5 remedios caseros y naturales contra la migraña

Hay formas naturales de prevenir o combatir las migrañas; aprovéchalas para eludir uno de los peores malestares cotidianos que se puedan padecer.

De entre toda la fauna de malestares que cotidianamente podemos padecer, sin duda las migrañas estarían entre los más molestos e indeseables. Un dolor focalizado, penetrante, en la cabeza puede inhabilitar a cualquiera y, en caso de extenderse por mucho tiempo, realmente puede transformarse en una pesadilla –cualquiera que los padezca sabrá de qué estamos hablando. 

Por fortuna, existen ciertas medidas y remedios que pueden adoptarse para combatir la presencia de una migraña. Pero es fundamental recurrir a ellos a tiempo, cuando el malestar comienza a dejarse ver y notamos esos indicadores de nuestro cuerpo que anuncian la llegada del dolor. Generalmente aquellos que padecen migrañas ya están familiarizados con la sucesión sintomática que las precede, por lo que reaccionar a tiempo está dentro de sus posibilidades.

A continuación cinco remedios caseros y naturales para combatir las migrañas:

Hidratación: Mantenerte constantemente hidratado disminuirá notablemente la aparición de migrañas. bebe todo el agua que tu cuerpo pida (sin caer en excesos).

Alimentación: Se ha comprobado que una dieta baja en grasas, adoptada a lo largo de tres meses, reduce en un 40% la presencia de migrañas. En particular evita los productos que contienen glutamato monosódico.

Suplementos: Para reducir la frecuencia e intensidad de las migrañas, consumir suplementos como el complejo vitamínico B y la melatonina,  puede resultar bastante efectivo. Busca el consejo de algún médico o especialista para incluirlos en tu vida diaria. 

Cafeína: Su capacidad para constreñir los vasos sanguíneos ayuda a prevenir los síntomas de una migraña. Idealmente no bebas más de dos dosis de café, y trata de que sea concentrado, por ejemplo, un expreso. 

Masajes: Masajear regularmente tu cuello, lóbulos y cabeza reduce la posibilidad de contraer una migraña. También puedes recurrir a un mapa acupuntúrico o de acá-presión para ubicar los puntos conectados a la cabeza y masajearlas a lo largo del día (por ejemplo, el punto que se ubica entre tus dedos índice y pulgar).

Finalmente te aconsejamos hacer ejercicio, dormir bien, estirar tu cuerpo con frecuencia a lo largo del día y, de ser posible, meditar aunque sea unos minutos diariamente. Una serie de hábitos que, por cierto, te beneficiarán integralmente. 



Menos es más: editar la vida para ser feliz con lo indispensable

Menos cosas, menos espacio y menos estrés. Más ahorro, más versatilidad y más conciencia ambiental.

¿Poseer es realmente lo que se necesita para tener una buena calidad de vida? La frugalidad es un concepto (y potencialmente, una filosofía de vida) que sugiere que se puede ser más feliz con menos. Menos es más.

Se ha puesto de moda mejorar la calidad de vida bajo la falsa creencia de que hay que ‘equiparse’ de objetos, outfits, accesorios y gadgets que contribuyan a mantener esa calidad de vida. 

Sin embargo, la frugalidad apunta a que reevalúes lo que tienes, dones lo que no usas, tires lo que no sirve, y guardes únicamente lo que es fundamental y magnífico. Lo que te durará años.

frugalidad jeremy-lapak-553145-unsplash
Jeremy Lapak

De qué hablamos cuando hablamos de frugalidad

Tal vez no conocías el término, pero seguro has vivido la frugalidad: al acampar en la nada llevando sólo lo básico, al viajar y hospedarte en un hostal, o tal vez cruzando el mar en una lancha.

¿Te dio más libertad? ¿Sentiste que te rendía el tiempo? La fórmula es sencilla: menos cosas = menos espacio y por lo tanto menos estrés, menos daños al ambiente, más ahorro y más versatilidad en la vida.

La vida editada. La frugalidad te permite ver cuánto eres capaz de acumular en contraste con lo que realmente posees, y te podría ayudar a encontrar el equilibrio, que se traduce en comprar menos, pedir más prestado y, en general, apreciar lo que tienes.

Si has viajado con él, te has mudado con él y lo llevas a cualquier parte del mundo, probablemente tienes un objeto valioso.

Uno vale, pero ¿qué pasa cuando son muchos? ¿y cuando entre esos muchos, hay unos que ya ni recuerdas? Ahí ya no tienes un objeto valioso ni magnífico; tienes un problema.

 

Consumir menos: una tendencia hacia el futuro

Según un estudio de Euromonitor International, una de las megatendencias -de cambio a largo plazo- que moldearán a los consumidores y las industrias para el 2030 es la frugalidad (y ojalá que tengan razón):

Un aspecto es la ‘frugalidad glorificada’, que ve al consumidor de clase media celebrar el bajo precio de las cosas, al mismo tiempo que reduce el desperdicio. Para ganarse a los ‘frugales’, las compañías deben diseñar para la longevidad, enfatizando la buena calidad, reutilización, fácil mantenimiento y buscar ‘ganancias de valor revolucionarias.

Sarah Boumphrey, directora de investigación de Economías y Consumidores en Euromonitor International, señaló:

Una tendencia que empezó a abrise paso, por ejemplo, con Ingvar Kamprad, el fundador de IKEA, que fue una de las 10 personas más ricas del mundo.

En el camino hacia el crecimiento de su imperio, Kamprad publicó La Biblia de IKEA, que incluye máximas como “malgastar recursos es un pecado mortal”.

A lo largo de su vida, el empresario mostró poco interés en los lujos de la riqueza. Volaba en clase económica y durante 2 décadas manejó un Volvo. También se alojaba en hoteles baratos y compraba en los supermercados locales.

Según Kamprad, deberíamos dividir nuestras vidas en unidades de 10 minutos y sacrificar la menor cantidad posible de ellas en actividades sin sentido.

frugalidad nordwood-themes-490552-unsplash (1)
Nordwood Themes

Frugalidad paso a paso

Entonces, tómate un día para limpiar tu guardarropa, el armario debajo de las escaleras, la habitación de invitados, tu desván o sótano, y analiza:

  • ¿Cuál fue el pensamiento detrás de esa compra?
  • ¿Querías estar al día con esa prenda?
  • ¿Darte un gusto después de un día difícil?
  • ¿Era una ganga demasiado buena para dejarla?
  • ¿Realmente valió la pena?
  • ¿Es superfluo?

Pienso, luego consumo. ¿Esto me hará realmente feliz? El escritor y diseñador Graham Hill propone editar sin piedad:

Limpia las arterias de tu vida. ¿Qué haces con la camisa que no has usado en años? Es hora de dejarla partir.

Otra máxima de Hill es que lo pequeño es sexy: espacios eficientes y multifuncionales, como un comedor que se convierta en cama, u objetos de diseño como una estufa con tres quemadores (en lugar de seis).

El diseñador textil y artista británico William Morris escribió:

No tengas nada en tu casa que no sepas que es útil o creas que es hermoso.

Es un mantra que puedes intentar vivir ahora.

frugalidad ron-mcclenny-603462-unsplash (1)
Ron McClenny


Prevenir la diabetes es posible con una dieta “verde” (Estudio)

Un cambio alimenticio puede significar prevención y sin duda una transformación de vida.

Otra razón para encontrarle el gusto a las verduras y empezar una dieta sana. Tras 16 semanas de consumir una dieta verde, los niveles de insulina se logran regular; esto de acuerdo a un estudio realizado por Physicians for Responsible Medicine (PCRM por sus siglas en inglés).

Los resultados de dicho estudio son alentadores y más para aquellos preocupados por atender una enfermedad como la diabetes, embolias o afecciones cardiovasculares. La Dra. Hana Kahleova, que lidera esta investigación, explica que:

La segregación de células beta y la sensibilidad de la insulina en periodos de ayuno se modifica al cabo de 16 semanas de mantener una dieta verde preventiva.

Desafortunadamente, tan solo en Occidente, se come a diario más del doble de alimentos cárnicos de los que requiere el cuerpo. El mundo entero, de hecho, consume carne en cantidades exacerbadas. Pero este tipo de dieta no solo es relevante como parte de una campaña para la prevención de enfermedades como la diabetes, también resulta de total beneficio para proteger el medioambiente y también la cría de animales.

La salud alimentaria se refleja en la capacidad productiva de las personas, por eso cada vez más nutriólogos y especialistas ven la forma de comer como una manera de prevenir enfermedades tanto en nosotros como en nuestra descendencia.

Al reconocer los beneficios de este régimen alimenticio, para las personas, pero también para la sociedad, limitar la ingesta de carne se plantea como un estilo de vida. Países como Bélgica, Inglaterra, Nueva Zelanda y China promueven entre la población consumir verduras a diario, esto también ayuda al bolsillo, ya que el costo de la proteína animal se dispara.

La diabetes es una pandemia y al año el costo de todos los efectos que produce esta enfermedad, es altísimo. Si el ayuno a intervalos y una alimentación más sana puede evitar los pinchazos de insulina, ¿no es algo que valdría la pena difundir y poner en práctica?

Al día, lo recomendable es ingerir seis porciones de alguna de estas verduras que abajo enlistamos:

Acelga cocida ½ taza

Apio 1 ½ t

Berros 1 t

Brócoli cocido ½ t

Calabaza 1 pza.

Chayote cocido ½ t

Chícharo cocido 2 Cdas.

Chile poblano 1 pza.

Ejote cocido ½ t

Espinaca cocida ½ t

Lechuga 3 t

Nopal 1 t

Pepino rebanado 1 ¼ t

Pimiento 1 pza.

Romeritos cocidos 1 t

Verdolaga cocida 1 t.