El volcán más raro del mundo se encuentra en África y es sin duda, el más fascinante de todos los volcanes conocidos por el hombre.

Al noreste de Tanzania emerge una majestuosa montaña, con 2.962 metros sobre el nivel del mar. Su nombre es Ol Doinyo Lengai, aunque es conocida entre los masáis como “La Montaña de Dios”, es un volcán activo. Pero no es cualquier estratovolcán, se trata del único en su especie, sin duda resulta extremadamente fascinante.

Pero, ¿qué lo vuelve tan raro? A diferencia de los demás volcanes conocidos en el planeta, La Montaña de Dios entra en erupción a temperaturas que nunca superan los 510°C. Muy por debajo de los 1000°C de los demás volcanes activos.

volcan-mas-extraño-mundo-naturaleza

Ol Doinyo Lengai es el único volcán activo que erupciona lava natrocarbonatita, una especie muy extraña que es de hecho tan fría, que no tiene el color rojizo que tanto caracteriza a las erupciones volcánicas. Por el contrario, forma ríos de lava gris y fría, sin el color rojo incandescente de los volcanes de lava basáltica.

Fluye como el agua

Este volcán es tan extremadamente sorprendente que su lava se comporta como el agua, fluye de forma más rápida comparada con la de otros volcanes. Esto se debe al cambio en su viscosidad gracias a la falta de cadenas moleculares de sílice que formen estructuras. Por el contrario, la lava del Ol Doinyo Lengai, está constituida de carbonatita, que contiene una alta cantidad de elementos alcalinos como el calcio, sodio y dióxido de carbono disuelto.

Por esta razón, las erupciones de la Montaña de Dios resultan un espectáculo indescriptible, con lava de color negro que forma ríos serpenteantes descendiendo por las laderas con facilidad.

oldoinyo-lengai-volcan-extraño-mundo

Si esto no es ya de por sí muy extraño, el punto de fusión de los elementos que constituyen su lava es demasiado bajo. En consecuencia, hay ocasiones en donde surgen fuentes de fuego de lava negra que surcan el cielo, aunque terminan congelándose en el aire. Las partículas de lava congelada se rompen en el aire y se alejan con el viento.

Se cree que su cono simétrico comenzó a formarse hace 370 mil años, no obstante, finalizó hace aproximadamente unos 15 mil años atrás. Momento en que emergió La Montaña de Dios como la conocemos hoy en día; el volcán más raro del mundo.

Sigue leyendo: Las montañas más altas e imponentes del mundo