Numerosas investigaciones han puesto en evidencia la eficacia de la reflexología, la medicina tradicional china que consiste en aplicar presión en diferentes puntos del cuerpo. Los practicantes consideran que generar una ligera presión en las “zonas de reflejo” es estimular directamente el sistema nervioso y, por lo tanto, regular las sales de calcio y de ácido úrico que se acumulan por influencias ambientales desfavorables y bloquean la estimulación normal de las glándulas y órganos. 

El objetivo es reducir síntomas relacionados con el dolor, el estrés, la depresión y la ansiedad, provocando una disminución significativa del dolor, una mayor resistencia a enfermedades y una estimulación normal de cristales y sales para recuperar el funcionamiento adecuado del cuerpo. 

Existen determinados masajes que pueden reducir significativamente algunos dolores, tales como el dolor de cabeza. Te compartimos algunas opciones: 

 
 
Estos puntos se encuentran tanto al interior como en el exterior de la mano, entre el dedo gordo y el dedo índice. Basta con aplicar presión en esta área para reducir el dolor general, el dolor de muelas y la tensión en los músculos del cuello. 
 
 
 
 
Estos puntos se encuentran en las sienes de la cabeza, entre el oído y el inicio de la espina dorsal. Masajeando estos puntos se aliviará significativamente la congestión nasal, el dolor de los ojos y oídos, los dolores severos de cabeza y la migraña. 
 
 
 
 
Estos puntos se encuentran a un lado de las fosas nasales. Para encontrarlas, se necesita hallar un ligero hundimiento en la parte inferior de las mejillas. Esto ayudará a la congestión nasal, a reducir el dolor de cabeza y de muelas, y a disminuir el estrés. 
 
 
 
 
Ubicados al interior de las cejas, a la entrada de la nariz, estos puntos ayudan a reducir la incomodidad de una nariz congestionada y a mejorar la lubricación ocular. 
 
 
 
Estos puntos, situados en la nuca, se pueden estimular para disminuir la congestión nasal, el dolor de los ojos y los oídos, los dolores de cabeza y la migraña. 
 

 

Este es el Tercer Ojo, el Yintang, y reduce la fatiga visual al estimularlo durante 1 minuto.