de estrabismo –ojo bizco–. Si bien existen tratamientos como las operaciones de láser u lentes con graduación, también es posible estimular las vías neuronales del ojo afectado a través de ejercicios oculares

Recuperar la vista puede realizarse con facilidad en cualquier lugar y a cualquier hora, pues se requieren sólo una serie de ejercicios que te compartimos a continuación: 

Evita la presión en los ojos al mantenerlos cerrados durante unos minutos cada dos o tres horas. 

– Sólo con los ojos sigue la línea de estos 16 ejercicios de gimnasia ocular. 

gimnasia ocular
http://www.stayonthehealthypath.com/

Da masajes en puntos especiales. Con la punta de los dedos de en medio e índice, presiona ligeramente el contorno del ojo durante durante ocho ocasiones. Evita que la sensación sea displacentera. Después de eso, con la punta de los dedos índice presiona el punto durante dos veces. 

recuperar vista naturalmente
http://www.stayonthehealthypath.com/

Camina más seguido. 

Bebe jugo de zanahoria con unas gotas de aceite de oliva. 

Remoja tus ojos con agua caliente. 

No uses la computadora dos horas antes de ir a la cama.

Reduce al máximo posible la tensión y el estrés. 

Haz el ejercicio indio “Trataka“: Fija un punto directo para usarlo como foco de atención. Pon toda la concentración posible en este punto –un pequeño objeto, la luz de una vela, un punto negro–. Esto fortalecerá la visión y estimulará el tercer ojo –trataka–. Cuando los ojos comiencen a cansarse, ciérralos y relájate. El ejercicio consiste en prestarle atención a un objeto para purificar la mente. Evita hacerlo frente a un espejo, pues puede desencadenar un brote psicótico. 



Sólo existe una falla con la que tienes que aprender a lidiar, según el zen

Nada más que una falla podría estar provocando que no logres encontrar por dónde fluir.

Hay muchas razones por las cuales nos paralizamos ante la simple idea de fracasar y no poder lidiar con nuestras fallas. La ansiedad nos domina con sólo pensarlo. ¿Y si no se vuelve a presentar la oportunidad? ¿Qué tal que hago el ridículo? ¿Y si decepciono a alguien?

Los pensamientos persisten y se vuelven obsesivos cuando no sabemos cómo lidiar con ellos ni, por tanto, con las fallas. No podemos evitar intentar vislumbrar el futuro ―lo cual no es malo―, pero no lo hacemos de una manera previsora, más intuitiva, sino dando por hecho que sólo nos aguardan equivocaciones. Vamos a fallar, nos aseguramos. Nada volverá a ser igual.

como-lidiar-fallas-asumir-fracaso-filosofia-zen-problemas-88

Y entonces fallamos, porque la mente ―e incluso las posturas de nuestro cuerpo― pueden precondicionarnos a ello: liberar hormonas y neurotransmisores cuyo influjo en nuestro comportamiento es realmente poderoso.

¿Por qué no podemos fluir sin las ataduras del fracaso?

El maestro zen más importante de Occidente, Taisen Deshimaru, pensaba que el problema reside en que buscamos la libertad en el lugar equivocad. La libertad es la meta a la que todos aspiramos, pero para el maestro Deshimaru era claro que la ambición y el deseo llevan a los individuos, en la sociedad moderna, a fetichizar la libertad: a confundirla con cuestiones como el éxito personal.

Como es imposible alcanzar la libertad a la que refiere el zen mediante ambiciones materiales, es recurrente que nos encontremos frente al fracaso.

La verdadera libertad está en la mente [… ] Incluso cuando mis proyectos fallaran, incluso si toda mi misión fracasara, todavía tendría mi kolomo (ropaje) y mi cabeza rasurada, y podría dormir a un lado del camino.

Buscar la libertad más allá de la propia psique, la cual nos conecta con los otros y con el cosmos, es lo que nos conduce a un irracional miedo al fracaso. No quiere decir que debamos aislarnos para no fallar, sino que debemos construir lo que somos en el mundo material sobre un sólido trabajo subjetivo. 

Sólo así nos podemos dar cuenta de que la única falla importante que podemos cometer es creer que podemos fallar.

como-lidiar-fallas-asumir-fracaso-filosofia-zen-problemas-5

Porque en realidad fallar es algo tan relativo como el tiempo. Lo que percibimos como una falla tenemos que retomarlo como una oportunidad para reflexionar. Fallar debe servirnos para fortalecer la psique, y como un momento para redireccionar nuestras intenciones.

Ray Bradbury lo sintetizó lucidamente en su libro Zen in the Arts of Writing:

No deberías ver hacia atrás para concebir el trabajo que has hecho como una falla. Fallar es rendirse. Pero estás en el medio de un proceso en movimiento. Nada falla entonces. Todo sigue. El trabajo está hecho. Si es bueno, aprenderás de él. Si es malo, aprenderás aún mas. El trabajo hecho es una lección para ser estudiada. No hay falla a menos que uno se detenga.

Las fallas no existen: son sólo una ilusión que nos sirve de barómetro, que pueden ayudarnos a sobrevivir. Pero que sobre todo tienen que impulsarnos a seguir: a fluir.

*Imágenes: Anna Sudit



4 tips para prevenir los ojos cansados (INFOGRÁFICO)

La “era de la pantalla” por el enorme uso de los dispositivos han causado una fatiga común de la vista.

La vida frente a la tecnología hace que enfoques la vista por demasiado tiempo frente a las computadoras, o demás dispositivos. Esto además de acarrearnos problemas de columna, es por su puesto malo para nuestra vista. De hecho se dice que los problemas de astigmatismo para las nuevas generaciones serán más frecuentes que nunca. 

Te presentamos este práctico infográfico elaborado por el sitio lemi.com.mx para cuidar tus ojos de la era conocida como “de la pantalla”.

ojos_cansados