La contaminación de luz, estas son sus consecuencias en la salud y medio ambiente

Y si bien la vista satelital es hermosa, la realidad es que se desconoce la verdadera belleza de los cielos y sus beneficios para el cuerpo humano.

El científico italiano Fabio Falchi y su equipo de investigadores realizaron un nuevo atlas para mostrar las luces nocturnas al mundo. Si bien en 2001 se realizó el primer atlas de su estilo, ahora se utilizó un sistema preciso de medidas satelitales que ofrecía mayor claridad al respecto. 

De hecho, el altas ha utilizado el resplandor artificial del cielo para medir la luz reflejada hacia la atmósfera de la luz eléctrica alrededor del mundo. Estos destellos de luz son el resultado de la contaminación o el exceso de luz eléctrica durante la noche. Pero dado que la “contaminación de la luz” no es como la contaminación acuática, entonces es difícil de notarla cuando levantamos la mirada a los cielos oscuros. Por ejemplo, tan sólo en Nueva York, se puede ver unas cuantas cientos de estrellas, sin siquiera poder vislumbrar la Vía Láctea. 

Atlas de la contaminacion de luz
Atlas de la contaminacion de luz

El principal problema de esto, según Falchi, es que la inmensidad del cosmos ha dejado de verse –principalmente en las regiones industrializadas, tales como Europa y América del Norte–. Esto ha provocado que una tercera parte de la humanidad –60 por ciento europeos, y 80 por ciento norteamericanos– no puedan ver la Vía Láctea durante la noche. Y si bien la vista satelital es hermosa, la realidad es que se desconoce la verdadera belleza de los cielos y sus beneficios para el cuerpo humano. 

Dado que los cielos industrializados están constante y eternamente iluminados, entonces el cuerpo no puede darse cuenta que es de noche y por tanto reaccionar biológicamente en función de ello. Esto ha provocado una serie de impactos en la salud de las personas, quienes han sufrido una alteración en la ritmo circadiano, los ciclos de sueño y de alimentación. Las consecuencias se relacionan principalmente con el impacto de la melatonina que incluye poco descanso, diabetes, obesidad, cáncer y algunos trastornos emocionales. Además que también hay una serie de consecuencias ecológicas derivadas de la contaminación de la luz, como la mortalidad y migración de aves y mamíferos acuáticos. 

Para los investigadores, la solución frente a esta crisis es apagar las luces artificiales para que las luces naturales permitan regresar al ritmo circadiano normal del ser humano. En el sentido estricto, lo mejor es una luz tenue con un contenido azul –fluorescente compacto– en la mañana; una luz más oscura con poco contenido azul –bajo voltaje en incandescencia– al principio del anochecer; y finalmente apagar todas las luces y pantallas azules de gadgets en la noche.  

Via Lactea
Via Lactea


¿Qué es la misteriosa luz zodiacal que inunda los cielos de febrero?

Esta luz es un bello fenómeno astronómico que puedes ver esta misma noche.

En esta época del año, una misteriosa luz nocturna se erige desde el horizonte. Su forma cónica ilumina el cielo a tal grado que las antiguas civilizaciones tuvieron a bien llamarla “falso amanecer”. Se trata de la luz zodiacal, un fenómeno astronómico que se manifiesta justo después del anochecer. No necesitas un telescopio para admirarla, pues se aprecia a simple vista desde cualquier lugar del mundo.

luz-zodiacal-febrero-donde-verla-1
European Southern Observatory/Flickr

 

¿Qué es la luz zodiacal?

Lo más fascinante de esta luz no es sólo su hermoso aspecto, sino las condiciones que la provocan. Como explica la NASA, la luz zodiacal es el reflejo producido por una enorme nube interplanetaria que se extiende a lo largo del zodiaco. En el contexto astronómico, zodiaco se refiere al área del cielo por donde el sol traza anualmente su rumbo. 

La forma que adopta la luz zodiacal se debe a que subraya la silueta de la eclíptica, que es la línea curva dibujada por esta trayectoria solar. Hoy en día, los astrónomos entienden que el misterioso brillo se debe al reflejo de la luz solar en las partículas de polvo que flotan en nuestra galaxia desde tiempos inmemoriales. De hecho, se piensa que estas partículas son residuos del proceso que dio forma al planeta Tierra hace 4,540 millones de años.

 

¿Cuándo y cómo verla? 

La luz zodiacal no tiene un momento específico de aparición y su espectacular tamaño la hace fácil de divisar. El mejor momento para admirarla es justo a mediados de febrero. Ya entrada la primavera, esta columna de luz alcanza su punto de visibilidad máxima. Si habitas en el hemisferio norte, búscala después de la puesta de sol. Desde el hemisferio sur, es más aparente antes del amanecer.

Será más fácil divisarla durante todo este mes y hasta mayo. Recuerda buscar un sitio oscuro que esté alejado de las luces urbanas. Si quieres un verdadero reto, intenta ubicar el punto Gegenschein: un pálido óvalo de luz en medio de la luz zodiacal que la contaminación visual casi ha borrado del cielo. 



La Vía Láctea chocará con otra galaxia antes de lo esperado (y será una pirotecnia cósmica)

La especie humana futura presenciará un espectáculo cósmico sin precedentes.

Nuestra Vía Láctea está viajando directo hacia una galaxia vecina: la Gran Nube de Magallanes. Aunque se pensaba que el choque estelar sería primero con la galaxia de Andrómeda, científicos de la Universidad de Durham pronostican que será la Gran Nube de Magallanes la que colisione con la nuestra primero, en aproximadamente 2 mil millones años, de acuerdo con el sito Sky News.

Por ahora, esta galaxia enana orbita a una distancia segura de la nuestra, ¿Será que para entonces la especie humana y demás vida del planeta esté en riesgo de extinción? Acorde a los investigadores, los humanos no sólo estarán completamente a salvo, sino que nuestra especie presenciará un espectáculo increíble. La Vía Láctea absorberá a la Gran Nube de Magallanes, y el agujero negro que se encuentra en su centro engullirá sus estrellas y nebulosas. ¿Qué pasará después? El agujero se inflará a ocho veces su tamaño normal, convirtiéndose en un cuásar.

El oscuro centro de la Vía Láctea se convertirá en un cuásar: el objeto más luminoso del universo.

Los investigadores aseguran que el cielo explotará en un espectáculo de fuegos artificiales. Mientras, este agujero negro supermasivo emitirá rayos de energía radioactiva extremadamente brillante. El poder del cuásar que se formará será enorme: estos objetos cósmicos tienden a arrojar una luz 100,000 veces más brillantes que la propia Vía Láctea.

La gigantesca colisión entre galaxias tendrá otras consecuencias. Se predice que el orden de las constelaciones que conocemos se modificará, transformando por completo la geografía del cielo nocturno. Algunas estrellas se perderán para siempre en el olvido; otras serán arrojadas a galaxias cercanas. Aunque el hecho impresiona, realmente no se necesita de una explosión para desordenar las estrellas: nuestras constelaciones viven en transformación constante.

¿Cómo se verá este evento astronómico en 2,000 años? ¿Nuestros descendientes contarán con tecnologías inimaginables para disfrutarlo? Lo seguro es que el planeta Tierra estará a salvo, pues es poco probable que el cuásar acabe con nuestro sol. Los humanos del futuro sólo tendrán la envidiable tarea de encontrar un sitio oscuro, acomodarse y disfrutar de este maravilloso show espacial.