* por: Andrés Oddone 

 

Sin miedo a exagerar, puedo asegurar que Wonderwheel Recordings es uno de los sellos fundamentales, de esos imprescindibles, al menos en lo que respecta al nuevo movimiento de música del mundo.

Es casa de nombres inmensos de la folktrónica, como Chancha Vía Circuito, El Búho y Thornato, entre varios otros; pero la curaduría del sello ha sabido incluir artistas de distintos márgenes, haciendo culto a lo africano, centroamericano, lo procedente de Asia, lo balcánico… han sabido aunar lenguajes en una misma bandera que pronuncia un grito más que interesante de pluralidad y multiculturalidad

Por otro lado, han tenido la inteligencia y sensibilidad para proponer producciones que definitivamente son de corte underground, pero de manera en que son posibles de “digerir” por un segmento grande de público. Esto es relevante, y más en estos tiempos en que los sellos y estructuras apuntan rápidamente a un nicho que piensa más en vender que en renovar y ampliar la cabeza musical de los oyentes.

Por todo esto, es para celebrar que un sello de estas características llegue a los 15 años de vida vivito y coleando, con plena energía (algunas de sus mejores publicaciones han salido a la luz en los últimos años), con su propuesta intacta.

Por si eso fuera poco, los amigos de Wonderwheel Recordings han decidido festejar su aniversario regalándonos una compilación, llamada simplemente Wonderwheel Recordings 15 Anniversary compilation, que reúne varios de los tracks fundamentales de su catálogo. Varios de ellos son hits, de esos elementales que los que gustamos de mover el cuerpo en la pista de baile hemos vivido a full. Algunos son “Jardines” de Chancha Vía Circuito feat Lido Pimienta en un remix de Thornato (¡clásico!), el potente “Inmortales (Body Move)” de Nickodemus feat Fémina, el himno de corte africano “Sowia” de Poirier feat Samito, “Chucum” de El Búho en remix de Nicola Cruz, y el exótico “Ya Amar” de The Spy from Cairo.

Desde el electrofolclor a la nueva ola de música de baile de África. De la fiebre jamaicana a las mutaciones de la música urbana. Del ritualismo al desenfreno dance. Puras joyas de la música de baile con mirada global, que no sólo sirven para conocer el ADN de este sello, sino que funcionan como imagen clara de lo que está pasando hoy en esta escena que, de manera muy vaga, se da a llamar world music, pero que básicamente une mundos, cruza fronteras y nos enfrenta con lo bello que reside en nuestras diferencias.

                                                                                        * Imagen: El Búho, “Salto de Agua”, Wonderwheel Recordings