Y tú, ¿cuántos “baños de bosque” tomas a la semana? Conoce aquí por qué es importante hacerlo

Actualmente un grupo de investigadores de la isla de Yakushima, en Japón, se encuentra realizando estudios sobre un fenómeno que bautizaron como shinrin-yoku o “baños de bosque”.

Numerosos científicos han tratado de calcular los precisos beneficios de abrazar un árbol; entre ellos se encuentra Matthew Silverstone, quien comprobó que la energía vibracional de los árboles y las plantas brindan una serie de beneficios a la salud de los humanos. Sin embargo, ¿qué pasa si la energía del grounding alcanzara otros niveles, quizá más profundos?

Actualmente un grupo de investigadores de la isla de Yakushima, en Japón, se encuentra realizando estudios sobre un fenómeno que bautizaron como shinrin-yoku o “baños de bosque”. De acuerdo con sus resultados, las personas que toman baños de bosque adquieren sustancias benéficas al respirar el aire de un bosque. Esto se debe a que el ecosistema es tan variado que brinda una mayor diversidad microbiótica tanto alrededor como dentro de nosotros.

12366393_1650993415175439_4883787904371595878_n

La investigación ha identificado tres factores principales que nos vuelven más saludables: bacteria, aceites esenciales derivados de las plantas e iones con carga negativa. Parece ser que desde nuestro nacimiento hasta la muerte, las bacterias que viven en el ambiente –y que respiramos del aire–, nos ayuda a mejorar los procesos de digestión y a producir sustancias que proveen estabilidad tanto física como mental.  En otras palabras, estar en el bosque permite sentirnos más felices y poseer mayor salud física.

Entre los aceites esenciales que desprenden las plantas y las bacterias, se encuentran los fitoncidos, los cuales son exterminadores derivados de las plantas que combaten microorganismos tóxicos.

En palabras de Goethe, “La naturaleza no es un núcleo ni una cáscara; es todo al mismo tiempo.” Por lo que al sentirnos conectados con ella, somos capaces de entender los mecanismos innatos del amor de la naturaleza para cuidarnos –desde los procesos digestivos con la mejora en la flora bacteriana en el estómago, como la generación de neurotransmisores del bienestar psicológico.



9 apps para adentrarte en los detalles de la naturaleza

¿Te gustaría saber qué tipo de planta o árbol te has encontrado? ¿Qué tipo de ave o de hongo? Te mostramos algunas aplicaciones para hacerlo.

Ser experto en la naturaleza es de esos sueños infantiles que a muchos nos acechan toda la vida. O puede ser que sólo quieras saber cómo se llaman las especies de pájaros en tu ciudad, los árboles más comunes de los alrededores, o esas especies extrañas que encuentras cuando vas al campo.

Como sea, ser un experto en la naturaleza ya no implica comprar toneladas de libros, sino simplemente descargar unas cuantas apps a tu celular. Existen muchas aplicaciones que te pueden ayudar a identificar la flora y fauna, e incluso a guardar y ordenar tus hallazgos. Esto hace el proceso de convertirse en un experto en la naturaleza algo mucho más liviano, e incluso portátil.

Así que si quieres cumplir tu sueño de la niñez, o simplemente saber un poco más del mundo natural que te rodea, no dejes de descargar estas apps. 

 

Pl@ntNet

Un directorio con data sobre miles de plantas que puedes descargar para iOS y Android, dependiendo de tu localidad.

Disponible para Android e iOS

 

Fungipedia

¿Aficionado a la micología? Con esta app puedes identificar cientos de especies del reino fungi.

Disponible para Android.

 

ArbolApp 

Una guía de árboles silvestres de la península Ibérica y las Islas Baleares, por si resides ahí o vas de visita. Esta app es el resultado del trabajo conjunto entre el Real Jardín Botánico y el Área de Cultura Científica del CSIC. Aquí puedes saber más. 

Disponible para Android e iOS.

 

Leafsnap 

Esta app está disponible sólo en ingles y para iOS, pero es una de las más elegantes y con mejor navegación. La información de flora y fauna que contiene es aportada por la Universidad de Columbia, la Universidad de Maryland y el Instituto Smithsonian. Cuenta con información de Estados Unidos y Canadá.

Disponible para iOS.

 

PeakFinder  

¿Te gusta escalar y visitar parajes montañosos, pero no sabes el nombre de la montaña que tienes en frente? Con sólo tomar una foto esta app te lo dice, sin tener que estar conectado a red alguna.

Disponible para Android e iOS

 

Merlin Bird ID 

Con una foto de un pájaro o respondiendo algunas preguntas, esta app te dice qué ave es la que tienes en frente. Si sabes qué especie es, puedes aprender más de ella tecleando directamente su nombre.

Disponible para Android e iOS.

 

BV Móvil 

Te será útil para ordenar las fotografías que tomes de tus hallazgos en la naturaleza y categorizarlos según corresponda.

Disponible para Android e iOS.

 

iNaturalist

Si el amor por la naturaleza es más que un pasatiempo, esta app te encantará. Es una base de datos que se nutre del saber colectivo de los usuarios y de las fotografías que comparten. En esta app encontrarás información práctica, guías y hasta cartografías por especie.

Disponible para Android e iOS.

 

Setas Comestibles y Plantas Silvestres Comestibles

Existen muchas plantas comestibles (quizá muchas las conoces). Saber esto puede incluso salvarte la vida. Esta app es una guía de las principales plantas silvestres comestibles, e incluso te ayuda en casos de confusión por parecido entre plantas.

Disponible para Android.



¿Sabías que interactuar con la naturaleza combate nuestra sed de inmediatez?

Un estudio de VU University comprobó que las personas que tienen más contacto con la naturaleza, son más proclives a tomar decisiones pensando a largo plazo, y también a ser menos impulsivas.

Quizá una de las grandes facturas que ha cobrado la cultura del consumismo y el espectáculo, es que encontramos una gran satisfacción en placeres o sensaciones inmediatos. La rapidez que demanda el gusto por el instante, también permea nuestras decisiones, pues se vuelven más cortoplacistas. Incluso en nuestras relaciones amorosas, quizá, nos entregamos a aquello que parece atractivo, sin tomarnos un tiempo para conocer más a fondo a las personas.

¿Pero qué tiene qué ver lo anterior con la naturaleza? Considerando que actualmente más de la mitad de la población mundial vive en ciudades, un grupo de investigadores holandeses de la VU University realizó una investigación para contrastar los efectos del contacto con la naturaleza. En los resultados encontraron, además de respuestas positivas como una mayor concentración y capacidad de autocontrol por parte de las personas en contacto con la naturaleza, una propensión a la proyección a largo plazo en la toma de las decisiones de los participantes.

Lo más sorprendente, es que estos cambios no los mostraron únicamente aquellos que estuvieron en contacto directo con la naturaleza, también aquellos que contemplaron una fotografía de esta, o bien, las personas que tras su ventana contemplaban un paisaje natural. Como si la misma naturaleza al contemplarla nos transmitiera un mensaje sobre el ritmo de la vida, que no necesariamente sincroniza con nuestros relojes, la interacción con lo natural refuerza en nosotros una especie de inteligencia biológica.

Hasta cierto punto, el tiempo, al menos en su faceta lineal, es un recurso cultural. Y quizá la noción que tenemos de la inmediatez, y la satisfacción de necesidades efímeras, responde a ese llamado artificial pero, consecuentemente, nos distancia de los ritmos que rigen al universo del que somos parte.

 

*Ilustraciones: Mali Fischer