Muy poco se sabe acerca del significado de los aullidos de los lobos o qué información contienen. Sabemos que aúllan en las lunas llenas y que eso debe de ser algo importante, pero no sabemos por qué. Sin embargo, un reciente estudio del Centro de Ciencias de los Lobos de la Universidad de Viena, podría haber encontrado algo interesante.

Tras algunos experimentos en los que separaban a los lobos unos de otros por alrededor de 45 minutos, los investigadores hallaron que los lobos le aullaban con más frecuencia a los miembros de la jauría con los que pasaban más tiempo. Es decir, la fuerza de la relación entre lobos predecía cuántas veces iba a aullar uno de ellos ante la ausencia del otro. Como si aullaran por extrañamiento.

gray-wolf-snow

En las investigaciones que realizaron, los científicos cayeron en cuenta de que el índice de aullidos estaba directamente relacionado con cuánta “calidad de tiempo” habían pasado juntos el aullador y el lobo removido. El índice de aullidos también estaba vinculado al estatus de cada lobo dentro de la jauría; los índices de aullido de la jauría eran mayores cuando los animales más dominantes dejaban al grupo.

Así, la extraña melancolía que se traspasa en los aullidos de los lobos ha demostrado ser real y genuina. Los lobos aúllan más cuando se les separa de alguien querido.