Reforestación masiva: se usarán drones para plantar miles de árboles

Esta tecnología puede alcanzar hasta diez mil árboles plantados en un solo día.

Desde hace unos 9000 años que el hombre conoce la agricultura, pero ahora, con el avance de la sobreproblación, producción y los menesteres del capitalismo, es necesario el cultivo no solo de alimento, sino también de oxígeno.

Muchos países en desarrollo (e incluso algunos desarrollados) prescinden de los recursos para la reforestación masiva de sus bosques o selvas desgastados, o para la creación de parques sustentables. Por ello, la firma británica The BioCarbon Engineering, ha diseñado un programa de reforestación a partir de drones que permitiría plantar hasta diez mil árboles al día, lo que representa al menos mil millones de árboles al año usando esta tecnología.

Este proyecto consiguió financiamiento (unas 20 mil libras) gracias a la plataforma de emprendedurismo del Skoll Centre for Social Entrepreneurship. Ahora este prototipo ha sido exitosamente probado, aunque el proyecto como tal arrancará a finales de año.

Los drones no solo van repartiendo las semillas por el campo, también hacen estudios e imágenes en 3D para conocer el terreno y hacer una planeación estratégica del cultivo; tienen la capacidad de experimentar, por ejemplo, con semillas que son disparadas con presión de aire y que van encapsuladas en hidrogeles con ricos nutrientes, para que  las plantas vayan absorbiendo el agua que necesitan. También vuelan monitoreando, estudiando y cuidando los cultivos. 

Se trata de una noticia que refresca el panorama de la ecología a nivel global.

 

UAE Drones for Good England from zee on Vimeo.



Mexicanos crean un drone para vigilar al Volcán de Fuego

Es uno de los volcanes más activos de México.

Foto: Hernando River Cervantes

El volcán de Colima es uno de los que más actividad presentan en México. Desde 1576 ha tenido más de 40 explosiones. Este 2015 ha iniciado una actividad más frecuente y con ello nos ha arrojado excelentes imágenes sin daño alguno para la población.

Como un medio estético, para obtener increíbles acercamientos al volcán, pero también como una vía científica, investigadores de la Universidad de Colima han creado un drone que es muy distinto a todos los demás, esto porque es capaz de ser manejado desde una lejanía de hasta 6 kilómetros.

Ello permitirá que pueda ser monitoreado como nunca el volcán, ayudando con ello a entender más que nunca su funcionamiento y dar luz sobre sobre este mundo que aún guarda muchos misterios.

El dron es una posibilidad para poder volar y obtener excelentes registros visuales sin riesgo alguno”, dijo el investigador Mauricio Bretón González en una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Tenemos un archivo inmenso conformado por millones de imágenes que podrán usarse por futuras generaciones para el estudio del coloso. Además, establecimos un sistema de vigilancia que no existía y que hoy día demuestra su solidez e importancia”, mencionó el científico.

 

[La Jornada]



Mira el mundo como lo ven algunos animales con este video

Con material recopilado por drones sobrevolando los bosques ingleses y tecnología de realidad virtual, verás el mundo a través de sus ojos.

Una de las bondades de la tecnología actual es la realidad virtual, usada para recrear escenas tridimensionales que dan la sensación de vivirse físicamente. Este tipo de herramientas podría ser una inspiración tangible para detonar la empatía, o así lo cree al menos Bradley Steel.

Steel es creador de Marshmallow Laser Feast (MLF), un proyecto que anteriormente ya había creado materiales audiovisuales de realidad virtual para ver el mundo a través de los animales. Con la pieza “En los ojos de los animales” ahora nos acerca una pieza para conocer cómo ven algunos animales los bosques ingleses Grizedale  de la zona del Distrito del Lago.

Primero como una libélula, luego como una rana, y finalmente como un búho, conocerás cómo es que a través de sus sentidos perciben este hermoso paisaje.

Steel cree que este tipo de experiencia podría ponernos en el lugar de los otros, de personas de nuestra misma especie, o bien de otros seres vivos, para entender cuán determinante es nuestra forma de percibir la realidad según las propias capacidades y los sentidos evolutivos con los que hemos sido proveídos. Asimismo, este tipo de tecnología es un pase filosófico para cuestionarnos la naturaleza ilusoria de la misma realidad.