Masivas protestas en contra del feminicidio han tenido lugar en distintas ciudades de Latinoamérica y Europa. La violencia de género azota la libertad de las mujeres y amenaza su futuro. Distintas técnicas y tácticas han surgido con el fin de llevar a la mesa la paz de la justicia para las víctimas. Hemos visto bailes, protestas, carteles y una “manta curativa” que llamó atención de manera especial.

La curadora de arte Marietta Bernstorff (como muchas mujeres) ha iniciado su propio movimiento feminista. Éste consiste en una manta que cura, es decir, un conjunto de experiencias de violencia de género que denuncia los crímenes de forma colectiva. Dicha manta se convierte en símbolo de protección y unión. Hoy su connotación es distinta a la cotidiana, pero no deja de ser asertiva. Se transformó en el cobijo de millones de mujeres que unen sus historias en forma de catarsis y entretejen una red de acompañamiento.

marietta-bernstorff-arte-violencia-genero-mujeres-feminismo_optimized
Costura en Casa del Tiempo

Escuchamos, presenciamos, leemos y vemos estas historias a diario, pero a través del tejido se construyen como una narrativa que por muchos años ha sido invisibilizada. Ahora el arte y el mundo saben de la violencia de género y reconocen la toxicidad de su prevalencia.

También en Ecoosfera: Glosario de palabras feministas que toda mujer (y hombre) debe conocer

 

El sentido de la manta curativa en contra de la violencia de género

Bernstorff invitó a mujeres de todo México y el mundo a alimentar esta manta. Los retazos de dolor, injusticia e ira se reúnen en una avalancha de mosaicos provenientes de latitudes que abarcan desde Brasil hasta Grecia y Canadá.

Cada hilo representa y une una historia con otra, lo cual permite reconocerse como semejantes y construirse más fuertes. Ahora, la manta es el reflejo de la unión de millones de mujeres y el símbolo de resistencia y lucha colectivas contra la violencia de género. La creación de estos parches es una forma de curación para todas aquellas mujeres que alzaron la voz por ellas mismas o por alguna mujer que no pudo hacerlo.

marietta-bernstorff-arte-textil-violencia-genero-feminismo

Entre memoriales, llamados a la justicia, celebraciones de la vida de la mujer y afirmaciones de valor, la manta curativa se hace masiva. Oficialmente, estará disponible ante el público el día 8 de agosto  aquí. En su presentación se discutirá el arte textil como una forma de resistencia a la violencia de género. Asimismo, se abordará la urgente necesidad de justicia y el aumento de la violencia doméstica debido a la pandemia por covid-19.

manta-curativa-violencia-genero-evento-arte

Todavía queda mucho por decir y hacer, este es sólo el inicio del despertar del espíritu femenino, que crecerá tanto como la manta de Bernstorff, la cual se seguirá alimentando de la unión de mujeres y el trabajo conjunto de todas ellas y la sociedad.

 

Sigue leyendo: ¿Quieres entender el feminismo? Lee más libros escritos por mujeres (aquí hay algunos)