El jengibre: el mejor remedio para problemas estomacales y virales

Esta raíz puede ayudarte a lidiar con problemas estomacales, la gripe y náuseas, además, le da un delicioso sabor a los alimentos.

Esta raíz, como la cúrcuma, ha sido empleada en la medicina tradicional china por más de 2,000 años. Sus propiedades terapéuticas son innegables, aquí algunas de ellas:

Náusea y mareos: el jengibre ayuda a mitigar los síntomas del mareo y de la náusea. Se ha comprobado que esta raíz puede aliviar las molestias de personas que se marean en el mar, hasta mujeres embarazadas y pacientes en tratamientos de quimioterapia.

Complicaciones con la diabetes: algunos estudios han demostrado que el jengibre puede reducir los niveles de proteína en la orina, reducir la absorción de líquidos y revertir la proteinuria. El jengibre también protege los nervios de los diabéticos y reduce los niveles de grasa en la sangre.

Gripe y catarro: tradicionalmente es empleado en la medicina tradicional de China para tratar los síntomas de los resfriados, actúa como un descongestionante natural y antihistamínico, además, fortalece el sistema inmune.

Como consumir jengibre:

La manera más fácil de consumirlo es con alimentos o en un brebaje.

Para prepararlo en té debes pelar la raíz y solo utilizar la parte amarillenta.

Corta un trozo de unos 5 centímetros de largo y hiérvelo en dos tazas de agua por 20 minutos.

Antes de beberlo déjalo enfriar y agrega un poco de jugo de limón y miel para darle un mejor sabor.

El jengibre también se puede consumir en tabletas, pero antes de consumir grandes cantidades debes consultar a tu médico ya que puede bajar los niveles de azucar en la sangre y afectar la presión sanguínea.

 Si te gusta cocinar, estas son algunas deliciosas recetas que utilizan jengibre:

Sopa verde con jengibre

Salsa de curry



Medicina ayurveda: práctica milenaria y natural para reconfigurar la salud global

A este sistema acude el 70% de la población en la India, y es completamente natural.

Ayurveda es la palabra sánscrita para “ciencia de la vida”. Y es también una milenaria práctica medicinal hindú para la curación integral del cuerpo, la mente y el espíritu.

La base de la medicina ayurveda son las tres energías biológicas conocidas como doshas. Su representación física son las diferencias corporales (cuerpos delgados, medios y robustos), el vata, pitta y kapha, respectivamente. Los doshas son a la ayurveda lo que la genética a la medicina occidental; pero la medicina ayurveda no se enfoca en la curación inmediata, y tampoco mide su éxito sólo mediante la “ausencia de enfermedad”.

Más bien, la ayurveda busca el bienestar a largo plazo del paciente.

ayurveda-medicina-tradicional-india-que-es-2 copia

Por eso, los médicos ayurvédicos guían a sus pacientes para que su cuerpo mantenga su balance natural. A través de tratamientos con base en hierbas se elaboran jarabes, infusiones y ungüentos para masajear el cuerpo y restituir el equilibrio de los doshas.

Los médicos ayurvédicos fueron los primeros en practicar la nutriología, la psicología e incluso la cirugía plástica.

La sabiduría ayurvédica data de hace 3,000 años: textos como el Charaka Samhita se escribieron en el 800 a. C., muchos siglos antes que los primeros textos hipocráticos. La ayurveda concebida en estos textos no sólo guarda profundos conocimientos médicos sino toda una concepción del mundo, y sus principios rigen esta práctica hasta hoy.

 

Las guerras ayurvédicas

ayurveda-medicina-tradicional-india-que-es-2 copia

Lamentablemente, la medicina tradicional india ha encontrado mucha resistencia a lo largo de la historia. En el siglo XX fue prohibida por los ingleses, y no fue sino hasta la independencia liderada por Mahatma Gandhi –quien respetaba profundamente este método de curación– que se restituyó su legalidad.

La ayurveda siguió siendo siendo considerada como charlatanería por muchas instituciones occidentales. No obstante, el problema está en la escasa regulación del reciente mercado de la medicina ayurvédica que se vende en Internet. Muchos productos patentados no son realmente ayurvédicos, pues los remedios de este método deben ser hechos al momento para el paciente, según sus síntomas y el estado de sus doshas.

Lo que pesa sobre la ayurveda son una serie de mitos que requieren ser desmontados.

Muchos insisten en que la esencia de esta práctica se ha diluido entre los prejuicios científicos modernos, el new age –que ha propiciado la venta de medicamentos irregulares– y la falta de apoyo por parte del Estado indio a este sistema. Son estas cuestiones las que han dado mala fama a la medicina tradicional y a los remedios naturales.

Por eso, especialistas de la India han intentado salvar a la ayurveda y reivindicar los beneficios de la medicina tradicional como un derecho. En ese sentido, Bhushan Patwardhan, vicecanciller de la Universidad Symbiosis International, se expresó contra la  prohibición de la ayurveda en Europa:

La elección personal por un sistema de medicina debería ser reconocida como un derecho humano fundamental, así como los indígenas han sido reconocidos en su derecho a ser tratados por sus sistemas indígenas de medicina.

 

La ayurveda, clave para aliviar la salud global

Pese a todas las disputas, esta medicina tradicional ha persistido. Actualmente, es el principal sistema de salud en la India: los médicos ayurvédicos atienden a más de la mitad de la población de este país.

Mientras tanto, especialistas como Alex Hankey del Massachusetts Institute of Technology (MIT) han dedicado su carrera a posicionar a la ayurveda como un sistema de salud mainstream en el mundo, desmontando los mitos que pesan sobre esta práctica, buscando su regulación y demostrando sus beneficios. Hankey ha estudiado cómo la ayurveda, así como el vedanta y el yoga, tienen beneficios  en el tratamiento de enfermedades crónicas, como el dolor de espalda baja y la diabetes.

Afortunadamente, la integración de la medicina tradicional está siendo cada vez más aceptada por la comunidad global. La Organización Mundial de la Salud ha trazado ya una línea estratégica para que esto suceda paulatinamente. A la par deben seguir desmontándose mitos, pues es importante que entendamos colectivamente que la medicina tradicional es más que una “alternativa”. La ayurveda y muchos otros métodos milenarios pueden complementar y fortalecer la medicina occidental.

Una simbiosis de distintos métodos y conocimientos, que sean capaces de respetarse entre sí, podría ser la clave para restituir la salud global.

 

¿Te interesa saber más? Aquí puedes encontrar:

3 hierbas sagradas de la ayurveda para rejuvenecer física, mental y espiritualmente

8 sencillos consejos para bajar de peso según la ayurveda

¿Por qué comer con las manos es benéfico en la sabiduría ayurveda?



Menos es más: editar la vida para ser feliz con lo indispensable

Menos cosas, menos espacio y menos estrés. Más ahorro, más versatilidad y más conciencia ambiental.

¿Poseer es realmente lo que se necesita para tener una buena calidad de vida? La frugalidad es un concepto (y potencialmente, una filosofía de vida) que sugiere que se puede ser más feliz con menos. Menos es más.

Se ha puesto de moda mejorar la calidad de vida bajo la falsa creencia de que hay que ‘equiparse’ de objetos, outfits, accesorios y gadgets que contribuyan a mantener esa calidad de vida. 

Sin embargo, la frugalidad apunta a que reevalúes lo que tienes, dones lo que no usas, tires lo que no sirve, y guardes únicamente lo que es fundamental y magnífico. Lo que te durará años.

frugalidad jeremy-lapak-553145-unsplash
Jeremy Lapak

De qué hablamos cuando hablamos de frugalidad

Tal vez no conocías el término, pero seguro has vivido la frugalidad: al acampar en la nada llevando sólo lo básico, al viajar y hospedarte en un hostal, o tal vez cruzando el mar en una lancha.

¿Te dio más libertad? ¿Sentiste que te rendía el tiempo? La fórmula es sencilla: menos cosas = menos espacio y por lo tanto menos estrés, menos daños al ambiente, más ahorro y más versatilidad en la vida.

La vida editada. La frugalidad te permite ver cuánto eres capaz de acumular en contraste con lo que realmente posees, y te podría ayudar a encontrar el equilibrio, que se traduce en comprar menos, pedir más prestado y, en general, apreciar lo que tienes.

Si has viajado con él, te has mudado con él y lo llevas a cualquier parte del mundo, probablemente tienes un objeto valioso.

Uno vale, pero ¿qué pasa cuando son muchos? ¿y cuando entre esos muchos, hay unos que ya ni recuerdas? Ahí ya no tienes un objeto valioso ni magnífico; tienes un problema.

 

Consumir menos: una tendencia hacia el futuro

Según un estudio de Euromonitor International, una de las megatendencias -de cambio a largo plazo- que moldearán a los consumidores y las industrias para el 2030 es la frugalidad (y ojalá que tengan razón):

Un aspecto es la ‘frugalidad glorificada’, que ve al consumidor de clase media celebrar el bajo precio de las cosas, al mismo tiempo que reduce el desperdicio. Para ganarse a los ‘frugales’, las compañías deben diseñar para la longevidad, enfatizando la buena calidad, reutilización, fácil mantenimiento y buscar ‘ganancias de valor revolucionarias.

Sarah Boumphrey, directora de investigación de Economías y Consumidores en Euromonitor International, señaló:

Una tendencia que empezó a abrise paso, por ejemplo, con Ingvar Kamprad, el fundador de IKEA, que fue una de las 10 personas más ricas del mundo.

En el camino hacia el crecimiento de su imperio, Kamprad publicó La Biblia de IKEA, que incluye máximas como “malgastar recursos es un pecado mortal”.

A lo largo de su vida, el empresario mostró poco interés en los lujos de la riqueza. Volaba en clase económica y durante 2 décadas manejó un Volvo. También se alojaba en hoteles baratos y compraba en los supermercados locales.

Según Kamprad, deberíamos dividir nuestras vidas en unidades de 10 minutos y sacrificar la menor cantidad posible de ellas en actividades sin sentido.

frugalidad nordwood-themes-490552-unsplash (1)
Nordwood Themes

Frugalidad paso a paso

Entonces, tómate un día para limpiar tu guardarropa, el armario debajo de las escaleras, la habitación de invitados, tu desván o sótano, y analiza:

  • ¿Cuál fue el pensamiento detrás de esa compra?
  • ¿Querías estar al día con esa prenda?
  • ¿Darte un gusto después de un día difícil?
  • ¿Era una ganga demasiado buena para dejarla?
  • ¿Realmente valió la pena?
  • ¿Es superfluo?

Pienso, luego consumo. ¿Esto me hará realmente feliz? El escritor y diseñador Graham Hill propone editar sin piedad:

Limpia las arterias de tu vida. ¿Qué haces con la camisa que no has usado en años? Es hora de dejarla partir.

Otra máxima de Hill es que lo pequeño es sexy: espacios eficientes y multifuncionales, como un comedor que se convierta en cama, u objetos de diseño como una estufa con tres quemadores (en lugar de seis).

El diseñador textil y artista británico William Morris escribió:

No tengas nada en tu casa que no sepas que es útil o creas que es hermoso.

Es un mantra que puedes intentar vivir ahora.

frugalidad ron-mcclenny-603462-unsplash (1)
Ron McClenny