El nacimiento de las nubes es un proceso muy interesante, donde convergen el ciclo del agua, la composición de la atmósfera y las condiciones meteorológicas. Ninguna nube es igual a otra, cada una es distinta, así como lo son los humanos. Pero existen patrones de formación que han posibilitado clasificar los tipos de nubes, algunos de ellos sorprenden por su efímera belleza. Y quizá las más imponentes son aquellas que descargan gran cantidad de precipitaciones de agua, pero más imponente todavía puede resultar la caída de hielo en picada a partir de ellas. Centenares de granizos caen sobre la tierra cuando las condiciones óptimas para ello lo posibilitan y aunque en su mayoría son inofensivos, hay otros casos donde el granizo puede resultar gigante como el que recientemente cayó en Australia.

Lluvia de granizo gigante en Australia

Australia es uno de los paraísos exóticos más emblemáticos del planeta, su composición geográfica y su clima, han ayudado a que se gesten ahí los seres más impresionantes que no se pueden ver en cualquier otra región del mundo. Pero su clima también es especial, como puede suscitarse un clima cálido, como también pueden precipitarse grandes tormentas. Recientemente 18 núcleos de tormenta golpearon la costa noreste del país, afectando principalmente ciudades como Mackay y Darling Downs.

granizo gigante Australia

Pero el daño mayor se originó en Yalboroo ubicada al noreste de Australia, donde llovió granizo gigante. Los diámetros de las esferas sólidas de agua congelada alcanzaron incluso medidas superiores a los 10 centímetros. Una de estas enormes rocas de hielo rompió el récord nacional, según la Agencia Meteorológica de Australia (BOM). El granizo de tamaño colosal arrojó una medida de 16 centímetros de diámetro, el más grande jamás visto en Australia, aunque no en todo el mundo. El récord anterior era de 14 centímetros de diámetro.

¿Por qué se genera el granizo gigante?

Según los cálculos de la BOM, la roca gigante de hielo debió precipitarse a una velocidad de más de 100 kilómetros por hora. Una velocidad peligrosa cuando se trata de objetos que caen desde el cielo directo hacia la superficie. Los daños se hicieron evidentes cuando el techo de un centro comercial colapsó luego del constante golpeteo del granizo gigante. El edificio tuvo que ser evacuado, sin embargo, no se reportaron lesionados.

granizo gigante Australia
Twitter

La Agencia Meteorológica también explicó que el paso de una vanguardia en niveles medios de la atmósfera, junto con el paso de vientos más fríos y secos provenientes del sur, con el aire cálido y húmedo que llega desde el océano, ocasionaron la llovizna de granizos gigantes. Una convergencia de todas las condiciones óptimas para el nacimiento de las rocas de hielo, finalmente hizo caer la tormenta sobre Australia.

Se espera que en los próximos días las tormentas continúen su paso por aquella nación, aunque con menor ímpetu que las anteriores. De todas formas, las autoridades han alertado a la población ante cualquier percance. En ocasiones cuando la naturaleza muestra su tempestad, el hombre no puede actuar ante tal fuerza y sólo le queda resguardarse para mirar la belleza indómita de la Madre Tierra.