Mirar el cielo y sus estrellas es simplemente encantador. Para el ser humano explorar los rincones infinitos del espacio es un fetiche, y esta vez encontramos algo encantador. La Tierra y Marte tendrán un íntimo encuentro después de varios años, y aquí te contamos los detalles para que no los pierdas de vista.

En 2003 Marte estaba en su punto más cercano a la Tierra. Después de ese acercamiento, al planeta rojo le costó unos cuantos años volver a acercarse al globo azul. Por suerte, ahora tendremos otra oportunidad de mirar al gigante rojo.

marte-tierra-oposicion-octubre-2020

Esta vez será el 6 de octubre a las 14:00 hrs UTC cuando la Tierra y Marte se unirán. El planeta rojo estará a una distancia de 62,07 millones de kilómetros. Asimismo, el día 13 de octubre Marte tendrá otro acercamiento al planeta azul. Este acercamiento comenzará a las 23:00 hrs UTC y marcará el último recorrido cercano del planeta rojo. 

Debido a que las órbitas de ambos planetas suelen ser algo elípticas, es difícil que los gigantes cósmicos se encuentren en el camino. Sin embargo, esta es una oportunidad única para observar a Marte en el horizonte. Después de este encuentro será hasta septiembre de 2035 cuando el planeta rojo se vuelva a acercar, y no se sabe con seguridad qué tan cerca estará.

marte-tierra-acercamiento-universo-cosmos
NASA

También en Ecoosfera: Calendario astronómico de octubre: entérate de los eventos cósmicos que no puedes perderte

 

¿Cómo ubicar a Marte en el cielo de la Tierra?

Si el clima permite su avistamiento, el planeta rojo estará resplandeciente como una estrella cada noche a partir del 6 de octubre y durante toda la semana. Marte dominará la noche y regalará un espectáculo único. Por fortuna, el brillo del planeta será mucho más potente que el de la luna. Por lo tanto, no habrá ningún problema para localizar a Marte en el cielo.

cosmos-tierra-universo-marte-oposicion

El planeta estará en su punto más brillante durante 2020 y el mes de octubre será ideal para admirarlo en la lejanía del horizonte. Lo mejor de todo es que el planeta será visible desde cualquier punto de la Tierra. Basta con que encuentres un punto con bastante oscuridad y una buena vista para admirar su paso lento cerca de nuestro planeta.

Diferenciados por sincronía pero unidos por la magia del universo, la Tierra y Marte se abrazan en un inusual evento de los cielos. Brindando una energía doble, los seres de este planeta tendremos la fortuna de ser eclipsados por el rojo brillante y, más que en cualquier otro momento, disfrutaremos de su presencia inhóspita.

 

Sigue leyendo: El misterioso dragón de los cañones de Melas Chasma en Marte