TOP: 5 razones para no tener animales salvajes como mascotas

5 razones por las cuales es fundamental respetar las condiciones naturales de los animales salvajes.

domesticatedanimals

Los animales salvajes no son mascotas, por más que disfrutemos ver especies exóticas tenemos respetar sus condiciones naturales y aceptar que criarlos en un entorno distinto al suyo es simplemente cruel. A continuación otras 5 razones para no tener animales salvajes :

1. Al comprar animales salvajes se contribuye a la caza furtiva. Aún cuando se adquieren de manera legal, se contribuye a los criaderos de especies salvajes que pertenecen a un habitat no doméstico.

 2. Es ilegal. Mantener cualquier tipo de animal salvaje en cautiverio es ilegal.

3. No es posible domesticar a un animal salvaje. La domesticación es un proceso que toma siglos desarrollar en una especie.

4. Los animales salvajes traen enfermedades. Muchos animales salvajes pueden tener enfermedades como rabia sin mostrar síntomas. De acuerdo con los Centers for Diesease Control and Prevention de Estados Unidos, miles de personas se contagian de salmonela por tener reptiles o anfibios. Traer un animal a tu casa expone a toda tu familia.

5. No siempre se mantienen pequeños. Cuando los animales crecen, sus instintos salvajes son inevitables. Probablemente terminen destruyendo objetos de la casa donde se encuentren o atacando a alguien. Lo peor es que los animales salvajes domesticados no se pueden regresar a su habitat natural porque no desarrollan sus habilidades de supervivencia estando en cautiverio.

[mother nature work]



¿Por qué el gobierno de Nepal quemó pieles de animales?

Históricamente, la última vez que Nepal quemó los trofeos de cazadores furtivos fue en 1998; y ahora se vuelto a realizar como medio de reafirmación de compromiso con la naturaleza y de combate a la caza furtiva.

Como gesto simbólico de compromiso contra la caza furtiva y el comercio de vida silvestre, Nepal decidió quemar 4 012 pieles de diferentes animales, cientos de cuernos de rinocerontes y restos de escamas de pangolín después de ser requisadas a los traficantes y cazadores. La hoguera tuvo lugar en el parque nacional de Chitwan el pasado Día Internacional de la Diversidad Biológica.

Este proyecto fue implementado por las autoridades nepalíes y diplomáticos extranjeros, como un mensaje de que “estas partes del cuerpo de los animales en peligro de extinción no están destinados para el comercio”. Incluso Maheswor Dhakal, del Departamento de Parques Nacionales y Conservación de Vida Silvestre, estableció que “en total son 4 012 pieles de 48 especies de animales diferentes, entre ellas 67 de tigre en peligro de extinción y 48 de leopardo; 357 cuernos de rinoceronte y 352 pangolines; también están pelo de cola de elefante, glándulas de ciervos, caparazones de tortugas y caballitos de mar.” Cada pieza lleva incluso casi 20 años almacenada. 

Dhakal agrega que la hoguera no sólo fue un símbolo de compromiso hacia la biodiversidad; también de liberación al país de una carga económica que suponía el almacenamiento de los restos de estos animales. Sin embargo se han resguardado para investigación unas cuantas piezas; como por ejemplo, diez cuernos de rinoceronte y cinco pieles de tigre. 

Históricamente, la última vez que Nepal quemó los trofeos de cazadores furtivos fue en 1998; y ahora se vuelto a realizar como medio de reafirmación de compromiso con la naturaleza y de combate a la caza furtiva. 



En Tabasco ya existe una ley de protección animal, pero carece de reglamento: invitan a firmar

Miles han estado presionando al gobernador para que publique el reglamento que iniciaría la protección legal de los animales en el estado

En octubre de 2013 los legisladores del estado de Tabasco, en México, aprobaron por primera vez una ley de protección a los animales. La noticia fue celebrada por organizaciones ambientalistas y de derechos de los animales en todo el país pues Tabasco se convirtió, así, en uno de los primeros estados en elaborar una ley puntual para este tema. 

Sin embargo ha pasado más de 1 año y la ley continúa sin aplicarse porque carece de un reglamento, que debiera ser elaborado y publicado por el gobernador. El mandatario en turno, el gobernador Arturo Núñez Jiménez, ha guardado silencio al respecto, y mientras tanto ha crecido en el estado un movimiento pro animales sin precedentes que ha organizado marchas y manifestaciones e incluso una petición digital dirigida al gobernador, que ha conseguido más de 25 mil firmas en poco tiempo.

Cabe apuntar que el reglamento en cuestión debió haberse aprobado en abril de 2014 como fecha máxima; lo anterior, además de mostrar un país en el que los propios gobernantes rompen las leyes, también evidencia una simulación por el interés de los derechos de los animales una vez que la ley fue noticia y el boom mediático disminuyó. 

Organizaciones como la Asociación Protectora de Animales de México (APASDEM) están apoyando esta petición en línea y sumando personas para que también vía Twitter y Facebook exijan al gobernador y se genere así presión pública para que esta ley funcione. 

En México muchas tradiciones como las corridas de toros, las charreadas o las peleas de gallos, develan cómo en pocos años ha ido cambiando la cultura. Hace 50 años los anteriores eventos no eran siquiera cuestionados; hoy se suman cada vez más personas a movimientos en pro de la protección animal y la creación de leyes que velen por los derechos de cualquier forma de vida.

Si te suena, puedes apoyar la campaña aquí o contactar al gobernador en su Twitter o Facebook.