Estos son los 4 principales enemigos de los bosques en México

Te compartimos algunas de las principales amenazas que enfrentan los bosques en México, aquellos agentes que tendremos que combatir mediante un marco legal apropiado, acciones civiles organizadas y una conciencia sobre el invaluable papel de los bosques.

Los bosques concentran una buena porción de la biodiversidad del planeta. Además, estas áreas ocupan un papel fundamental en el proceso de cambio climático ya que retienen cantidades monumentales de carbono, el cual, de no ser así, estaría siendo liberado y contribuiría a acelerar aún más el calentamiento global.

Pero eso no es todo. Ya en un plano relacionado con el ser humano, ingrediente que jamás debemos ignorar cuando hablemos de medioambiente, los bosques representan un sustento para millones de personas alrededor del mundo que forman parte de las comunidades locales y grupos indígenas que habitan los bosques. Se calcula que 1,600 millones de personas dependen en alguna medida de los recursos forestales, mientras que 350 millones dependen exclusivamente de ellos para subsistir. Dicho de otra forma, además de los determinantes beneficios que su existencia tiene para el planeta en términos ambientales, los bosques también ofrecen la oportunidad de ganarse la vida para una buena parte de la población mundial.

En el caso de México, este se ubica entre los 11 países con mayor superficie forestal, y la relevancia ambiental, económica y cultural de estas áreas es sustancial. Así que si México quiere estar a la altura de los compromisos adquiridos contra el cambio climático, a favor de la conservación de su y a la par aprovechar la oportunidad de generar recursos, de manera sostenible, a partir de los bosques, es fundamental que garantice diseñar e implementar un plan integral para cuidarlos. 

Considerando lo anterior, parece más que pertinente hacernos una sencilla pregunta ¿quiénes son los principales enemigos de los bosques en México? Si queremos conservar y aprovechar nuestros bosques es elemental detectar, para luego enfrentar y vencer, aquellos factores que amenazan el patrimonio forestal mexicano. Antes de proceder, cabe destacar que si bien la tala ilegal es un problema que enfrentan los bosques mexicanos, la causa de fondo tiene que ver más con un marco legal insuficiente que, por ejemplo, no reconoce los derechos de las comunidades a su territorio –recordemos que el 80% de los bosques y selvas del país se encuentran bajo régimen de propiedad social–, o dificulta la certificación, por medio de una sobrerregulación, para que muchas comunidades aprovechen legalmente los recursos de sus bosques de manera sustentable. En todo caso, aquí compartimos 3 soluciones para combatir la tala ilegal en México.

A continuación te compartimos algunas de las principales amenazas que enfrentan los bosques en México, aquellos agentes que tendremos que combatir mediante un marco legal apropiado, acciones civiles organizadas y, en general, una conciencia generalizada sobre el invaluable papel que los bosques tienen en este país.

Sobrerregulación

Como está ya bien documentado, el manejo forestal comunitario permite que se conserven, regeneren y aumenten en superficie, los bosques. Esto quiere decir que el reconocer legalmente las facultades de las comunidades que habitan los bosques de México, e incentivar el aprovechamiento sustentable de los mismos por parte de estos grupos, es uno de los mejores recursos existentes a favor de los bosques. El problema es que en el país este modelo se entorpece al sumirlo en una larguísima secuencia de cerca de 50 trámites que dificultan, y en algunos casos imposibilitan, el que una comunidad gestione sus bosques y los recursos que proveen –algo que en cambio incentiva la tala ilegal–. Aquí una buena propuesta para enfrentar la sobrerregulación.

Minería e hidrocarburos

Si bien el programa de Áreas Naturales Protegidas ha reforzado las labores de conservación en México, incluso estas superficies, por no mencionar a las que están fuera de su resguardo, se han visto amenazadas por concesiones de explotación, principalmente de minería e hidrocarburos. Actualmente existen cerca de 30 mil concesiones mineras en el país, de las cuales casi dos mil de estas trabajan en zonas que se superponen con las ANP –un área de 1.5 millones de hectáreas–. Entre  las industrias más contaminantes, y las actividades de exploración y explotación amenazan multilateralmente el entorno: remoción de cubierta vegetal, contaminación de acuíferos y ríos, generación de gran cantidad de deshechos contaminantes, entre otras. Si consideramos lo anterior, aunado a una acelerada emisión de concesiones por parte de la Secretaría de Economía, y a falta de una normatividad más estricta, entonces podemos entender por qué estas industrias están entre los grandes enemigos de los bosques de México.

Cambio de uso de suelo

La tasa de deforestación que se ha registrado en México en décadas recientes mucho tiene que ver con este problema. El cambio de uso de suelo ocurre cuando se pierde superficie forestal a favor de cultivos de subsistencia o comerciales, de nuevos asentamientos humanos o industriales (por ejemplo para construir un fraccionamiento o establecer una fábrica) o del desarrollo de carreteras, presas y bordos, entre otras. Aquí el punto es que cuando esto ocurre de forma desorganizada, mal regulada o poco estratégica, entonces los estragos son enormes ya que atentan directamente contra la superficie forestal y se convierten en una causa mayor de deforestación. Si el manejo de los bosques ofreciera una oposición rentable para sus propietarios –ejidatarios y comuneros–, entonces  pocos optarían por cambiar el uso de suelo y esto implicaría una victoria significativa para la conservación de estos territorios.

Políticas forestales deficientes 

Si bien ya advertimos que la sobrerregulación es uno de los grandes enemigos de los bosques mexicanos en la actualidad, ya que entorpece la implementación de un agente fundamental de conservación –los programas de manejo comunitario–, también tendríamos que señalar que la actual Ley Forestal presenta distintas deficiencias, lo mismo que múltiples políticas que tendrían que replantearse. Entre otros ejemplos, mencionaríamos la política de subsidios, orientada a premiar la no-acción (vía los pagos por servicios ambientales (PSA), que son pasivos–, que recompensa el que no se toquen los bosques en lugar de incentivar el desarrollo de capacidades y el aprovechamiento sustentable entre las comunidades. Otro aspecto importante es la importación de madera en lugar de beneficiar el mercado interno y a las empresas forestales comunitarias, o el financiamiento de campañas de reforestación poco estratégicas y poco sustentables, en lugar de destinar dichos recursos a programas de manejo que integran labores de saneamiento, restauración y prevención. Por estas razones es urgente reformar, de manera integral, la Ley Forestal, para contemplar estos y otros puntos.    



¿Por qué las instalaciones de musgo son la solución a la contaminación en las ciudades?

Bajo el concepto de CityTree, estas instalaciones citadinas están cubiertas por musgo, aprisionando cierta materia como óxido nitrógeno y CO2 mientras produce cantidades significativas de oxígeno y refresca el medio ambiente.

Numerosas ciudades del mundo han tenido que adaptarse a la cada vez más creciente sobrepoblación; han tenido que desarrollar nuevas infraestructuras tanto públicos como privados para agilizar el transporte y efectivar la vivencia de millones de habitantes. Desgraciadamente no todas las ciudades cuentan con conceptos y diseños que sean capaces de ser sostenibles tanto con las necesidades humanas como con la resiliencia de la naturaleza. Frente a ello, surge una startup tecnológica llamada Green City Solutions, la cual instala fitros de aire mediante cultivos de musgo. 

Bajo el concepto de CityTree, estas instalaciones citadinas están cubiertas por musgo,  aprisionando cierta materia como óxido nitrógeno y CO2 mientras produce cantidades significativas de oxígeno y refresca el medio ambiente. Cada instalación es alrededor de 3 metros de anchoy 4 metros de alto, en donde hay plantas a lo largo de 2.19 metros de profundidad. Además, es capaz de ofrecer un beneficio ambiental de 275 árboles, absorbiendo 250 gramos de partículas al día y removiendo 240 toneladas métricas de dióxido de carbono cada año. 

De acuerdo con el cofundador de Green City Solutions, Zhengliang Wu, “los cultivos de musgo poseen mucha más área de superficie vegetal que cualquier otra planta. Esto significa que puede capturar más contaminantes.” Y gracias a que cada instalación posee sensores vía Wi-Fi, se puede medir la calidad de aire alrededor de ella: se ha comprobado su efectividad a un bajo costo –cada instalación cuesta alrededor de 25 000– para limpiar el aire. 

 

 

Este tipo de proyectos que busca la ecosustentabilidad de las ciudades proveería numerosos beneficios tanto a la salud general de la población como a la ecología de la región. Varios estudios han comprobado la toxicidad de los contaminantes derivados de los medios de transporte, la basura, entre otros. De modo que incorporar esta tecnología podría ayudar a fortalecer la infraestructura citadina, mejorar el medio ambiente y regular la temperatura de las ciudades. 

 



Vaquita, ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

En 1978, P. sinus, fue incluida en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) (Brownell & Robert. 1983).

Autor: Andrea Tapia García

Vaquita (Phoecena sinus), mejor conocida como vaquita marina. Es una especie endémica del Golfo de California que actualmente se encuentra en peligro crítico de extinción con una población cercana a los 30 individuos. ¿Cómo fue que esta especie llegó a este punto?

El Golfo de California, también conocido como Mar de Cortés, es uno de los mares biológicamente mas ricos y productivos en todo el mundo. Su riqueza ecológica y alta productividad, ha hecho que las actividades económicas aumentaran constantemente a lo largo del Golfo, convirtiéndolo en una región económicamente activa y causando un crecimiento incontrolado de la población (Urban, Rojas, Guerrero, Jaramillo & Findley, 2005).

Este mar es el hogar de cerca de 43 especies de mamíferos marinos, incluida la endémica vaquita. Debido a las diversas e insostenibles actividades humanas, como lo son la pesca, turismo, contaminación y cambio climático; los mamíferos marinos de esta área han sufrido diversas amenazas, logrando disminuir sus poblaciones, en algunos casos a un nivel crítico (Arrellano, Torreblanca & Smith, 2014).

Actualmente la vaquita es el cetáceo más amenazado en todo el mundo. Siendo la causa principal son las capturas incidentales en redes de pesca (Rohr, 2016). Durante las actividades pesqueras, los mamíferos marinos son capturados y mueren. Esto es conocido como captura incidental; y representa un problema para muchas especies de cetáceos alrededor del mundo (Danemann & Ezcurra 2007).

El poner en riesgo a esta especie, nos lleva a cuestionarnos ¿Qué se hizo bien?, ¿qué fue lo que faltó?, ¿queda algo más por hacer?. A partir de estas y otras preguntas, se tratará de dar un panorama sobre el porqué esta especie se encuentra al borde de la extinción.

La vaquita (P. sinus), es el cetáceo más pequeño de todo el mundo con un tamaño cerca de los 140 cm. De acuerdo a Norris y Mc Farland (1958; citados por Urban et al. 2005), su distribución se encuentra limitada a la parte Norte del Golfo de California. Suelen estar en grupos pequeños o solitarios y se calcula una vida media de 20 años, con una reproducción de un individuo cada 2 años. Aunque la edad de madurez sexual ha sido difícil de estimar, se cree que maduran alrededor de los 5 años (Mateos, 2017; Brownell & Robert. 1983; Rohr, 2016; Urban et al. 2005).

La vaquita comparte aguas con un pez conocido como totoaba, también endémico de la región. La vejiga de este pez, al que se le atribuyen capacidades afrodisiacas y medicinales, puede venderse en Asia con un precio que llega alcanzar hasta los 60 mil dólares, consumiéndose principalmente en China (El Universal, 2017). Desde el año de 1942, la pesca furtiva y el tráfico para su vejiga han provocado una pesca incontrolada e ilegal, involucrando tanto a pescadores mexicanos como traficantes estadunidenses (Brownell & Robert. 1983).

El primer reporte registrado de vaquita en una red de pesca data del año 1961 por Norris y Prescott. La captura incidental por las flotas pesqueras en la década de 1970, estaba en el rango de decenas a cientos de vaquitas (Brownell & Robert. 1983). En el año 1975, se declaró la veda permanente para la totoaba; sin embargo, la pesca con redes de enmalle siguieron operando.

En 1978, P. sinus, fue incluida en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) (Brownell & Robert. 1983). Se contrató personal profesional en áreas protegidas y se desarrolló un plan de manejo (Arrellano et al. 2014). A pesar de esto, las pescas incidentales, no se detuvieron, teniendo un rango de muerte de 32 vaquitas por año (Brownell & Robert. 1983).

En 1993, el Alto Golfo de California y el Río Colorado, son decretados Reserva de la Biosfera. El gobierno especifica la protección legal de la vaquita, complementando las regulaciones de la reserva. Al observar que la población seguía disminuyendo, se realizaron estudios de población que demostraron que el área protegida no coincidía con su distribución. Además, la zona de reserva no contaba con los señalamientos adecuados para la prohibición de pesca.

La International Whale Commission (IWC) basándose en un estudio con una mortalidad de entre 39 y 84 vaquitas en 1995 (D’Agrossa et al, 2000), propuso el cierre de la pesquería de totoaba. Se necesitaba reconsiderar los permisos de pesca, realizar acciones para detener el comercio ilegal de totoaba y desarrollar un plan de protección a largo plazo para la vaquita. En dicho plan necesitaba incluirse educación y alternativas para pescadores, así como acciones de monitoreo (Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita marina [CIRVA], 2014). De no ponerse en marcha, calcularon que la población bajaría durante los siguientes 15 años a 50 individuos (Urban et al. 2005).

En la década de los 90 la gestión de áreas litorales se basaba en un modelo integrador, donde se tomaba en cuenta el desarrollo sostenible junto con la participación pública (Pérez C. 2014). Si se observa el caso de la reserva de Cabo Pulmo en Baja California, resulta evidente que para que un plan de manejo sea exitoso, debe haber una implementación de las acciones por parte del gobierno y las personas afectadas por dicho manejo (Olsen et al 1999).

En el caso del Mar de Cortés, se prohibieron las redes de enmalle, pero sin dar una solución a los pescadores. Los pescadores locales argumentaron que las nuevas redes eran insuficientes para mantenerse y que mientras no se diera una solución eficaz, seguirían utilizando redes de enmalle (CIRVA, 2014).

La CIRVA sostuvo que debido a la falta de medidas eficaces para controlar la pesca, las vaquitas habían seguido un rápido camino a la extinción y que para detenerlo se debían retirar todas las redes de enmalle. (CIRVA, 2014). Después de que Omar Vidal, director de la WWF, comentara que las redes de enmalle eran la razón por la que la población de vaquitas se encontraba encolapso, la SEMARNAT (Secretaria de Medio Ambiente y de Recursos Naturales), comenzó a trabajar en una alternativa para sustituir este tipo de redes, trabajo que hasta la fecha sigue inconcluso. (Zamarrón, 2016).

A pesar de las advertencias, el gobierno Mexicano no realizó las acciones necesarias. Inclusive la IWC afirmó que si el gobierno hubiera seguido las recomendaciones, la vaquita probablemente no se encontraría en esta situación. (CIRVA, 2014). No fue hasta el año 2012, que se realizaron los primeros esfuerzos reales para detener el comercio ilegal (CIRVA,2014). A pesar de los esfuerzos en patrullar las zonas y hacer cumplir las normas, el proceso judicial es descuidado y no se logran las condenas establecidas. Consecuentemente, el comercio ilegal no ha podido ser detenido (Méndez E. 2017). En este punto, el retirar las redes de enmalle era insuficiente, se necesitaba prohibir todo tipo de pesca en la zona (CIRVA, 2014).

Debido a los pocos avances logrados, en el año 2016 se lanzó una iniciativa, donde se buscaba considerar la pesca de totoaba como un delito grave y sin derecho a fianza, con la finalidad de cesar con las redes de pesca de manera definitiva. Actualmente esta iniciativa sigue en proceso de revisión. (Garduño J., 2017).

De acuerdo a la CIRVA en noviembre de 2016 quedaban 30 individuos. Al no poder parar la caza ilegal y al borde de la extinción, científicos han propuesto capturar especímenes y colocarlos en un corral marino. Junto con ayuda de delfines entrenados por parte la marina de EUA, se buscaría localizar los individuos para transferirlos a un estanque temporal, construido dentro de su hábitat.

Sin embargo, aunque este plan pudiera llevarse a cabo, los científicos ven poco probable que la reproducción en cautiverio, pudiera restaurar la población. Este plan de manejo, representa una última alternativa, para evitar la extinción de la vaquita, que requeriría de grandes esfuerzos de manera continua, durante décadas (Mendez E., 2017).

Este caso de pérdida de biodiversidad debido al comercio y el tráfico ilegal, la falta de comunicación entre sociedad y gobierno, y la falta de acciones por parte del gobierno Mexicano, Estadunidense y Chino; deberá tomarse como referencia para poder realizar planes de manejo completos, eficaces e integradores. Se debe ayudar a la gente a ver en una perspectiva diferente. Informarlos, entender sus problemas y entre todos buscar una solución. Sólo de esta manera, los recursos marinos podrán ser aprovechados de manera sostenible; y la conservación y el manejo de recursos, podrán ir de la mano.



¿La alteración en el genoma de las plantas brindará estabilidad a la agricultura ecosustentable?

Para Tester, usar tierras arenosas, agua de mar y una revolución en el genoma de las plantas, ayudará a desarrollar nuevas técnicas que contribuyan a una nueva agricultura global y ecosustentable.

“Imagina un escenario en donde los campos de cultivo, de cebada, quinoa o arroz, puedan crecer en condiciones similares a las de un desierto, con poca calidad de suelo o tierras marginales y estériles”, son las palabras de Mark Tester, profesor de Ciencia de las plantas. Su visión es brindar un futuro estable y comprometedor a la agricultura ecosustentable mediante cultivo básico, irrigado con agua salobre, y así producir la suficiente cantidad de alimentos nutritivos para la población mundial. 

Tester, con la pasión de mejorar el planeta, diseñó y creó el Plan Accelerator en la Universidad de Adelaide en Australia, la cual facilita a los científicos tanto a crecer y observar miles de especies vegetales tomando en consideración los factores genéticos y ambientales que puedan influir la productividad y la salud. Mediante el uso de tecnologías genómicas y genéticas, Tester busca manipular sus genes para proveerles la habilidad de proliferar en zonas marginales con poca condición salina. 

Actualmente se dedica a tres áreas principales para alcanzar su objetivo:  

Primero, deseamos incrementar la tolerancia a la salinidad de zonas de cultivo comunes y difíciles. Por ejemplo, recientemente identificamos un loci –lugar geométrico– genético clave que es responsable del aumento a la tolerancia de sal en diferentes cadenas de cebada y arroz. Segundo, deseamos domesticar a las plantas tolerantes a la sal para que proliferen y se reproduzcan en campos altos aún con condiciones extremas. Recientamente pudimos encontrar la primera secuencia de alta calidad del genoma de la quinoa; y nuestros resultados nos ayudaron a comprender cómo las plantas crecen, maduran y producen semillas, permitiéndonos crear una planta de quinoa altamente productiva y resiliente.

Una vez que se logren estos dos objetivos, Tester planea continuar con un cultivo de irrigación con agua parcialmente desalinada a un costo económicamente viable: “Mucha de la comida del mundo se produce actualmente mediante la irrigación de agua fresca. Esto es completamente poco sustentable, principalmente porque brinda mayores retos ante el cambio climático y el calentamiento de la Tierra. Esta confianza en la irrigación es un gigante durmiente en un cuarto. Es indispensable que trabajemos en una solución para esto.”

Para Tester, usar tierras arenosas, agua de mar y una revolución en el genoma de las plantas, ayudará a desarrollar nuevas técnicas que contribuyan a una nueva agricultura global y ecosustentable. 

 



Partido Verde intentará mañana aprobar ley forestal que atenta contra bosques de México

Organizaciones civiles señalan al Partido Verde de intentar dar un albazo para aprobar en el Senado, de manera apresurada y autoritaria, una propuesta de ley forestal que dañaría gravemente los bosques de México.

Organizaciones civiles señalan al Partido Verde de intentar dar un albazo para aprobar, de manera apresurada y autoritaria, la minuta de ley forestal. Esto, mientras se celebraba un foro de discusión para avanzar hacia su consulta. 

 

En los últimos meses se ha escuchado mucho sobre la cantidad de errores, omisiones y peligrosas interpretaciones que contiene la iniciativa de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, una propuesta del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) que, paradójicamente, atenta contra los bosques mexicanos y las comunidades indígenas y rurales que viven de ellos. De igual modo, esta minuta despierta enormes dudas sobre por qué existe tanta prisa por dictaminarla en este último periodo de sesiones. 

En dicha propuesta de ley se enuncian graves “retrocesos” en materia de derechos humanos, conservación y manejo de los recursos naturales, afectando directamente a las comunidades forestales. También se omiten temas de gran importancia como la ilegalidad de la madera, la creación de un necesario sistema nacional de salvaguardas y la transparencia en el manejo de recursos.

ley forestal a consulta mexico

En varias ocasiones, y en diversos medios televisivos y digitales, organizaciones civiles, forestales y líderes ejidatarios demandaron a los senadores abrir un proceso digno de consulta para construir una mejor ley. Sin embargo, y a pesar de que varios senadores estuvieron de acuerdo con dicho análisis, el día de hoy el Partido Verde se va por su dictamen arbitrario y sin tomar en cuenta la opinión de comunidades y expertos.

Al respecto organizaciones como el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS), la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales (Red Mocaf) y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), señalaron que la Senadora Ninfa Salinas del Partido Verde, operó la aprobación de la ley forestal y la ley de biodiversidad en su conjunto, para que se dictaminara el día de mañana 20 de abril de 2017. Esto, mientras se celebraba un foro de discusión sobre las implicaciones de la minuta de ley forestal, donde se entregó a Senadores más de 30 mil firmas que exigían su análisis a través de la plataforma Change.org. La Senadora Salinas, además, pide que sea excluida la Comisión de Desarrollo Rural, una de las partes dictaminadoras, para que de esta manera sea más fácil y ágil su aprobación. 

Lo que muchos han acusado como cinismo del Verde Ecologista, se ilustra en esta dictaminación apresurada y con pocas opiniones de expertos a favor, aunque sí muchas dudas negativas sobre por qué hay tanta prisa por aprobar estas leyes que van a regular lo más valioso que posee México: su biodiversidad. 

Organizaciones ambientalistas como Greenpeace, incluso, sugieren que iniciativas como la ley forestal y de biodiversidad, dan pauta a la explotación de especies sobre las que hay veda y atentan contra el derecho de los pueblos indígenas sobre sus recursos genéticos.

 

¿Qué importancia tiene la aprobación de esta ley?

ley forestal a consulta-forma peticion bosques mexico

En México, y especialmente durante las últimas décadas, han existido numerosas trabas en el camino hacia la sustentabilidad de nuestros ecosistemas, especialmente los bosques. Paradójicamente, la reciente ley forestal que promueve El Verde es una de ellas. Durante el pasado foro forestal, avezados en la materia como Francisco García García, comentaron que con esta ley, en vez de avanzar hacia una regulación que realmente vele por el bosque, se “está retrocediendo el posicionamiento ganado de los últimos años en el ámbito forestal y las experiencias aprendidas a nivel nacional” y, en vez de mejorar la ley vigente, termina por erosionar las grandes posibilidades que se tienen de cambiar el destino de los bosques, de su rendimiento para futuras generaciones y de su desarrollo sustentable. 

 

A continuación te compartimos el comunicado de las organizaciones:

Ciudad de México a 19 de abril de 2017

Ninfa Salinas, senadora de la Comisión de Medio Ambiente e integrante del Partido Verde, intenta dar un albazo para aprobar en el Senado la minuta de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, esto, mientras se celebraba un foro de discusión sobre las implicaciones de la minuta de la ley forestal en el mismo Senado de la República.

Los senadores del Partido Verde Ecologista de México han ignorado las peticiones de más de 30 mil personas y cientos de organizaciones de productores forestales, representantes de pueblos indígenas, técnicos y académicos, que en reiteradas ocasiones han exigido un proceso de consulta y revisión profunda de los contenidos de la minuta de la ley forestal.

La minuta de la ley forestal que se encuentra en el Senado presenta graves retrocesos en materia de derechos, no atiende los problemas de ilegalidad en el sector ni la sobrerregulación que tiene estancada la producción y, pone en riesgo la conservación de los bosques. Además, carece de contrapesos y candados para prevenir la corrupción y fortalecer la transparencia.

Ninfa Salinas, quien es presidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Senado, encargada de dictaminar las minutas de la ley forestal y de biodiversidad, declinó la invitación al Foro de discusión de la ley forestal celebrado en el Senado el día 18 de abril y en contraparte, prefirió apurar la aprobación de esta ley, así como de la minuta de ley de biodiversidad, ambas con enormes implicaciones para los recursos naturales de nuestro país.

La Comisión de Medio Ambiente del Senado convocó el 18 de abril a los senadores integrantes a dictaminar esta ley junto con la de Biodiversidad y tres iniciativas más, con la distribución de los proyectos correspondientes con menos de 24 horas de anticipación.

Tal es la premura por aprobar la minuta de la ley forestal, que el proyecto de dictamen de la misma apenas está siendo entregado a los senadores y se va a discutir mañana. De esta convocatoria de dictaminación fue excluida la Comisión de Desarrollo Rural, que era una de las tres comisiones dictaminadoras. Trascendió que la senadora Ninfa Salinas gestionó y obtuvo de la mesa directiva esa exclusión.

Las comisiones de Medio Ambiente, de Desarrollo Rural y de Estudios Legislativos Primera son las encargadas de dictaminar la minuta de la ley forestal, y se requiere de la aprobación de las tres comisiones para que el documento sea subido al pleno del Senado para su votación. Sin embargo, con las operaciones de la Comisión de medio ambiente se pretende excluir a una de las comisiones y acelerar el proceso, cuando quedan 10 días de sesiones del congreso.

A pesar de la controversia que ha generado el proceso opaco de dictamen de la iniciativa de reforma a la ley forestal en la Cámara de Diputados, y la aprobación de la minuta con votación dividida, los senadores del partido Verde y de la Comisión de Medio Ambiente, en general, han sido omisos en escuchar a las partes interesadas del sector forestal y ambiental.

Organizaciones:

Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible

Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales

Centro Mexicano de Derecho Ambiental

Red de Organizaciones de Jóvenes pro Ambiente

Union Estatal de Silvicultores Comunitarios de Oaxaca

                             

 

¡Exijamos a los Senadores por medio de sus cuentas Twitter que no aprueben una ley nociva para los bosques y las comunidades!

@NinfaSalinas,  @SenadorMayans @FerTorresGTO, @AaronIrizar, @EGandaraC, @silvia_garza, @JesusCasillas06, @RaulPozosMx, @zoerobledo, @A_Encinas_R, @FidelDemedicis.



Conoce los mitos sobre la deforestación en México

Creencias comunes que empañan una problemática más profunda: el abandono, por parte del Estado, a los dueños de las tierras forestales

Hace unos días publicamos lo que asociaciones de campesinos e indígenas apuntan como los enemigos de los bosques en México. Suele haber algunos supuestos motivos que explican la causa de la disminución de los recursos forestales, casi siempre ligados al cambio de uso de suelo, la tala clandestina o al crimen organizado. Pero hay un férreo enemigo, el más poderoso de todos, que explicaría, de hecho, la existencia de las demás amenazas a los bosques y selvas mexicanas.

Paloma Neumann, coordinadora de la Campaña de Bosques de Greenpeace, quien conoce notablemente el tema forestal en México, desmitifica los usuales motivos que suelen asociarse a la disminución de bosques y selvas del país y nos da un atisbo de la verdadera máscara que se esconde tras el descuido de estos ecosistemas:

Mito 1. Existe información sobre el estado de los bosques y selvas: Neumann aclara con indignación que la misma Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) ha aceptado que no existe información actualizada y confiable sobre el área forestal en México. Acusa que la dependencia, cómodamente, reporta ante la FAO de las Naciones Unidas un parámetro a nivel global que no mide toda la diversidad de ecosistemas forestales que tenemos en México. Prácticamente no conocemos el estado de los bosques y selvas; de hecho, para Neumann la información más confiable la ha realizado la Universidad Autónoma de México (UNAM) en su documento de 2009 llamado El capital natural de México.

Mito 2. La tala ilegal es la principal causa de la disminución forestal: Tampoco existe en México un estudio serio sobre la cantidad de madera ilegal en el país. Neumann advierte que quizá más de 50% de la materia prima de las madererías viene de tala ilegal, pero en realidad, esto sucede por un problema mucho más profundo, pues si el gobierno protegiera a 60% de los propietarios de los bosques, que suelen ser indígenas o ejidatarios, estos no tendrían que migrar y abandonar sus tierras a merced de los taladores, o bien no tendrían que volverse, como ocurre en algunos casos, contra sus propios recursos, por desesperación, haciendo ellos mismos una tala ilegal. En este sentido el Estado es el responsable del abandono de los bosques porque no otorga los apoyos suficientes, como las mismas organizaciones lo han denunciado y de hecho, según los monitores de Greenpeace, el presupuesto se ha usado con fines electorales: “La CONAFOR no ha comprobado que los recursos que se destinan a los programas realmente tienen un impacto directo en reducir la deforestación”. 

Mito 3. El cambio de uso de suelo es el gran culpable: Si uno busca en internet se encontrarán declaraciones, principalmente de funcionarios, que recalcan que el cambio de uso de suelo es la principal amenaza de la degradación de los bosques y selvas. Pero en realidad, esto es un distractor para atenuar la responsabilidad del gobierno. Es un juego político para llevar la discusión lejos del principal enemigo de los bosques, que es la falta de prioridad en las políticas públicas, pues se privilegian otros sectores como la agricultura, la ganadería, el desarrollo urbano o el turístico: “El cambio de uso de suelo ocurre debido a que las políticas públicas de este país están enfocadas en promover e incentivar otro tipo de actividades que tienen que ver con agricultura, ganadería,  desarrollo urbano, desarrollo turístico…”.

¿Qué hacer para cuidar los bosque y selvas?

Neumann aconseja:

Para empezar, difundiendo, porque hay mucha desinformación sobre qué es lo que pasa en los bosques en México. La mayoría de los medios de comunicación difunden la idea de que el cambio de uso de suelo y la tala ilegal son los principales obstáculos. (…) Que cuando vayamos a comprar papel, por ejemplo, nos fijemos si es de reúso o certificado. Cuando sean muebles preguntar si es madera certificada de las comunidades mexicanas que hacen un manejo sostenible de sus bosques, que sí hay varios sitios donde se pueden conseguir, desde tiendas como Palacio de Hierro, Home Depot, etcétera.

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca