La Universidad de Oxford podría estar cerca de conseguir la elaboración de una vacuna contra la covid-19. De acuerdo con el diario médico The Lancet, la vacuna desarrollada en conjunto con la farmacéutica AstraZeneca logró “resultados que indican que no hay problemas de seguridad”.

Hasta ahora, la Universidad de Oxford es la institución cuyos experimentos han logrado una mayor respuesta inmune ante el nuevo coronavirus. Los ensayos mostraron que las 1,077 personas a las que se les aplicó la inyección produjeron anticuerpos y células T que pueden combatir el virus.

medicina-coronavirus-medicamentos-vacuna
Mike McQuade

Este hallazgo es uno de los más prometedores desde que científicos y expertos de todo el mundo se unieron en una red de colaboración para encontrar cuanto antes la cura a la covid-19. Sin embargo, aún es muy pronto para ofrecer protección mundial.

 

¿Cómo funciona la vacuna covid-19?

Esta vacuna está compuesta genéticamente de un virus modificado que causa el resfriado común en los chimpancés. Este virus ha sido modificado en gran medida para no causar infecciones en las personas y también para hacerlo más parecido al nuevo coronavirus, de forma que el sistema inmunitario pueda aprender a atacarlo.

El enfoque de la vacuna está centrado en los anticuerpos, pero es necesario señalar que éstos son sólo una parte de la defensa inmune. Los anticuerpos funcionan como neutralizantes que desactivan el virus, pero las células T son otro elemento muy importante. Las células T son un tipo de glóbulo blanco que ayuda a que todo el sistema inmunitario de una persona se coordine. Esto permite que las células detecten cuáles han sido afectadas y deben ser destruidas y cuáles no.

salud-contaminacion-aire-coronavirus

En la vacuna covid-19 desarrollada, los niveles de células T alcanzaron su punto máximo 14 días después de aplicar la vacuna y los niveles de anticuerpos se elevaron alrededor de 28 días después de la inyección.

No obstante, el profesor Andrew Pollard, guía del grupo de investigación en Oxford, comentó que estos resultados no significan que la vacuna funcione al 100%, más bien ofrece protección, pero aún se analiza hasta qué nivel es funcional para la protección contra el nuevo coronavirus.

También en Ecoosfera: Los mitos y rumores que no debes creer sobre el coronavirus (según la OMS)

 

Efectos secundarios y seguridad

Por suerte, ninguno de los pacientes tuvo efectos secundarios peligrosos con la aplicación de la vacuna. Sin embargo, el 70% de los casos desarrolló fiebre y dolor de cabeza. La profesora Sarah Gilbert, colaboradora del estudio, indicó que todavía queda mucho trabajo por hacer antes de afirmar que la vacuna es segura para manejar la pandemia.

inyeccion-pruebas-vacuna-coronavirus

No obstante, los resultados apuntan hacia el camino correcto. Por ahora queda seguir la investigación hasta garantizar que la vacuna es lo suficientemente segura. La siguiente etapa contará con la participación de 10,000 personas y posiblemente se expanda a otros países con un nivel más alto de casos, con el fin de probar su efectividad.

Además, los expertos estiman que todavía faltan muchas etapas de pruebas antes de liberar por completo la vacuna al público en general. Por lo tanto, se planea que si todo sale conforme a lo planeado, será hasta el próximo año cuando esta vacuna comience a ser aplicable a gran escala.

 

Sigue leyendo: Coronavirus: la guerra de las farmacéuticas por la libertad o la privatización de los medicamentos