Y tú, ¿cuántos “baños de bosque” tomas a la semana? Conoce aquí por qué es importante hacerlo

Actualmente un grupo de investigadores de la isla de Yakushima, en Japón, se encuentra realizando estudios sobre un fenómeno que bautizaron como shinrin-yoku o “baños de bosque”.

Numerosos científicos han tratado de calcular los precisos beneficios de abrazar un árbol; entre ellos se encuentra Matthew Silverstone, quien comprobó que la energía vibracional de los árboles y las plantas brindan una serie de beneficios a la salud de los humanos. Sin embargo, ¿qué pasa si la energía del grounding alcanzara otros niveles, quizá más profundos?

Actualmente un grupo de investigadores de la isla de Yakushima, en Japón, se encuentra realizando estudios sobre un fenómeno que bautizaron como shinrin-yoku o “baños de bosque”. De acuerdo con sus resultados, las personas que toman baños de bosque adquieren sustancias benéficas al respirar el aire de un bosque. Esto se debe a que el ecosistema es tan variado que brinda una mayor diversidad microbiótica tanto alrededor como dentro de nosotros.

12366393_1650993415175439_4883787904371595878_n

La investigación ha identificado tres factores principales que nos vuelven más saludables: bacteria, aceites esenciales derivados de las plantas e iones con carga negativa. Parece ser que desde nuestro nacimiento hasta la muerte, las bacterias que viven en el ambiente –y que respiramos del aire–, nos ayuda a mejorar los procesos de digestión y a producir sustancias que proveen estabilidad tanto física como mental.  En otras palabras, estar en el bosque permite sentirnos más felices y poseer mayor salud física.

Entre los aceites esenciales que desprenden las plantas y las bacterias, se encuentran los fitoncidos, los cuales son exterminadores derivados de las plantas que combaten microorganismos tóxicos.

En palabras de Goethe, “La naturaleza no es un núcleo ni una cáscara; es todo al mismo tiempo.” Por lo que al sentirnos conectados con ella, somos capaces de entender los mecanismos innatos del amor de la naturaleza para cuidarnos –desde los procesos digestivos con la mejora en la flora bacteriana en el estómago, como la generación de neurotransmisores del bienestar psicológico.



Hospitales de Noruega construyen cabañas para sanar pacientes con naturaleza

¿Te imaginas poder sanar rodeado de árboles, y no entre los muros mortecinos de un hospital?

Desde el año pasado, los médicos en Escocia pueden recetar un poco de naturaleza a sus pacientes. Ahora, Noruega lleva más allá esta práctica orgánica.

En los dos hospitales más grandes de este país nórdico se han construido idílicas cabañas de retiro. En ellas, los pacientes puedan recuperarse de enfermedades, traumas o accidentes rodeados de naturaleza.

Las cabañas fueron construidas por el Hospital de la Universidad de Oslo y el Hospital Sørlandet. Aunque se encuentran en los derredores de ambos hospitales, las cabañas brindan la sensación de estar alejadas, en un lugar tranquilo y apartado. Ahí, los pacientes pueden estar solos o recibir visitas y, lo que es más importante, recobrar energías y recuperar la salud. Es algo muy similar a los ya famosos “baños de bosque” japoneses.

En los países nórdicos tienen otra concepción de las cosas…

Sobre todo, de la salud y la naturaleza.

noruega-hospitales-naturaleza-cabanas-salud
Ivar Kvaal

Países como Noruega están muy adelantados a su tiempo en muchos ámbitos, y al mismo tiempo conservan nociones antiguas que les siguen prodigando bienestar.

El término friluftssykehuset, con el que se define a estos hospitales al aire libre, está construido a partir del concepto friluftsliv, mismo que se usa para expresar la importancia que los nórdicos le dan a la naturaleza, y que se traduce literalmente como “vida al aire libre”. Este peculiar concepto se combinó con la palabra para “hospital”, sykehaus, formando el término friluftssykehuset, u “hospital al aire libre”.

El término friluftsliv demuestra que, como señaló el filósofo Wittgenstein, el lenguaje puede transformar el mundo. Este concepto ha dotado a los habitantes de Noruega de una conciencia permanente sobre la necesidad de siempre regresar a la naturaleza: de salir afuera, a los entornos naturales, y no dejar que las grandes ciudades nos escindan de ellos.

noruega-hospitales-naturaleza-cabanas-salud

Y es que en dicho país se valora a la naturaleza como la gran curandera y amiga: como una gran e infalible guía, abierta para todo el que quiera sumergirse en ella para aprender. Porque los noruegos saben que la naturaleza es siempre coherente, y que a ella debemos volver permanentemente. Se trata de algo que a nosotros nos hace falta reflexionar para saber cómo reorganizar nuestra vida en colectividad, y para evitar que el abismo que nos separa de la naturaleza se haga cada vez más grande.

En lo que concierne a la salud, pocas cosas hay más nocivas que estar lejos de la naturaleza. El aire tóxico de las ciudades nos está enfermando, mientras que las dinámicas contemporáneas de trabajo provocan niveles inauditos de estrés, y la mala alimentación nos está destruyendo desde dentro. Por eso, no habría nada más realista que detenernos en seco y pensar en cómo revitalizar la medicina para restablecer la salud global. En ese sentido, los hospitales al aire libre son una propuesta que en todo el mundo podría –y debería– ser adoptada.

Porque Noruega nos está mostrando el camino. La pregunta es: ¿cambiaremos nuestros ya gastados paradigmas para voltear a una realidad más natural?



La medicina más eficaz que recetan los médicos en Escocia: un poco de naturaleza

En Escocia, recetar naturaleza se ha vuelto una medida oficial para sanar pacientes.

Cuando nos enfermamos, no dudamos en asistir al médico. Escuchamos con atención sus palabras y, si queremos curarnos rápido, seguimos religiosamente sus recomendaciones. Vamos a la farmacia y compramos todo tipo de pastillas, ungüentos y, en casos extremos, algunas inyecciones. Pero ahora, en Escocia, los doctores pueden recetar una medicina singular y alternativa a sus pacientes: un poco de naturaleza.

Escocia medicos recetan naturaleza-beneficios-salud-medicina-ecoterapia

Desde octubre es oficial: los doctores en Escocia están autorizados para recetar viajes a entornos naturales, así como caminatas constantes en parques o bosques urbanos y actividades cotidianas que involucren a la naturaleza, como puede serlo el bello arte de la observación de pájaros. Se trata de una medida inédita en el Reino Unido –y probablemente en toda Europa–, con la cual se busca reducir algunos males que se están volviendo lamentablemente comunes. Por ejemplo, la presión arterial alta, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

 

La ecoterapia: el remedio que muchos necesitamos

Muchos problemas de salud pública están siendo causados por malos hábitos, producto de dinámicas laborales extensivas, del estrés rutinario, del ruido y los ambientes insalubres de las ciudades. Una solución lógica es contraponer a todo esto lo contrario: mayor disfrute, menos rutinas estresantes, menos ruido y aire más limpio. Cosas que sólo podemos encontrar, justamente, en la naturaleza. Además:

Estar 90 minutos al día en áreas boscosas reduce la depresión, y pasar 1 día en la naturaleza de manera recurrente mejora el sistema inmunológico, activando proteínas anticáncer.

 

Baño de bosque, inspiración japonesa

Recetar entornos naturales es algo que ya se ha hecho en Japón. Ahí, esta práctica se conoce como shinrin-yoku, “baño de bosque”, y tiene la intención de hacer que el bosque entre a nuestro organismo, limpiándolo y curándolo. Son las propias empresas las que lo están promoviendo, como una forma de reanimar a sus empleados –sujetos a trabajos sumamente demandantes–.

naturaleza-beneficios-salud-medicina-ecoterapia
Pascal B.

Diversos estudios hechos en Japón han demostrado que la hormona cortisol, causante del estrés, desciende un 12,4% en quienes se dan baños de bosque más seguido, y que la posibilidad de sufrir un infarto se reduce más del 5%. Incluso ayuda a tener una mejor digestión, gracias al contacto con bacterias y aceites esenciales presentes en los bosques.

Otros estudios han comprobado que interactuar con la naturaleza reduce nuestra sed de inmediatez: nos hace poder ir más allá de los placeres inmediatos y nos ayuda a proyectar un mejor futuro.

 

La originalidad de la propuesta escocesa

Escocia medicos recetan naturaleza-beneficios-salud-medicina-ecoterapia

Si un doctor escocés te recetara un poco de naturaleza y no pudieras salir de la ciudad, te daría algunas recomendaciones que poco a poco abonarían a tu salud. Te mostramos algunas para que las pongas en práctica:

  • Dar paseos con tu perro. Una excusa para salir… además, ¡las mascotas promueven una mejor salud y una menor ansiedad!
  • Enterrar tu cara en el pasto o masajear tus manos en la tierra. Si no quieres ensuciarte, puedes simplemente mirar dos hojas de pasto distintas durante un rato
  • Preparar un comida en tu patio o en el parque
  • Acostarte a ver el cielo
  • Alimentar pájaros en el jardín o palomas en el parque
  • Hacer una manga de viento o un rehilete para contemplar el viento de vez en cuando. Esto, además, te proporcionará una excusa para hacer manualidades, lo que constituye una forma de meditación en movimiento

 

Así como éstos, hay muchos otros hábitos que podemos adquirir para tener a la naturaleza más cerca de nosotros en lo cotidiano, mejorando así nuestra salud física y mental y promoviendo la felicidad. No necesitamos que un doctor nos lo recete, ni tampoco salir de la ciudad.

No obstante, festejamos que en Escocia la naturaleza ya sea un remedio oficial, y esperamos que sirva de ejemplo al mundo, pues es una forma de expandir la conciencia contemporánea.