Plata coloidal, el antibiótico natural por excelencia

Los efectos curativos de la plata coloidal son vastísimos. Es el antibiótico natural más potente que existe ya que ningúna bacteria, microbio o hongo puede sobrevivie el contacto con la plata.

La plata coloidal es un antibiótico universal, el más antiguo. Antaño en México era común introducir una moneda de plata en la leche porque se sabía que así se conservaba más tiempo.  Hoy en día, la plata se usa principalmente en su estado coloidal, es decir, como una solución en la que las partículas de plata se hallan dispersas en agua. Las cantidades de plata necesarias para elaborar plata coloidal son mínimas (algunas partes por millón), pero  es precisamente el pequeño tamaño de las partículas lo que hace de esta composición el antibiótico más efectivo que hay. Las microscópicas partículas se añaden a cualquier bacteria, hongo o microbio y acaban con él.

La plata coloidal también refuerza el sistema inmunológico, aumenta el fluido y drenaje linfático y por lo tanto retira las toxinas de los tejidos, mejora la oxigenación, la regeneración de las células y el flujo de energía en el cuerpo. En otras palabras, funciona como un segundo sistema inmunológico con efectos preventivos, curativos y regenerativos.

Esta solución de plata está siendo rescatada lentamente por la medicina natural (se había perdido de vista un poco dado el empuje de los antibióticos modernos) como remedio increíblemente eficaz en el tratamiento de enfermedades infecciosas. Está probado que, a diferencia de otros antibióticos ante los cuales los microbios generan resistencia, ninguna bacteria, hongo, levadura o microbio puede vivir en un líquido en el que haya una sola partícula de plata. Además de su característica inmunológica, algunos de sus usos son los siguientes:

Ayuda a eliminar las células tumorales

Promueve la curación de heridas y quemaduras

Estimula el crecimiento de huesos

Inhibe el dolor abdominal y la diarrea

Inhibe la intoxicación por E.coli

Ayuda a tratar el virus del papiloma humano

Ayuda a curar el artritis, la malaria, el asma



16 antibióticos naturales que debes añadir a tu vida (mira por qué)

Lo mejor es que seguramente están en tu cocina o en tu jardín.

Los seres humanos perpetuamente nos jactamos de haber inventado cosas que en realidad siempre han estado ahí, sólo que en un estado más puro. Es el caso de los antibióticos, que se pueden encontrar en la naturaleza y que, de hecho, las hormigas aprendieron a usar antes que nosotros.

Nosotros tuvimos conocimiento de que había algo capaz de matar bacterias hasta 1928, cuando Alexander Fleming descubrió la penicilina. Pero no fue sino hasta 1942 cuando Selman Waksman definió los antibióticos como formulaciones antagonistas al crecimiento de microorganismos vivos que, paradójicamente, eran derivadas de otros seres vivos. Es decir: resiliencia natural en su máxima expresión.

Desde entonces se han hecho muchas imitaciones sintéticas de los antibióticos naturales. Fármacos como la penicilina han ayudado a curar enfermedades comunes que antes eran mortales. Pero no todo han sido buenas noticias: los antibióticos sintéticos han generado cepas de bacterias más resistentes.

Cabe preguntarse: ¿pueden hacer lo mismo los antibióticos naturales que los sintéticos?

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

Algunas pruebas demuestran que sí. En una tesis de la Universidad de Salamanca realizada en 2013 se estudió el efecto de un antibiótico natural y otro sintético en un mismo grupo de bacterias que son altamente resistentes. La conclusión fue que ambos funcionaban igual, tanto en hombres como en mujeres que tenían población de la bacteria en su organismo.

Según una reciente investigación publicada en la Revista Cubana de Medicina General Integral, el uso indiscriminado de antibióticos sintéticos ha generado cepas de bacterias resistentes, así como una deficiente cultura de la prevención en salud que ha cedido su lugar a la curación inmediatista. No obstante, de acuerdo con los investigadores cubanos, los antibióticos naturales no generan bacterias resistentes.

Además, según consta en su estudio, los antibióticos naturales:

favorecen el proceso de regeneración epitelial, estimulan los mecanismos naturales de eliminación, favorecen el funcionamiento de los órganos en general, inhiben el crecimiento de los gérmenes patógenos y aumentan las defensas del organismo.

Con toda esta evidencia de por medio, aquí te dejamos una lista de los mejores antibióticos naturales. Usarlos te beneficiará, y es una acción que promueve el cambio en la cultura de salud global. Sólo recuerda consultar antes a un especialista, pues lo natural no está exento de efectos secundarios.

 

  1. Ajo

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

Es analgésico, antibacteriano, antiespasmódico y antiparasitario. Ayuda a contrarrestar virus y a curar heridas. Es un estimulante del sistema inmunológico. Puede provocar vómito, así que ten cuidado.

Mejor forma de tomarlo

Pica un diente de ajo y tómalo como si fuera una pastilla.

 

  1. Miel

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

Es antianémica, antifúngica y antinflamatoria. Ayuda a contrarrestar virus y es expectorante. Tiene efectos laxantes, así que consúmela cuidadosamente.

Mejor forma de tomarla

Diluida en una infusión o té, o aplicada directamente en heridas, quemaduras o úlceras.

 

  1. Jengibre

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

Es analgésico, antiartrítico, antibacteriano, anticoagulante y antinflamatorio. Ayuda a contrarrestar virus y favorece la expulsión de gases del tubo digestivo.

Mejor forma de tomarlo

Hierve durante 5 minutos un puño de trozos previamente machacados y toma la infusión. Puedes hacerlo hasta tres veces al día.

 

  1. Orégano

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

Es antinflamatorio, antibacteriano y antioxidante. Mejora el sistema inmunológico.

Mejor forma de tomarlo

En aceite. Puedes añadir una gota en líquidos.

 

  1. Regaliz

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

Es antidiurético, antiespasmódico, antihiperglucémico y antioxidante. Estimula el sistema inmunológico y funciona como expectorante. El uso prolongado puede reducir el potasio, así que tómalo con cuidado.

Mejor forma de tomarlo

Hierve una cucharadita de la raíz machacada durante 15 minutos y bebe la infusión. Puedes hacerlo hasta tres veces al día.

 

  1. Aloe vera

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

Es antibacteriano, antimicrobiano y antinflamatorio. Combate los virus y los previene. También es cicatrizante y purgativo.

Mejor forma de tomarlo

Abre una de sus hojas y frota el gel directamente en el área herida.

 

  1. Clavo

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

Es antiséptico, analgésico, antibacteriano y antiviral, aunque no es recomendable si se padece gastritis.

Mejor forma de tomarlo

Hierve 2 cucharaditas de clavo durante 3 minutos, deja reposar 2 minutos y bebe la infusión.

 

  1. Acacia

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

Es antibacteriana, anticatarral, antifúngica y previene la inflamación de la mucosa. Tiene propiedades sedantes que la hacen ideal para lidiar con el estrés.

Mejor forma de tomarla

Hierve un puño de acacia durante 15 minutos, deja reposar y toma la infusión.

 

  1. Ajenjo

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

Es antiamebiano, antifúngico, antihepático y antinflamatorio. Mata a las lombrices intestinales.

Mejor forma de tomarlo

En cápsulas.

 

  1. Enebro

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

Es antibacteriano, anticatarral, antimicrobiano y antiséptico.

Mejor forma de tomarlo

Hierve 1 cucharadita en agua durante 15 minutos y bebe la infusión.

 

  1. Eucalipto

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

Es antibacteriano, antifúngico, antipirético y estimula la secreción nasal.

Mejor forma de tomarlo

Hierve un puñado durante 3 minutos y deja remojando 30 minutos. Toma la infusión. Puedes hacerlo hasta tres veces al día.

 

  1. Semillas de toronja

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

El extracto de estas semillas es antibacteriano, antimicrobiano y antiparasitario. Ayuda a combatir los virus y los previene.

Mejor forma de tomarlo

En gotas. Puedes diluir 40 gotas en medio litro de agua para lavar heridas, y en 1 litro para desinfectarlas.

 

  1. Salvia

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

Es antiséptica, antibacteriana y astringente. Ayuda a expulsar las flemas.

Mejor forma de tomarla

Hierve 2 cucharaditas durante 3 minutos y déjalas reposar 15 minutos. Bebe la infusión.

 

  1. Extracto de mirra

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

Es antibacteriano y antiviral. Puede lidiar incluso con la bacteria E. coli, y ayuda a contrarrestar la fatiga. Pero es antihemorrágico, por lo que no se recomienda durante la menstruación.

Mejor forma de tomarlo

En aceite esencial. Se puede hacer una tintura, por ejemplo, para hacer gárgaras y aliviar problemas bucales.

 

  1. Gordolobo

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

Es antibacteriano, antiinflamatorio y ayuda a mitigar el dolor. Ayuda a combatir infecciones de garganta y tos.

Mejor forma de tomarlo

Hierve 2 cucharaditas de hojas y flores de gordolobo durante 3 minutos. Deja reposar otros 3 minutos y toma la infusión.

 

  1. Equinácea

antibioticos-naturales-mejores-que-antibioticos-sinteticos

Es antinflamatoria, antibacteriana y estimula el sistema inmunológico.

Mejor forma de tomarla

Hierve dos puñados de las flores y raíces de la equinácea durante 15 minutos, deja reposar 30 minutos y utiliza el agua para lavar heridas, úlceras o infecciones en la piel.

 

* Imágenes: CC



Medicina ayurveda: práctica milenaria y natural para reconfigurar la salud global

A este sistema acude el 70% de la población en la India, y es completamente natural.

Ayurveda es la palabra sánscrita para “ciencia de la vida”. Y es también una milenaria práctica medicinal hindú para la curación integral del cuerpo, la mente y el espíritu.

La base de la medicina ayurveda son las tres energías biológicas conocidas como doshas. Su representación física son las diferencias corporales (cuerpos delgados, medios y robustos), el vata, pitta y kapha, respectivamente. Los doshas son a la ayurveda lo que la genética a la medicina occidental; pero la medicina ayurveda no se enfoca en la curación inmediata, y tampoco mide su éxito sólo mediante la “ausencia de enfermedad”.

Más bien, la ayurveda busca el bienestar a largo plazo del paciente.

ayurveda-medicina-tradicional-india-que-es-2 copia

Por eso, los médicos ayurvédicos guían a sus pacientes para que su cuerpo mantenga su balance natural. A través de tratamientos con base en hierbas se elaboran jarabes, infusiones y ungüentos para masajear el cuerpo y restituir el equilibrio de los doshas.

Los médicos ayurvédicos fueron los primeros en practicar la nutriología, la psicología e incluso la cirugía plástica.

La sabiduría ayurvédica data de hace 3,000 años: textos como el Charaka Samhita se escribieron en el 800 a. C., muchos siglos antes que los primeros textos hipocráticos. La ayurveda concebida en estos textos no sólo guarda profundos conocimientos médicos sino toda una concepción del mundo, y sus principios rigen esta práctica hasta hoy.

 

Las guerras ayurvédicas

ayurveda-medicina-tradicional-india-que-es-2 copia

Lamentablemente, la medicina tradicional india ha encontrado mucha resistencia a lo largo de la historia. En el siglo XX fue prohibida por los ingleses, y no fue sino hasta la independencia liderada por Mahatma Gandhi –quien respetaba profundamente este método de curación– que se restituyó su legalidad.

La ayurveda siguió siendo siendo considerada como charlatanería por muchas instituciones occidentales. No obstante, el problema está en la escasa regulación del reciente mercado de la medicina ayurvédica que se vende en Internet. Muchos productos patentados no son realmente ayurvédicos, pues los remedios de este método deben ser hechos al momento para el paciente, según sus síntomas y el estado de sus doshas.

Lo que pesa sobre la ayurveda son una serie de mitos que requieren ser desmontados.

Muchos insisten en que la esencia de esta práctica se ha diluido entre los prejuicios científicos modernos, el new age –que ha propiciado la venta de medicamentos irregulares– y la falta de apoyo por parte del Estado indio a este sistema. Son estas cuestiones las que han dado mala fama a la medicina tradicional y a los remedios naturales.

Por eso, especialistas de la India han intentado salvar a la ayurveda y reivindicar los beneficios de la medicina tradicional como un derecho. En ese sentido, Bhushan Patwardhan, vicecanciller de la Universidad Symbiosis International, se expresó contra la  prohibición de la ayurveda en Europa:

La elección personal por un sistema de medicina debería ser reconocida como un derecho humano fundamental, así como los indígenas han sido reconocidos en su derecho a ser tratados por sus sistemas indígenas de medicina.

 

La ayurveda, clave para aliviar la salud global

Pese a todas las disputas, esta medicina tradicional ha persistido. Actualmente, es el principal sistema de salud en la India: los médicos ayurvédicos atienden a más de la mitad de la población de este país.

Mientras tanto, especialistas como Alex Hankey del Massachusetts Institute of Technology (MIT) han dedicado su carrera a posicionar a la ayurveda como un sistema de salud mainstream en el mundo, desmontando los mitos que pesan sobre esta práctica, buscando su regulación y demostrando sus beneficios. Hankey ha estudiado cómo la ayurveda, así como el vedanta y el yoga, tienen beneficios  en el tratamiento de enfermedades crónicas, como el dolor de espalda baja y la diabetes.

Afortunadamente, la integración de la medicina tradicional está siendo cada vez más aceptada por la comunidad global. La Organización Mundial de la Salud ha trazado ya una línea estratégica para que esto suceda paulatinamente. A la par deben seguir desmontándose mitos, pues es importante que entendamos colectivamente que la medicina tradicional es más que una “alternativa”. La ayurveda y muchos otros métodos milenarios pueden complementar y fortalecer la medicina occidental.

Una simbiosis de distintos métodos y conocimientos, que sean capaces de respetarse entre sí, podría ser la clave para restituir la salud global.

 

¿Te interesa saber más? Aquí puedes encontrar:

3 hierbas sagradas de la ayurveda para rejuvenecer física, mental y espiritualmente

8 sencillos consejos para bajar de peso según la ayurveda

¿Por qué comer con las manos es benéfico en la sabiduría ayurveda?