Un reciente estudio ha desvelado un secreto inesperado, el Universo y las redes neuronales del cerebro humano funcionan de formas similares. Los dos sistemas completamente antípodas en tamaño, comparten características entre sus estructuras dinámicas de redes.

La investigación fue realizada por un equipo bidisciplinario italiano. El astrofísico Franco Vazza de la Universidad de Bolonia y el neurocirujano Alberto Feletti de la Universidad de Verona. Ambos investigadores estudiaron el sistema neuronal y el sistema galáctico desde una variedad de ángulos distintos. 

universo-cerebro-humano-funcionamiento-similar

Estudiaron a detalle factores como la morfología, estructura, capacidad de memoria y otras propiedades de ambos sistemas. El análisis cuantitativo reveló que procesos físicos muy distintos pueden crear estructuras sorprendentemente parecidas en niveles de complejidad y organización.

“Aunque las interacciones físicas relevantes en los dos sistemas anteriores son completamente diferentes, su observación a través de técnicas microscópicas y telescópicas ha capturado una morfología similar tentadora, hasta el punto de que a menudo se ha observado que la red cósmica y la red de neuronas se parecen”. 

También en Ecoosfera: Astrofísicos reconstruyen la ascendencia cósmica de la Vía Láctea

El cerebro como universo cósmico

Los investigadores analizaron la red neuronal del cerebro humano como un universo en sí mismo. En promedio el cosmos presente en nuestro cerebro contiene un aproximado de 69 mil millones de neuronas. Lo sorprendente es que el Universo observable, tiene una red cósmica de al menos 100 mil millones de galaxias. ¿Coincidencia?

Además, encontraron que los dos sistemas están organizados en redes bien definidas, con nodos interconectados a través de filamentos y cuya extensión típica es solo una pequeña fracción de su sistema anfitrión. Según Feletti, esto podría deberse a que ambas redes crecieron como resultado de principios físicos similares.

red neuronal cerebro humano universo
Sección del cerebro humano (izquierda) y una sección simulada del cosmos (derecha). Universidad de Bolonia.

El análisis de la composición de ambos sistemas, arrojó otra inesperada coincidencia en las cifras. Aproximadamente el 70% del cerebro está constituido por agua, mientras que el 77% del Universo está contenido por energía oscura. Sorprendentemente tanto el cerebro humano como el Universo, tienen una distribución del 75% de masa/energía cubierta por un material pasivo que impregna ambos sistemas y solo tiene un papel indirecto en su estructura interna.

Quizá después de todo, el cerebro humano no sea tan distinto del Universo y sus redes cósmicas galácticas. Sin duda, los resultados son inesperados y nos abren más preguntas sobre las similitudes a escala de ambos sistemas.

Sigue leyendo: El poder que tienen nuestras neuronas es mucho mayor de lo que creemos