Viajar es sinónimo de disfrutar, pero también de responsabilidad. Si quieres convertirte en un turista comprometido con el medioambiente mientras recorres el mundo, hay ciertas opciones para reducir las emisiones de CO2 durante tus vacaciones.

Durante las vacaciones nuestro hogar queda atrás, pero nuestro compromiso por mantener el equilibrio del planeta nos sigue a todos lados. Tomar un descanso de la rutina no significa que las acciones para reducir la huella de carbono tengan que detenerse. Incluso, no basta con elegir un destino sustentable. Al contrario, viajar y controlar las emisiones son los grandes retos de los turistas.

Para que este viaje de ocio y relajación sea uno de los mejores para ti, tu familia y el planeta, será mejor que pongan atención a la siguiente lista. Estas recomendaciones para ir de vacaciones y reducir las emisiones de C02 son fáciles de aplicar, sólo necesitamos un poco de compromiso.

Así como nos gusta disfrutar de los increíbles paisajes naturales del planeta, seguramente el lugar que visites estará más que agradecido por tu compromiso por cuidar el medioambiente. Así que demos comienzo a la lista para convertirte en el turista más sustentable.

vacaciones-animales-naturaleza
John Warburton-Lee

 

Tips para ir de vacaciones de forma sostenible

Actividades para el viaje

Si aún te encuentras planeando tu viaje, intenta que las actividades que realices no impliquen un gasto de energía o tengan algún efecto nocivo en el medioambiente. Por ejemplo, caminar un rato por la playa, hacer ciclismo o kayak.

 

Antes de irte

Asegúrate de apagar y desconectar todos los electrodomésticos antes de partir a tu destino. Ahorrar energía es una de las acciones más claras para reducir emisiones mientras viajas. Por lo tanto, intenta que todo aquello que no es necesario se quede sin energía.

 

Apoya lo local

Entre guías y comida, siempre elige lo local. Las grandes empresas tienen bases bastante fuertes en los destinos turísticos y muchas veces esto pone en riesgo la estabilidad de los locales originarios. Cuando se trate de comer o elegir algún paseo, acércate a los locales y deja que te guíen a las opciones que mejor conocen.

 

Transporte

Si es posible transportarte por tierra, créenos que será una decisión más sustentable que cualquier otra. Caminar es la mejor elección, pero si las distancias son muy largas opta por trenes, bicicletas o algún transporte local.

 

Hablemos del hospedaje

Cuando llegamos a un lugar que no es nuestra casa, parece que nos gusta disfrutar un poco más de los servicios a nuestro alcance. Siempre que sea posible, elige un hospedaje que utilice energía renovable o que no implique tanto gasto.

Una vez en tu habitación, considera reutilizar las toallas o la ropa de cama si no están muy sucias. Cuida el agua caliente que consumes y apaga las luces que no utilices. En cada servicio al cuarto evita los plásticos, como los agitadores o popotes (pajitas).

Cuando se trate de algún buffet, calcula mejor tu comida para no desperdiciar alimentos. Y, si es posible, pregunta en tu hotel si hay algún tipo de política o actividad en torno a los residuos o el uso de energía.

 

Viajar es, sin duda, un momento especial para disfrutar y relajarse; olvidarse de los problemas y la rutina es nuestro principal objetivo. Pero no debemos olvidar que la emergencia climática es una problemática que se vive en todos lados y, sin importar el lugar en el que estemos, es fundamental no dejar de actuar.

 

Sigue leyendo: 5 actividades turísticas que deberás evitar en tus próximas vacaciones