La cura para el virus del papiloma humano está cada vez más cerca, gracias al trabajo de una científica mexicana. Según un comunicado del Instituto Politécnico Nacional, un equipo de científicos liderado por Eva Ramón Gallegos logró eliminar al 100% el virus en 29 mujeres de la Ciudad de México. 

Se utilizó una técnica no invasiva llamada terapia fotodinámica, que permitió acabar con todo rastro del virus y eliminar, a su vez, las lesiones presentes en el cérvix de las pacientes. El VPH es un agente patógeno causante del cáncer cervicouterino, segunda causa de muerte de las mujeres en México. 

Este descubrimiento sin precedentes es parte del trabajo que la investigadora ha llevado a cabo por más de 2 décadas. Ella refirió que el estudio se realizó en dos etapas con un intervalo de 48 horas. En la primera parte se obtuvo un 85% de efectividad, mientras que en la segunda se consiguió eliminar el VPH en el 100% de las pacientes que lo portaban sin tener lesiones, en el 64.3% de las mujeres con VPH y lesiones, y en el 57.2% de quienes presentaban lesiones sin VPH.

Ramón Gallegos comentó que la terapia fotodinámica es segura y libre de efectos secundarios:

A diferencia de otros tratamientos únicamente elimina las células dañadas y no incide sobre las estructuras sanas. Por ello, tiene gran potencial para disminuir el índice de mortandad por cáncer cervicouterino.

El tratamiento no sólo consiguió eliminar el VPH, sino que erradicó casi por completo enfermedades como la clamidia, sin dañar la flora bacteriana que contribuye a la salud del aparato genital. La científica detalla que los resultados fueron alentadores, y abren la posibilidad de seguir trabajando para hacer todavía más eficaz el tratamiento.