Los videojuegos son ya parte intrínseca de la vida contemporánea. Como cualquier otro artilugio tecnológico, tienen potencial para fomentar una involución social, pero también para transformar positivamente la realidad y nuestra cotidianidad. Lo único que se necesita es un pequeño cambio de enfoque y mucha empatía.

Una incipiente industria de videojuegos ha demostrado que esto es posible, y que las plataformas virtuales pueden ayudar a quienes padecen desórdenes psíquicos. 

 

Videojuegos psicoterapéuticos

Ya hay muchos ejemplos de videojuegos para tratar la depresión y otros desórdenes, entre ellos Hellblade Senua’s Sacrifice, donde una guerrera celta lidia con psicosis, y Night in the Woods, que sumerge al jugador en el mundo del estrés postraumático. Sumado a estos dos videojuegos, pronto saldrá a la venta Sea of Solitude, un juego de sugerente estilo visual cuyo personaje principal es una joven mujer que combate el aislamiento –personificado en la ciudad sumergida que debe recorrer–. 

Si algo resalta de Sea of Solitude es que ha sido producido por Electronic Arts, uno de los desarrolladores de videojuegos más importantes en la actualidad. Pero esto no es la regla. La incipiente industria de videojuegos terapéuticos es en su mayoría independiente, y ha tenido que luchar contra el escepticismo y los convencionalismos de la industria. Y no es de extrañarse, ya que la mayoría de videojuegos nos zambullen en mundos donde prima la guerra, la violencia o la competitividad. Nada que ver con la propuesta de géneros como el de Sea of Solitude

Pero si los videojuegos son adictivos, ¿cómo pueden ayudar a lidiar con la ansiedad?

videojuegos-terapia-depresion-ansiedad-tratar-trastornos-mentales

Sumado a lo anterior, lo cierto es que la mayoría de videojuegos no fungen sino como un escape de la realidad. Es muy fácil volvernos adictos y, con ello, promover la ansiedad o la depresión en nuestra psique. No por nada la OMS ha incluido el gaming disorder en su catálogo de trastornos mentales. Pero, ¿y si la cura al veneno es el veneno mismo? Eso es lo que los videojuegos terapéuticos proponen, como el experto Mark Griffiths, de la Universidad de Nottingham Trent, ha demostrado en la extensa literatura médica que ha elaborado.

Según este experto, una de las aplicaciones más innovadoras en lo que concierne a videojuegos es usarlos para aliviar el dolor. En un ensayo titulado “Video games and health”, Griffiths resalta también el uso de los videojuegos para la fisioterapia, la terapia ocupacional y también como auxiliares en el tratamiento de problemas cognitivos en niños.

videojuegos-terapia-depresion-ansiedad-tratar-trastornos-mentales-.jpg
Hellblade Senua’s Sacrifice

Siendo que los desarrolladores independientes de videojuegos psicoterapéuticos han tenido que ir a contracorriente de la gran industria, vale la pena poner el tema en la mesa. Y es que es necesario que se desarrollen más videojuegos orientados a la terapia psíquica, y que éstos no sean sólo para uso médico, sino que se vuelvan tan comerciales como otros géneros, sean de acción, deportes, carreras o peleas.

¿Quién dice que quien no padezca estos desórdenes no puede jugar estos juegos?

Los que ya existen han comprobado ser de apabullantes gráficas y buena jugabilidad. Quien se sumerja en ellos puede aprender más de los desórdenes psíquicos y volverse más empático ante problemas tan comunes como la depresión y la ansiedad.

Sin duda, pocas cosas hay mejores que la convergencia entre la tecnología y nuestra evolución como sociedad.