La ciruela pasa: tesoro para nuestra salud

En la conclusión de su estudio, los autores comentan que las ciruelas pasas deben convertirse en la prescripción médica de primera línea para el tratamiento del estreñimiento.

Las ciruelas pertenecen al género Prunus, del cual también forman parte los duraznos y las almendras. Las ciruelas pasas son obtenidas al deshidratar una de las variedades europeas de las ciruelas, la llamada DÁngen, para ser exactos, que por ser rica en azúcares se deshidrata y comercializa sin añadirle sacarosa ( azúcar refinada).

BREVE HISTORIA

La ciruela europea, al parecer se originó en el área del mar caspio, hace unos 2000 años y ya desde entonces se producían ciruelas deshidratadas. Para la época de la antigüedad clásica existían unas 300 variedades de esta fruta en Europa. En el siglo XVII fueron introducidas en los Estados Unidos. La otra variedad más común, es la ciruela japonesa, que se originó en China. Hoy existen más de 2000 variedades de esta fruta. En la actualidad, California es el mayor productor mundial de ciruelas pasas: contribuye con el 50% de la producción mundial.

maceracion-ciruelas-pasas1

CONTENIDO NUTRICIONAL

Las ciruelas pasas son una buena fuente de fibra ( 6,1 gr/100 g.), ( aportan fibra soluble y no soluble) y aunque son una fruta rica en carbohidratos, por su riqueza en fibra y en antioxidantes no generan obesidad ni afectan negativamente los niveles de glucosa, de hecho, tienen un índice glicémico bajo. Son buena fuente de vitamina C, aportan vitamina K y boro (es el quinto alimento más rico en boro), nutrientes importantes para la salud de nuestros huesos, también son buena fuente de potasio (745 mg/100g.) y son bajas en sodio, lo cual las hace benéficas para la salud cardíaca y son una de las frutas con mayor contenido de antioxidantes, sobretodo compuestos fenólicos ( 184mg/100g.).

BENEFICIOS PARA LA SALUD

Esta combinación de nutrientes, permite explicar , en parte, sus amplios beneficios para la salud. Las investigaciones desarrolladas en décadas recientes han demostrado que las ciruelas pasas son un tesoro para nuestra salud:

* Aportan carbohidratos de buena calidad,

* Se han comprobado sus efectos laxantes y diversos beneficios para la salud intestinal,

* Ayudan a disminuir el riesgo de sufrir cáncer de colon,

* Ayudan a disminuir el riesgo de padecer caries,

* Ayudan a mantener en niveles adecuados el colesterol y los triglicéridos,

* Contribuyen a prevenir y a combatir la hipertensión,

* Mejoran la salud del hígado,

* Ayudan a nivelar los niveles de glucosa,

* Ayudan a generar sensación de saciedad (combaten el apetito compulsivo),

* Ayudan a disminuir el deterioro cognitivo relacionado con el envejecimiento,

* Recientemente se ha demostrado que ayudan a mejorar la salud de nuestros huesos.

Ciruelas-pasas

¡Impresionante currículum para esta humilde fruta¡. Si se tratara de un fármaco, que sin provocar efectos secundarios nocivos, pudiera tener todos estos beneficios para nuestra salud, seguro que estaría ya en primera plana de todos los diarios y noticieros a nivel mundial, pero como se trata de las ciruelas pasas, pues no ocurre así. Pero por fortuna podemos beneficiarnos todos de estas impresionantes propiedades de las ciruelas pasas en nuestros hogares.

EL EFECTO LAXANTE DE LAS CIRUELAS PASAS.

El estreñimiento es un padecimiento muy común, que afecta a más del 20% de la población mundial. Es más frecuente en los adultos mayores de 65 años y genera múltiples molestias. Pero no solo, el estreñimiento puede ser el punto de partida de múltiples enfermedades , como lo demostraron las investigaciones del Dr. Burkitt, considerado por algunos como uno de los más grandes médicos del siglo pasado ( su nombre saltó a la fama por sus investigaciones sobre un tipo cáncer frecuente en África) (1) . El Dr Burkitt, nacido en Irlanda, trabajó en Uganda como cirujano durante 20 años y afirmaba que en África, donde la mayor parte de la gente que atendía eran personas que se alimentaban de lo que ellos mismos cultivaban, casi nunca vio casos de muchas de las enfermedades más comunes en Estados Unidos e Inglaterra, incluyendo enfermedad coronaria, diabetes del adulto, varices, obesidad, diverticulitis, apendicitis, cálculos biliares, caries dental, hemorroides, hernias de hiato y estreñimiento. En 20 años de práctica como cirujano en África, tuvo que extirpar exactamente, solo una vesícula biliar.

Mermelada Ciruelas Pasas y Pedro Jiménez4

De acuerdo con sus investigaciones, atribuyó está gran diferencia a la dieta occidental moderna y muy especialmente a la pobreza en fibra de nuestra alimentación. La dieta occidental moderna es tan densa en calorías y tan pobre en fibra que nuestros intestinos no generan ni expulsan suficientes heces fecales como para mantenernos saludables. El Dr Burkitt consideraba a la civilización moderna como una civilización constipada e insistió a lo largo de su vida profesional en reconocer la asociación entre el estreñimiento y la pandemia de enfermedades crónico degenerativas modernas. En 1979 publicó su libro, No olvides la fibra en tu dieta para ayudarte a evitar muchas de nuestras enfermedades más comunes, que se convirtió en éxito de ventas a nivel mundial. A partir de sus trabajos, la fibra dejo de ser el patito feo de la alimentación y fue redescubierta su enorme importancia para nuestra salud.

Las ciruelas pasas han sido utilizadas desde hace siglos por sus propiedades laxantes. Este efecto ocurre no sólo al consumir la fruta seca completa, sino también al tomar el jugo de ciruelas pasas (que contiene fibra soluble) e inclusive tomando el té preparado con ciruelas pasas , un remedio laxante muy recomendado para tratar el estreñimiento en los bebés.

Para quienes gustan de la confirmación científica de los saberes ancestrales, vale la pena informar de la publicación de un estudio en 2011, realizado en la Universidad de Iowa, por un equipo encabezado por el Dr Satish Rao. El estudio comparó el efecto laxante de las ciruelas pasas y el metamusil (laxante a base de fibra de psyllium) en 40 sujetos que sufrían de estreñimiento (2). Se eligió el metamusil, porque ser un laxante que ha demostrado ser efectivo en diversos estudios con humanos. Los autores del estudio explicaron su interés en investigar los efectos laxantes de la ciruela pasa, señalando que alrededor de un 50% de los pacientes que sufren de estreñimiento no se sienten a gusto ni quedan satisfechos con los resultados, al consumir los laxantes más comúnmente recetados por los médicos. Esto justifica la búsqueda de alternativas naturales y no lesivas, señaló este grupo de investigadores. Por otra parte, los autores del estudio, comentaron que el efecto laxante de esta fruta , aunque muy reconocido empíricamente, no ha sido sistemáticamente investigado.

tarta-ciruelas-pasas-8

El estudio demostró que la frecuencia de las evacuaciones era mayor entre quienes consumían las ciruelas pasas ( 50 gr 2 veces por día, durante 3 semanas, lo cual equivale aproximadamente a unas 12 ciruelas pasas al día y un aporte de 6 gr de fibra por día,) y que también la consistencia de las heces fecales era mejor, en comparación con los pacientes que tomaban el metamusil. Además, los autores señalaron en su estudio que las ciruelas pasas presentan la ventaja de ser de agradable sabor y textura y muy fáciles de conseguir y de consumir.

A pesar de que la dosis de fibra aportada por el metamusil fue la misma ( 6 gr al día), las ciruelas pasas ejercieron un efecto laxante superior, lo cual hace pensar , señalan los autores del estudio, que otros factores contenidos en la ciruelas pasas contribuyen a su efecto laxante, como el sorbitol ( un tipo de azúcar, que actúa incrementando el contenido de agua en los intestinos) y los compuestos fenólicos, en especial dos sustancias conocidas como ácido clorogénico y neoclorogénico. En otros trabajos se ha señalado también a los compuestos de magnesio presentes en las ciruelas pasas como responsables de su efecto laxante .

 

En la conclusión de su estudio, los autores comentan que las ciruelas pasas deben convertirse en la prescripción médica de primera línea para el tratamiento del estreñimiento.

Pero no es necesario sufrir de estreñimiento para verse beneficiado por el consumo de ciruelas pasas: otros estudios han demostrado que en las personas que no sufren de estreñimiento el consumo de estas frutas incrementa el peso de las heces fecales y mejora su consistencia (3).

COMENTARIO

Pudiera parecer un ejercicio inútil y un desperdicio de recursos investigar el ya tan conocido efecto laxante de las ciruelas pasas, pero en verdad, si contextualizamos este esfuerzo, se hace evidente toda su importancia. Como los mismos autores del estudio lo señalan para el caso particular del estreñimiento: las limitaciones del tratamiento médico moderno justifican la investigación acerca de alternativas naturales y no lesivas. Se trata , en realidad de una tendencia creciente en la investigación internacional: la búsqueda de sustancias naturales que puedan sustituir a los fármacos, como respuesta a sus limitaciones terapéuticas ( ineficacia y/o lesividad). Debemos aplaudir cualquier aporte en este sentido por pequeño que sea. ¿ Por qué? En mi opinión, porque esta conjunción entre ciencia y naturaleza sienta las bases para una nueva forma de medicina, que conjunte los saberes ancestrales con la metodología científica y nos permita el ejercicio de una medicina agradable y poco invasiva. Además, este enfoque, que propone regresar al uso de sustancias naturales para sustituir a los fármacos -y demuestra científicamente la viabilidad de esta propuesta- implica, al mismo tiempo, una renovación del paradigma médico moderno: el reconocimiento científico del poder curativo de los alimentos nos invita a retomar la higiene vital como fundamento de la medicina. Es decir: ocuparnos del cuidado de nuestros hábitos de vida y de alimentación para promover la salud en casa, en lugar de limitarnos a atender la enfermedad con fármacos y en hospitales. Como decía el Dr Burkitt: cuando ya está presente la enfermedad crónico degenerativa, no es mucho lo que la medicina puede hacer, por el contrario, cuando se trata de optimizar la salud y prevenir la enfermedad, es mucho lo que cada uno puede lograr.

Autor: Andres Sierra
Andrés Sierra es licenciado en Etnología. En 1983, por necesidades de cuidado de su propia salud, se acercó a las Medicinas Alternas. Desde entonces se ha dedicado al estudio, la práctica y la enseñanza de la Medicina Natural, con especial énfasis en el uso curativo de los alimentos. Ha participado en numerosos programas de radio, y ha impartido múltiples cursos y diplomados en la materia. Actualmente funge como subdirector académico de la Licenciatura en Medicinas Alternativas y Complementarias, impartida en la Escuela de Estudios Superiores en Medicinas Alternativas y Complementarias MASHACH en la ciudad de Puebla, y dirige el Centro Naturista “Naturalmar” en esa misma ciudad.


Flashback fix de cine: más de 250 películas del 2018 condensadas en unos minutos

¿Estás preparado para un intenso recorrido por el cine de 2018?

Como ya es costumbre, el usuario de Youtube Sleepy Skunk publicó su mashup anual de cientos de estrenos de cine. El de 2018 resulta particularmente alucinante ya que, una buena edición y una lúcida selección musical para acompañar, hacen de esta compilación un excitante viaje por algo de la producción fílmica del año. 

Más de 250 microdósis de los respectivos trailers de estas película. Se trata de un centelleante recorrido que va desde Bohemian Rhapsody, Aquaman y Black Panther, hasta Roma y Sanju. Así que disfruta este abrazador ejercicio de remembranza cinematográfica, y por lo tanto en alguna medida emocional, de lo que fue este intenso 2018.



Relaciones anárquicas para acabar con los corazones rotos

Si cada individuo es único, ¿por qué los modelos de relaciones son tan limitados? El anarquismo relacional aboga por la comunicación y la empatía radical.

¿Has sentido celos alguna vez? ¿Has creído que lo que eres, haces, piensas o dices no es suficiente para ser valorado como un ser digno de amor? Como muchos otros aspectos de la cultura en que vivimos, las relaciones amorosas están basadas en acuerdos y compromisos decididos y sostenidos de antemano durante muchas generaciones. Sin embargo, estos acuerdos no están escritos en piedra, y pueden ser cambiados en pos de modos de vida más libres y satisfactorios.

Esta es a grandes rasgos la tesis del “anarquismo relacional”, un manifiesto escrito por la feminista sueca Andie Nordgren en 2006, y traducido desde entonces a numerosos idiomas. Aunque otras pensadoras, como la argentina Leonor Silvestri (en su libro Ética amatoria del deseo libertario y las afectaciones libres y alegres) también han abordado los afectos como una cuestión de ética y comunicación, el manifiesto de Nordgren enfatiza que el amor no es “un recurso limitado que sólo puede ser real cuando se da entre dos personas.”

El anarquismo relacional no debe confundirse con el poliamor, aunque los participantes del primero puedan tener distintas relaciones sexo-afectivas si todxs lxs involucradxs están explícitamente de acuerdo. Más que un modelo de lo que debe-ser-una-relación, el anarquismo relacional es una invitación a cuestionar precisamente los esquemas de relaciones amorosas que nos ofrece la sociedad.

Siguiendo a Nordgren, si cada persona es única, ¿por qué un mismo tipo de relación debería funcionar para todas?

La cultura ha hecho del corazón roto una estética ("Mujer ahogándose", Roy Lichtenstein.
La cultura ha hecho del corazón roto una estética (“Mujer ahogándose”, Roy Lichtenstein.

Cruzada contra el amor romántico

Aunque el sentido común asocie el anarquismo a la quema de autos y la confrontación con la autoridad, en realidad, en sus aspectos más filosóficos, implican volver a plantear nuestra relación con las jerarquías que se nos imponen como parte de la vida social, y la construcción de otras formas de relacionarse con quienes amamos.

A lo largo de la historia, las relaciones reproductivas entre las personas han tenido un carácter “instrumental”, es decir, que durante siglos el matrimonio se basó en acuerdos de conveniencia para que los varones estuvieran seguros de quiénes eran sus hijos. Las mujeres debían ser estrictamente monógamas para asegurar que la descendencia y la transmisión de la herencia de la propiedad estuviera segura. Así, en nuestros días los contratos matrimoniales siguen estableciendo “derechos y obligaciones” predeterminados, sin que los participantes puedan establecer o incluir sus propias cláusulas en la mayoría de los casos.

El amor romántico es una invención relativamente reciente. En el pasado (y aún hoy en numerosas culturas), las mujeres son vistas como sujetos de segunda categoría, que pasan del cuidado de sus padres al cuidado del esposo. A cambio de un lugar donde vivir, las mujeres aceptan realizar todo tipo de labores no remuneradas, como la limpieza del lugar, el cuidado de los hijos, y ofrecer sus cuerpos a los deseos sexuales de sus maridos.

Durante las Cruzadas, entre los siglox XI y XIII de nuestra era, muchas mujeres europeas de la clase aristocrática quedaban solas o viudas durante largos periodos, mientras los maridos se iban a hacer la guerra a Jerusalén. En este periodo surgen las canciones de amor, así como los tópicos trovadorescos de los amantes, el sufrimiento por no ser correspondidos, los rivales, los desengaños, y todo eso que con apenas algunas modificaciones, sigue siendo el modelo que siguen las relaciones afectivas (mayormente heterosexuales) entre las personas.

Extrañar o dolerse por el ser amado que se ha ido, ya sea porque se fue a la guerra, porque falleció o porque nos “dejó” por otra persona, sólo fomenta la rivalidad entre personas del mismo sexo (a quienes vemos como competencia por los favores de nuestro “ser amado”), y nos convence poco a poco de que las personas son de nuestra propiedad, o de que nosotras somos propiedad de otros, ya sea de nuestras parejas, hijos o incluso empleadores.

Desintoxicarse del corazón roto

Además, los sentimientos asociados al “corazón roto” son vistos como fuente de prestigio, y toda una industria cultural los sostiene. Las canciones y películas sobre el amor sustentan el ciclo de enamoramiento-conflicto-reconciliación, con el proverbial “…y vivieron felices para siempre” en el horizonte lejano.

Existen razones biológicas que explican la producción de hormonas que experimentamos físicamente como sentimientos de apego, deseo sexual o incluso de aversión hacia otros. Sin embargo, siendo realistas, la supervivencia de la especie no se encuentra precisamente en peligro, dadas las tasas de sobrepoblación que enfrenta el mundo. La especie se encuentra en peligro debido al cambio climático y cuestiones relacionadas con el consumo de los recursos del planeta, y aunque los corazones rotos sean una tragedia personal e individual, no dejan de ser parte del “guión” con el que el sistema de valores sigue restringiendo la libertad en pos de un modelo de normalidad heterosexual tóxico.

¿Qué pasaría si en lugar de ser rehenes de nuestras emociones aprendiéramos a comunicarnos y producir acuerdos con nosotros mismos y con quienes forman parte de nuestra vida? ¿Que ya no sean los vínculos familiares, laborales o los chantajes sentimentales quienes decidan el curso de nuestra vida, sino la comunicación y la empatía?

A continuación te presentamos 10 puntos para comenzar a replantearte el amor desde perspectivas más libres y alegres (tomadas del manifiesto de Andie Nordgren, que puede consultarse aquí)

1. No evaluemos ni comparemos a las personas y a las relaciones. Apreciemos a cada persona y nuestra relación con ella.

2. Nuestros sentimientos hacia una persona o nuestra historia conjunta no nos da derecho a darle órdenes y a controlarla para que cumpla lo que se considera “normal” en una relación. Exploremos cómo comprometernos sin pisotear los límites y creencias personales de los demás.

3. Organicemos nuestra vida de acuerdo al deseo de conocernos y explorarnos unxs a otrxs y no de acuerdo a obligaciones y demandas, y a decepciones cuándo éstas no son cubiertas.

4. [B]usquemos el apoyo de otras personas que también desafían las normas y no nos reprochemos a nosotros mismos cuando la presión de las reglas establecidas nos lleve a comportamientos que no nos gustan.

5. Construyamos relaciones en las que los cambios y las retiradas sean aceptados y superados con facilidad, y en las que se ofrezcan muchas oportunidades de hablar, explicar, verse y ser responsables.

6. Las relaciones radicales deben tener como eje central la conversación y la comunicación, no como un estado de emergencia que sólo asoma cuando hay “problemas”.

7. Una persona que está en nuestra vida no necesita ser denominada “primaria” para que el vínculo sea real. Cada relación es independiente, y conecta individuos autónomos.

8. Encontremos sortilegios positivos que neutralicen el encantamiento colectivo de la normatividad y no dejemos que sea el miedo el que domine nuestras relaciones.

9. Sentirnos libres de ser espontánexs para expresarnos sin miedo de castigos o de obligaciones es lo que da vida a las relaciones basadas en el anarquismo relacional.

10. El Anarquismo Relacional no se basa en el rechazo al compromiso sino en que seamos nosotrxs mismos y quienes nos rodean lxs que diseñemos los compromisos.