Los lobos aullan para estar en contacto con los que extrañan

La melancolía de los lobos ha sido probada por un reciente estudio que midió sus aullidos cuando eran separados de sus amigos.

Muy poco se sabe acerca del significado de los aullidos de los lobos o qué información contienen. Sabemos que aúllan en las lunas llenas y que eso debe ser algo importante, pero no sabemos por qué. Sin embargo, un reciente estudio llevado a cabo por el Centro de Ciencias de los Lobos, en la Universidad de Viena,  podría haber encontrado algo interesante. Los investigadores, tras algunos experimentos en que separaban a los lobos unos de otros por alrededor de 45 minutos, encontraron que los lobos aullaban con más frecuencia hacia miembros de la jauría con los que pasaban más tiempo. Es decir, la fuerza de la relación entre lobos predecía cuántas veces iba a aullar uno de ellos. Como si aullaran por extrañamiento.

gray-wolf-snow

En las investigaciones que realizaron cayeron en cuenta de que el índice de aullidos estaba directamente relacionado con cuánta “calidad de tiempo” el aullador y el lobo removido habían pasado juntos. El índice de aullidos también estaba relacionado con el estatus de cada lobo dentro de la jauría; los índices de aullido de la jauría eran mayores cuando animales más dominantes dejaban al grupo.

Así, la extraña melancolía que se traspasa en los aullidos de los lobos ha demostrado ser real y genuina. Los lobos aúllan más cuando se les separa de alguien querido.

[MNN]



Espontáneos retratos de animales salvajes en la oscuridad

George Shiras revela lo desconocido y da fe de la belleza de un mundo en el corazón de la noche.

Para retratar la naturaleza salvaje hace falta una fotografía salvaje, una imagen que tenga una relativa falta de control en la composición y que se arriesgue en el proceso experimental.

Así es la fotografía de George Shiras, el padre de la fotografía de la vida silvestre nocturna. Shiras fue el primero en utilizar el flash para retratar a los animales salvajes en la oscuridad, revelando lo desconocido y dando fe de la belleza de un mundo en peligro de extinción.

animales salvajes en la oscuridad
George Shiras y su asistente John Hammer a bordo de su canoa equipada en el Lago Whitefish, región del Lago Superior, Michigan, 1893

En la colección George Shiras: In the Heart of the Dark Night, los animales quedan paralizados por la luz  que emite la cámara. Las imágenes fueron recolectadas en las aguas del Lago Superior de Michigan, EE.UU., durante la noche, cuando los sonidos, las formas y los movimientos parecían más misteriosos y dramáticos.

Poco a poco Shiras fue retratando ciervos de cola blanca, un búho nevado, un alce en la niebla y un mapache, entre otros animales silvestres.

En cada imagen lograba cazar a estos animales en sus rutinas nocturnas donde se detenían a observar, darse la vuelta o correr.

animales salvajes en la oscuridad 9
George Shiras

Las imágenes documentan una especie de intervención y registran la interacción humana y animal. Para fotografiar de noche, Shiras imitaba una técnica de caza que aprendió de la tribu ojibwa llamada jacklighting, cuando el fuego se coloca en una bandeja en la parte delantera de una canoa, y el cazador se sienta en la proa del bote.

Así como a Shiras, la noche ha inspirado a grandes artistas e intelectuales, como Charles Baudelaire, que encontraba inspiración en los búhos y los gatos, animales salvajes en la oscuridad y emblemas de su encanto.

animales salvajes en la oscuridad 2
George Shiras
animales en la oscuridad 3
George Shiras
animales en la oscuridad 4
George Shiras
animales en la oscuridad 6
George Shiras
animales en la oscuridad 5
George Shiras
animales en la oscuridad 8
George Shiras



Una entrañable lección de la naturaleza, cortesía de los lobos: el sentido comunitario

Entre otras cosas, estos indómitos canes nos enseñan cómo trabajar en equipo.

Tanto los lobos como todas las demás especies de canes son animales muy inteligentes. Pero la diferencia entre los que están domesticados (como el perro) y los agrestes (como el lobo), se ha hecho más grande con el pasar de los siglos. Si embargo, de los agrestes podemos aprender sorpresivas lecciones de vida. Y es gracias a que, su estado indomable, les ha permitido proseguir bajo el ritmo del universo, sin que el ser humano intervenga en sus procesos de vida. 

lobos-estudio-trabajo-en-equipo-comunicacion-diferencias-perro-lobo-2

El lobo es un animal en esencia comunitario: vive en jaurías, a veces nómadas, que sólo pueden sobrevivir bajo una estricta organización jerárquica. Un estudio comprobó, por ejemplo, que la comunicación de los lobos para mantener esa cohesión es más compleja de lo que se cree, intercediendo en ella un lenguaje corporal muy exacto. Así mismo, también se ha investigado qué tanto utilizan los lobos la comunicación a través de la mirada, y se ha comprobado que sus melancólicos aullidos significan que extrañan a un miembro de su jauría.

Pero tratándose de depredadores tan salvajes, es increíble el nivel de cooperación que los lobos pueden llegar a tener, sobre todo en lo que a la caza se refiere. Un estudio de Wolf Science Center, de la Universidad de Viena, hizo una prueba para comprobar la diferencia de comportamiento entre perros y lobos, en un reto que requería del trabajo en equipo para conseguir un pedazo de comida.

Sin entrenamiento alguno, 5 de 7 parejas de lobos lograron obtener la comida,

mientras que sólo 1 de 8 parejas de perros lo lograron

 

No obstante, los perros tienen mejores capacidades para otras tareas. Por ejemplo, andar en patineta, algo que jamás se le ha visto hacer a un lobo –aunque vale la pena recordar, se tratan de actividades enseñadas por el hombre–. Según el doctor Marshall-Pescini, uno de los encargados del estudio en Viena, los perros tienen más talento para ejecutar tareas individuales, mientras que los lobos están acostumbrados a solucionar sus problemas con el trabajo en equipo. De esto se concluye que los perros se han individualizado durante el proceso de domesticación, pues aunque consideren a sus familias humanas como tribus, han adquirido hábitos de supervivencia individual. Algo parecido a lo que le ha pasado al propio ser humano.

Así, es indudable que la domesticación ha afectado el comportamiento y la inteligencia de los perros. Pero el ADN de éstos es el mismo que el de los lobos. Por eso, siguen siendo animales inherentemente comunitarios, un legado genuino, cortesía de su antepasado, el lobo.

 

*Referencias: Wolf vs Dog Intelligence Test – Bang Goes The Theory – Brit Lab – BBC