Descubren nueva y diminuta especie de tiburón en el golfo de México

Este pequeño y simpático tiburón mide apenas 14 centímetros y habita en las aguas profundas del golfo de México.

Resulta ligeramente paradójico que ni siquiera podamos jactarnos de conocer todas las especies que habitan este planeta y, en cambio, sí de haber provocado la extinción de miles de ellas. En todo caso, esto nos remite a la majestuosa riqueza de la naturaleza, cualidad que, por cierto, deberíamos celebrar y no destruir.

Investigadores de la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos) descubrieron en 2010 lo que parece ser una nueva especie de tiburón. El descubrimiento se anunció 5 años después, en 2015, y apenas ahora se hizo oficial que estamos ante una especie desconocida.

Se trata de un tiburón “de bolsillo”, como le han llamado los investigadores debido a sus pequeñas dimensiones: mide apenas 14 centímetros de largo y su extraña apariencia tiene algo simplemente adorable. El “nuevo” integrante de la familia planetaria ha sido nombrado Mollisquama mississippiensis.

tiburon-miniatura-nueva-especie 

Por su color oscuro, los científicos deducen que debe de habitar en las aguas profundas, entre 200 y 1,000 metros bajo la superficie marina, y como dicen sus descubridores, su existencia es un recordatorio de lo poco que aún sabemos sobre las profundidades del mar.

Ojalá tengamos tiempo para seguir descubriendo la miríada de especies y tesoros que la naturaleza tiene para nosotros, en lugar de continuar con su depredación obsesiva. 



Los tiburones prefieren escuchar jazz que música clásica

Los tiburones tienen gustos musicales exquisitos cuando se trata de ambientar la cena…

Los tiburones prefieren el jazz a la música clásica. Un estudio reciente concluyó que la especie Port Jackson puede ser entrenada para identificar el género jazz con un incentivo alimenticio.

En el diario Animal Cognition, los investigadores publicaron que, aunque los tiburones no pueden diferenciar inmediatamente entre géneros musicales, había una mejor respuesta cuando sonaba jazz que cuando sonaba música clásica.

tiburones tim-marshall-82948-unsplashlos-tiburones-prefieren-el-jazz
Tim Marshall

Para el estudio, tocaron jazz a través de altavoces en un extremo de un tanque y enseñaron a los tiburones Port Jackson a ir a una estación de alimentación para obtener una recompensa.

De los ocho tiburones entrenados, cinco parecían haber aprendido a identificar los ritmos de boogie, afirma el editor de Big Think, Ned Dymoke.

El ritmo impredecible del jazz en realidad hace que sea la música perfecta para los tiburones, quienes comenzaron a asociar la música con la comida e incluso desarrollaron un ‘gusto’ por ese género a medida que avanzaba la prueba.

 

Los tiburones y las ondas sonoras

Esto es porque las ondas sonoras pueden viajar hasta cuatro veces más rápido en el agua que en el aire, y los peces a menudo las usan para buscar comida, localizar escondites y comunicarse con otros peces, según National Geographic.

tiburones patrick-brinksma-456563-unsplashlos-tiburones-prefieren-el-jazz
Patrick Brinksma

Cuando las presas moribundas se retuercen en el agua, emiten una especie de zumbido de baja frecuencia que atrae a los depredadores más grandes al área.

El zumbido consiste en pulsos rápidos que atraen a los tiburones, y esta misma frecuencia se encuentra en el jazz.

De hecho, en un estudio del 2015 se encontró que a los tiburones les gusta el heavy metal por las mismas razones que les agrada el jazz. Es impredecible por diseño y, en gran parte, no repetitivo.

tiburones marco-del-borrello-28383-unsplashlos-tiburones-prefieren-el-jazz
Marco del Borrello via Unsplash

Aunque tal vez no veremos a los tiburones alinear las aletas al ritmo de jazz y fumar cigarrillos en cómodas sillas de cuero, bebiendo cócteles y escuchando a Charlie Parker, este es un primer paso para seguir conociendo a esta especie que ha sido víctima de múltiples estigmas.



Las 10 nuevas especies descubiertas en el 2018

Estos descubrimientos corroboran que la vida en el planeta sigue siendo el elemento crucial y primigenio, y quizá nada pueda contra ella.

Podríamos pensar que ya lo hemos visto y descubierto todo. Pero aún existe mucho mundo: el planeta es territorio indómito de misterios, quizá infinitos, que hacen de cualquiera un aventurero en potencia, capaz de revelar cosas hasta ahora desconocidas.

Y aunque sabemos que la extinción animal es un grave problema y que cada día podría ser el último para muchas especies, lo cierto es que no todo es muerte. La vida es el elemento que caracteriza a nuestro planeta, y así lo demuestra el hecho de que nuevas especies son descubiertas cada año.

Nuestro planeta es hogar de 8.7 millones de especies,

de las cuales sólo se ha catalogado un 15%.

Las nuevas especies descubiertas en 2018

Aún estamos muy lejos de conocer el planeta en su totalidad: tal es la magnitud de la biodiversidad en él. Sólo conocemos un 10% de las formas de vida en ese otro mundo que son los océanos y sus profundidades, mientras que del “reino fungi” sólo se conoce un 7%.

Y de hecho, miles de nuevas especies son descubiertas cada año: entre 15 mil y 18 mil.

Pero no estamos siquiera cercanos a tener un total conocimiento de la biodiversidad. Eso nos hace sentir, quizá, tan insignificantes como afortunados, pues el planeta tiene aún mucho que dar de sí (y nosotros, mucho que aprender de él).

La Environmental Science and Forestry es la institución encargada de estas pesquisas, que son por demás extravagantes: a veces se descubren nuevas especies a partir de especímenes encontrados en colecciones antiguas de museos, aunque también existen los aventureros que hacen nuevos hallazgos directamente en las profundidades de la selva. Incluso se han encontrado nuevas especies en las ciudades, como una rana que fue descubierta en Nueva York.

Esta organización da a conocer los nuevos descubrimientos que hace cada año, realizando complementariamente una lista de las 10 nuevas especies más sorprendentes.

Esta es la lista de las nuevas especies descubiertas en el 2018

Un protista sin linaje: Ancoracysta twista

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

Los protistas son un reino en sí mismo, que suele encontrarse en hábitats acuáticos o húmedos. Este, en especial, no encaja con ninguno de los grupos encontrados previamente por los científicos.

 

Un árbol solitario: Dinizia jueirana-facao

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

Este árbol de hermoso tronco y gran altura (mide hasta 40m) vive en el prístino bosque atlántico, una formación neotropical que pasa por Brasil, Paraguay y Argentina. Sólo se ha encontrado este árbol en la Reserva Natural Vale en el norte de Espirito Santo, Brasil y, hasta el momento, se sabe que existen 25 especímenes.

 

Un anfípodo de mares fríos: Epimeria quasimodo

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

Este anfípodo, que semeja mucho una langosta, fue nombrado en honor al personaje de Víctor Hugo, Cuasimodo, por la manera en la que se enrosca. Su peculiar hábitat es el océano Ártico.

 

Un escarabajo auto-stop: Nymphister kronaueri

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

Este escarabajo fue encontrado en Costa Rica, viviendo entre hormigas nómadas. Éstas llevan a los escarabajos (quienes aprovechan los largos viajes que hacen las hormigas) a manera de mochilas. De hecho, quizá por dicha cuestión, los escarabajos son del mismo color que el tronco de las hormigas.

 

Un nuevo orangután indonesio: el de Tapanuli

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

Los científicos descubrieron una población aislada de orangutanes en el límite sur de Sumatra, en Indonesia, distintos de las dos especies hasta ahora conocidas que habitan dicho territorio.

 

El pez de las profundidades: pez baboso de Swire

Como demuestra su foto, este pez vive a tal profundidad en el océano Pacífico que sólo se le puede observar con infrarrojo en su hábitat. Fue capturado a profundidades de casi 8 mil metros; casi el límite en el que un pez puede vivir, que es de 8,200m.

 

Un “cerezo” heterótrofo: Sciaphila sugimori

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

La flora en Japón no sólo es preciosa, sino bastante bien conocida. Por eso, este hallazgo en la isla Ishigaki es excitante. Se trata de una flor cuya nutrición no es por fotosíntesis sino mediante el proceso conocidmo como heterótrofo, lo que quiere decir que obtiene sus necesidades alimenticias a partir de otros organismos, en este caso un hongo, al cual no daña en el proceso.

 

La bacteria volcánica: Thiolava veneris

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

Algunas especies surgen de coyunturas naturales. Esta bacteria fue encontrada en el 2014, 3 años después de que el volcán submarino Tagoro hiciera erupción en la costa El Hierro, en las Islas Canarias. Pero fue estudiada hasta que pudo ser categorizada, en este 2018, como una nueva especie, debido a sus características metabólicas únicas.

 

El marsupial perdido: Wakaleo schouteni

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

Existía en Australia, hace 23 millones de años, un marsupial león, de un tamaño comparable al de un perro mediano pero con una agilidad de gato que le permitía vivir parte de su tiempo entre las ramas. Apenas fue descubierto, gracias a los fósiles de la World Heritage Area en Queensland.

 

El escarabajo de las cavernas chinas: Xuedytes bellus

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

Este peculiar escarabajo no sólo vive en cuevas sino que tiene un cuerpo delgado, más similar al de una hormiga. Fue descubierto en una cueva en Du’an, en la provincia china de Guangxi. En los últimos tiempos, en China han sido descubiertas 130 especies de escarabajos.

 

* Ilustración: John Beckley