PUBLICIDAD

NATURA

Descubren una nueva especie de dinosaurio acorazado (video)

Los dinosaurios acorazados han sido de gran interés para los paleontólogos, pues el simple hecho de pensar que un animal de tales dimensiones pueda echar mano de una armadura externa para elevar su poderío, ya es asombroso en sí mismo. No obstante, hasta ahora no se tenían indicios de la existencia de dinosaurios acorazados bípedos en Sudamérica, lo que cambió recientemente con el descubrimiento de una nueva especie denominada Jakapil kaniukura.

El descubrimiento realizado por paleontólogos de la Fundación de Historia Natural Félix de Azara en Argentina, es un hecho sin precedentes que puede significar la existencia de un linaje de completo de dinosaurios acorazados previamente desconocidos para la ciencia.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los investigadores encontraron un esqueleto parcial de un dinosaurio previamente desconocido, en el desierto de Kokorkom. Esta es una formación geológica de hace más de 100 millones de años que dio paso a la región más septentrional de la Patagonia argentina.

¿Cómo era el dinosaurio acorazado?

Luego de analizar las características del fósil, los paleontólogos concluyeron que se trata de una nueva especie de dinosaurio nunca antes vista a la que nombraron Jakapil kaniukura. Según los informes de la investigación, el pequeño dinosaurio espinoso, pertenecía al grupo conocido Thyreophora, al cual también pertenecen otros dinosaurios como el Stegosaurus y el Ankylosaurus, que se destacan por su armadura acorazada exterior.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sin embargo, la especie recién descubierta desafía lo que la paleontología conoce sobre los tireóforos, pues todos los fósiles pertenecientes a este grupo se han encontrado en el hemisferio norte en América del Norte y Europa. Además, la mayoría de ellos datan del periodo Jurásico que abarca desde hace unos 201 millones de años hasta hace 163 millones de años. En cambio, el Jakapil kaniukura se encontró en el hemisferio sur y se cree que vivió en la Tierra en el periodo Cretácico entre hace 97 y 94 millones de años.

Probablemente el dinosaurio pesaba tanto como un gato doméstico actual, pues no superaba el 1.5 metros de altura. Su característica principal es que poseía una hilera de espinas protectoras desde la cola que se extendían hasta el cuello. Los investigadores también aclaran que se trataba de un herbívoro cuya forma de dientes tenía una forma de hoja muy similar a la de los Stegosaurus, aunque tenía un pico corto capaz de lanzar fuertes mordiscos, es por esto que suponen que pudo haberse alimentado de vegetación dura y leñosa.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Otra de las principales características que pudieron descifrar gracias al esqueleto, es que el pequeño dinosaurio acorazado solía caminar de manera erguida, en dos patas.

Los paleontólogos han descrito que el descubrimiento de esta nueva especie de dinosaurio acorazado, “muestra que los primeros tireóforos tenían una distribución geográfica mucho más amplia de lo que se pensaba”. Y finalmente señalaron que otra sorpresa para ellos es observar que un dinosaurio de este tipo sobreviviera hasta el Cretácico y no se extinguiera en el Jurásico, como la mayoría de acorazados.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

*Crédito de imágenes: Gabriel Díaz y Mauricio Álvarez

Referencias: Riguetti, F.J., Apesteguía, S. & Pereda-Suberbiola, X. A new Cretaceous thyreophoran from Patagonia supports a South American lineage of armoured dinosaurs. Sci Rep 12, 11621 (2022). DOI



Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD