El yoga es una disciplina que, según su etimología, une al cuerpo con la mente. Distintas técnicas milenarias nos muestran el poder que tiene el ser humano de conocerse a sí mismo y trabajar en su interior. Si no has descubierto el estilo de yoga adecuado para ti, tal vez estos consejos te den algunas pistas.

En ocasiones solemos elegir cosas o prácticas que van con nuestros valores, gustos o intereses. En este caso, puede que el estilo de yoga que elijas esté diseñado para ti de alguna forma. Tú debes decidir cuál de estas técnicas combina con tu rutina de vida o con tus objetivos. A fin de cuentas, el propósito es que practiques un poco de yoga y desarrolles tus habilidades interiores.

Aprender a tener autocontrol, equilibrar las emociones, reconocer las señales de tu cuerpo, etc., no son cualidades que todos logramos conquistar. Si quieres dar un paso hacia el autoconocimiento de tu cuerpo y mente, además de fortalecer su conexión, descubre el…

 

Estilo de yoga ideal para ti

Vinyasa

  • Yoga de nivel básico.
  • Tiene posturas populares como el saludo al sol.
  • Ritmo rápido que desafía tu condición.
  • Es espontáneo y variado.

 

Yoga caliente

  • Se practica en una habitación con temperaturas cálidas.
  • Apto para las personas que disfrutan de sudar.
  • Es una buena opción para personas sedentarias que buscan algo estimulante.
  • Es ideal para desintoxicar tu cuerpo y conseguir mayor flexibilidad.

 

Restaurativo

  • Para las personas con sobrepeso, movilidad limitada o lesiones.
  • Una técnica que usa muchos accesorios como mantas, cojines, cuerdas.
  • Es excelente terapia para los deportistas que buscan restauración.
  • Aquí no se queman muchas calorías.

 

Ashtanga

  • Para los que ya tienen experiencia en el ejercicio y buscan un nuevo desafío.
  • Es un buen quemador de calorías.
  • Si quieres calmar la inquietud o ansiedad, esta es una buena opción.
  • Preferida por los jóvenes y con estilos de vida acelerados.

 

Iyengar

  • Aquí conseguirás la alineación y el equilibrio de tu cuerpo.
  • Se hacen movimientos lentos que retan tu estabilidad.
  • Recomendada como la mejor técnica para las lesiones que afectan la flexibilidad.
  • Sirve para mejorar tus posturas.
  • Ideal para principiantes que buscan enfocarse.

 

Sigue leyendo: Soldaditos de juguete que hacen yoga (y muestran que la batalla es en el interior)