La belleza del lenguaje es aquella de poder traducir con palabras la emoción que se esconde detrás de los sentimientos. Esto amplía la riqueza del lenguaje y lo convierte en un espacio para transformar-se en aquello que antes no éramos. Pero lo más interesante radica en la diferenciación que podemos encontrar en los distintos idiomas, cada uno con sus destellos de cultura intrínsecos y cosmovisión de sus hablantes.

¿Qué es Yūgen?

Existen conceptos que son intraducibles, simplemente no existe un equivalente al significado alojado en aquella palabra y para describirlo hay que hacer uso de un discurso completo. En la estética japonesa existe un concepto intraducible a cualquier otro idioma; yūgen. Este hace referencia a la conciencia de la gracia profunda y la sutileza del universo. Una conciencia que evoca sentimientos inexplicablemente profundos y sublimes.

yugen
Nadia Maria

Para entender el significado de Yūgen, sólo nos queda limitarnos a las experiencias que evocan al término. Como si un sentimiento expansivo, una conciencia mística se apoderara de la mente y de pronto una sensación de complitud atravesara momentáneamente el cuerpo y dejara sentimientos perdurables.  

El descubrimiento del ser: De lo micro a lo macro 

Escuchar el romper de las olas mientras miramos un atardecer que poco a poco se pierde en el horizonte mientras comprendemos la vastedad del mar frente a nuestros ojos, eso es Yūgen. Una especie de realidad expandida, una donde cabe aquello que rompe con nuestra estructura mental por lo magnánimo de su existencia. Aquella epifanía casi vertiginosa que nos deja la existencia convocada por una confrontación conmovedora con los detalles inefables de la realidad.

yugen
Annija Veldre

La experiencia estética detrás Yūgen se aloja a toda escala de perspectivas. Cuando nos colocamos frente a una macro visión, la percepción de nuestra propia existencia se transforma. Al mirar el cielo, miles de preguntas existencialistas surgen casi al instante, pero detrás de todo miedo, de toda duda, se aloja lo sublime, allí es donde se esconde el ser y donde lo profundo toca nuestras mentes.

yugen
Annija Veldre

Pero incluso cuando miramos hacia debajo de nuestros pies y descubrimos un mundo milimétrico, también la estética nos atraviesa. Si alguna vez te has tomado el tiempo de observar a las hormigas trabajar, por el simple placer de perderse en sus movimientos, quizá hayas descubierto que ahí en lo pequeño también podemos encontrarnos a nosotros mismos. Por ello, Yūgen forma parte de lo que somos, la conexión más íntima con el todo y una expresión de la quietud dinámica, la calma y la dialéctica coexisten dentro de un sólo estado de ánimo. Todo eso es Yūgen.

Sigue leyendo: ¿Qué es el Honjok? La vida en soledad en busca de la paz interior