Esta edición de los Óscares será memorable por festejar la diversidad humana, y este hecho es más que aparente en la portada de la revista Vanity Fair. Yalitza Aparicio protagoniza por segunda vez la portada de esta revista, ahora acompañada por Rami Malek, Chadwick Boseman y otros actores que conquistaron las pantallas de Hollywood el año pasado. 

yalitza-aparicio-portada-vanity-fair-2

Yalitza Aparicio en Vanity Fair: la conquista de un futuro diverso

La portada conmemora unos premios de la Academia que se caracterizan por romper estereotipos. Es la primera vez que una mujer indígena, Yalitza Aparicio, compite por el premio a Mejor actriz.

La joven actriz es originaria de la sierra de Tlaxiaco, en Oaxaca, donde trabajó como educadora antes de sumarse al elenco de la multipremiada RomaLa interpretación de Aparicio como Cleo no sólo conquistó a millones, sino que representa un triunfo para la diversidad en el cine. Su popularidad ha puesto en el centro de la farándula la imagen de la mujer mexicana fuerte, independiente y orgullosa de sus raíces.

La cinta de Alfonso Cuarón es todo un parteaguas por sí misma: hablada en español y mixteco, cuenta con 10 nominaciones y compite para Mejor película junto a producciones norteamericanas. Por si fuera poco, esta icónica portada fue captada por Emmanuel “Chivo” Lubezki, fotógrafo mexicano que se ha llevado tres estatuillas por su trabajo junto a Cuarón y Alejandro González Iñárritu. 

No cabe duda de que la portada de Vanity Fair refleja un cambio hacia una sociedad más diversa. También está el hecho de que Black Panther, un filme de superhéroes con un elenco casi totalmente afroamericano, espera llevarse la estatuilla para Mejor película, y la presencia de Chadwick Boseman conmemora esto. Junto a Yalitza Aparicio está Rami Malek, de origen egipcio, quien espera coronarse como Mejor actor por su interpretación de Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody

Queda bastante claro que la igualdad no se ha logrado completamente, y que todavía hay mucho por hacer en lo social y lo cultural. Sin embargo, esta portada es un gran atisbo hacia el futuro diverso que quizá no estemos tan lejos de alcanzar como sociedad.